Un corso terminó con 4 apuñalados, corridas y disturbios en Pueblo Nuevo

Un corso terminó con 4 apuñalados, corridas y disturbios en Pueblo Nuevo

Lo que era una fiesta vecinal terminó en una verdadera batalla campal con gritos, corridas, piedras y botellas volando por el aire, agresiones con arma blanca y heridos, uno de ellos de consideración por lo que permanece internado en terapia intensiva en el Hospital Municipal Subzonal.

Según se informó, la Sociedad de Fomento Pueblo Nuevo organizó el corso en el mencionado barrio con la participación de murgas y comparsas. Si bien no se había comunicado oficialmente esta realización a la Municipalidad, la Policía de oficio desplegó a cuatro uniformados para efectuar tareas de prevención, sumado al apoyo de los móviles de la cuadrícula.

En los primeros minutos de ayer, la rivalidad entre dos grupos antagónicos, según reveló el comisario mayor (RA) Martín Luna, coordinador de Seguridad Municipal, dio paso a hechos de violencia. Agresiones físicas, corridas, piedrazos, botellazos y gritos se adueñaron de lo que hasta ese momento era una fiesta.

Fue entonces cuando tomó intervención la Policía, utilizando munición antimotines para dispersar a los violentos. Posteriormente se estableció que al menos cinco personas habían sufrido lesiones de distinta consideración -cuatro de ellas heridas cortantes producidas por un arma blanca- por lo que se las trasladó de inmediato en ambulancia al Hospital Municipal Subzonal.

El parte policial oficial indicó que un menor de 16 años resultó con una lesión en el cuero cabelludo producto de un golpe producido por un objeto contundente; otro de 18 años recibió una herida cortante en el abdomen; otro de 27, en el dorso derecho, y un cuarto, de 23, en la región toráxica. El más grave resultó ser el sujeto de 27 años quien sufrió un neumotórax producto de un profundo puntazo por lo que fue intervenido quirúrgicamente y se recupera en la sala de terapia intensiva.

También se señaló que el autor de las agresiones con un arma blanca, que cuenta con frondoso prontuario, ya fue identificado. Por otra parte, un móvil policial sufrió daños menores.

Tras los violentos sucesos, en el barrio se dispuso una guardia preventiva a cargo de un grupo especial del GAD proveniente de Mar del Plata.

Asimismo, Luna reveló que una agente policial fue amenazada por un individuo que portaba un machete. "Fue una situación complicada para las familias que disfrutaban del corso. Un grupo de inadaptados arruinó la fiesta. Es muy angustiante todo esto", subrayó.