Afirmó Pajín que con su familia, el sistema de Vigilancia Epidemiológica "no funcionó"

Afirmó Pajín que con su familia, el sistema  de Vigilancia Epidemiológica "no funcionó"

Su crítica tuvo un fin constructivo. Lo dejó en claro apenas se sentó en su banca para referirse puntualmente a una Comunicación presentada por los bloques de la oposición, argumentada instantes antes por la concejal Mónica Llarena (Cumplir) en la sesión ordinaria del deliberativo y dirigida al Departamento Ejecutivo para que informe sobre las modalidades y protocolos específicos, las tareas de control y vigilancia para el seguimiento de la cuarentena y aislamiento obligatorio y en qué personas recae tal obligación aludiendo específicamente al Covid-19.

La concejal María Angélica Pajín (Unidad Ciudadana) atravesó, junto a demás integrantes de su familia, por el período de aislamiento social, preventivo y obligatorio luego de que a su hijo, quien acababa de regresar de Perú, se le diagnosticó la enfermedad, de la cual se recuperó en forma favorable en Mar del Plata.

A partir de la experiencia que vivió ("Es un padecimiento que no se lo deseo a nadie", afirmó) es que consideró que existen errores y que los mismos "se pueden salvar", aludiendo puntualmente al seguimiento que se hace de quienes cumplen con el aislamiento.

"En el caso de nuestra familia, el sistema de Vigilancia Epidemiológica Territorial no funcionó. Me llamaron cuando estaba terminando el aislamiento. Nuestra familia no había tenido contacto estrecho con el caso Covid-19. Incluso los voluntarios de la VETe no tenían en cuenta la diferencia entre contacto estrecho y cercano. No estaban capacitados para hablar con las personas aisladas", expresó.

FALTA DE CONTENCIOÓN

También dejó en claro que la habían llamado a ella, que nunca tuvo contacto ni con su hijo ni con el amigo, ambos contagiados. "Yo me autoaislé porque mi marido había tenido contacto cercano, no estrecho, con el amigo de mi hijo. Y me llamaron a mí antes que a mi marido porque conocían a la concejal Pajín. Puede haber errores dentro del Comité y dentro de la VETe pero se pueden salvar porque somos humanos. Esto es nuevo para todos. El virus no tiene clase social, partido político ni sexo. Nos salvamos entre todos. Y debemos hacerlos ver esos errores para solucionarlos. Sabemos que hay gente aislada que no recibió ningún tipo de asistencia. Nosotros, como familia, la única contención que tuvimos fue desde Mar del Plata, desde donde me llamaban todos los días. Quiero saber si el Comité hace ese tipo de contención en Balcarce. No es fácil. No le deseo esto a nadie. Esa contención es importante pero no sabemos si se la lleva a cabo", explicó detalladamente.

En definitiva, Pajín consideró necesario rever el funcionamiento del Comité de Enfermedades Respiratorias porque no puede detectar el nexo epidemiológico en los enfermos. "No es una crítica destructiva sino constructiva para quienes deban padecer este aislamiento…Ni siquiera tuve el acompañamiento del director del Hospital (Antonio Dojas), a quien yo le informé de la situación", subrayó al tiempo que valoró el trabajo de los voluntarios si bien recomendó que es primordial que se los capacite.

Antes de la votación del proyecto, que se aprobó de manera unánime, el concejal Sebastián Pinilla propuso que la Comisión de Salud invite a los responsables de llevar a cabo los mencionados controles y seguimientos para explicar cómo es el trabajo.