Fabián Bianchini (tenis de mesa): "Estaban muy ansiosos de volver a tener contacto con la mesa"

Fabián Bianchini (tenis de mesa): "Estaban muy ansiosos  de volver a tener contacto con la mesa"

El Tenis de Mesa es un deporte que garantiza (por sí mismo) la distancia social recomendada por los organismos oficiales de salud y gubernamentales, en el marco de la pandemia Covid-19 declarada por la OMS y la vigencia, en Argentina, del DNU N°297/20 que establece el aislamiento social preventivo y obligatorio desde el 20 de marzo de 2020. Por las características que reúne, esta disciplina es caracterizada como de 'bajo riesgo' ya que los jugadores no tienen ningún tipo de contacto entre ellos y tienen una mesa de por medio que los separa.

A medida de que la ciudad no ha tenido casos positivos de Covid-19, distintos deportes fueron reabriendo sus puertas y volviendo lentamente a tener actividad, entre ellos el tenis de mesa. El entrenador Fabián Bianchini, cambió las clases virtuales por las presenciales pero con un estricto protocolo de seguridad, para cuidarse entre todos.

Bianchini dialogó con El Diario acerca de cómo fue volver a los entrenamientos, el estado de sus alumnos y de cómo es adaptarse al protocolo de seguridad. Además contó que todo esto está siendo un desafío tanto personal como profesional.

"Fue una alegría muy grande volver a verles la cara de felicidad a los chicos, poder compartir este momento fuer muy lindo, a pesar de que por las plataformas digitales lo veniamos haciendo, pero no era lo mismo. Comencé con un grupo de 10 chicos, a varios hacía mucho que no los veía, así que tenemos mucha alegría y también ansiedad por retornar a las mesas y la actividad física", resaltó el profesor del Club Amigos Unidos sobre cómo fue la vuelta a los entrenamientos. Los mismos son dictados los días miércoles de 16 a 18, siendo una prueba piloto para ver cómo los chicos se adaptan al protocolo y a la nueva forma de trabajo.

El objetivo que tiene el entrenador es que cuando se alargue el "toque de queda", que en estos momentos es hasta las 18, pueda extender el horario para incorporar a los alumnos que quedaron afuera del grupo de 10 e ingresar a todos aquellos que deseen jugar tenis de mesa.

"Muchos de ellos me pedían regresar, porque estaban muy ansiosos de volver a tener contacto con la mesa, sobre todo los que están compitiendo a nivel Federados. Pero lo primero que me decían era que se habían olvidado de la empuñadura, que le erraban a la pelota, sobre los ángulos, la posición en la mesa y lo que más me llamó la atención, es que nosotros nos caracterizamos por ser un grupo muy unido, compacto y amigable y se extrañaban entre ellos, por eso lo que más querían era verse aunque sea a la distancia y compartir este momento", afirmó.

Bianchini hace unos 45 días que presentó el protocolo de seguridad ante las autoridades, antes de que surgiera el primer caso en la ciudad, el cual fue aprobado y contaba con la habilitación, pero con una persona contagiada de Coronavirus decidió no reabrir las instalaciones. A las semanas, volvió a recibir el llamado dese la Subsecretaría de Deporte y Recreación donde "me dijeron que podía volver y acá estamos. Estoy muy contento porque veo que los chicos se adaptaron muy bien al protocolo, inclusive ellos son más precavidos de lo que yo pensaba, así que yo solo les repito todo los días lo que ya saben".

ENTRENAMIENTOS

Al volver a los entrenamientos presenciales luego de estar más de noventa días parados en sus casas, los jugadores se encontraron con distintos obstáculos que ha generado está inactividad. En consecuencia, Bianchini enfoca los entrenamientos en base a lo recreativo y la diversión, dejando de lado lo competitivo ya que hay muy pocas posibilidades de que los torneos puedan disputarse este año.

"Lo principal acá es la parte física, en las reuniones de Zoom y en los entrenamientos físicos que hicimos durante casi noventa días yo trataba de que los chicos dos veces a la semana hagan 45 minutos de entrenamiento físico, porque es donde más se pierde, además de la parte motriz y la coordinación, entonces ahí está el gran problema. Lo que es técnico y mesa se recupera rápido, quizás en dos semanas el jugador ya empieza a tener esos reflejos y los ángulos de la mesa rápidamente al igual que los golpes de la paleta. Pero lo más preocupante es la parte de la coordinación porque una vez que se pierde y el jugador se queda quieto el cuerpo se endurece. Este es un deporte que requiere de mucha coordinación y un gran porcentaje pasa por ella y si se pierde eso, va a llevar mucho tiempo recuperarlo.

Tenemos el caso de uno de los chicos que no ejercitó tanto la parte física durante este tiempo y perdió bastante la motricidad, por eso creo que es un poco volver para atrás. No entrar tanto de golpe en la mesa porque el chico empieza a errar y se empieza a frustrar y cuando sentís que al otro le va bien en todas las pelotas y a vos no, es ahí donde empieza a trabajar también la parte emocional-mental. Lo ideal es volver un poco para atrás, arrancar un poco con la parte física y la coordinación. Nosotros lo que estamos haciendo ahora en los primeros 15 minutos de los entrenamientos son ejercicios apuntando a eso y después comenzamos en la mesa", manifestó.

PLANEAMIENTO

«Como entrenador no es lo mismo planear un entrenamiento sabiendo que hay competencias a que no, dependiendo de los objetivos de cada uno de los jugadores y tampoco es lo mismo pensarlos en un contexto de pandemia mundial». Es por eso que el entrenador del Club Amigos Unidos los elabora pensando en el bienestar del jugador.

"A mi lo que me preocupa es que ellos estén bien y felices con lo que hacen. Ellos me pidieron volver, sino mi idea era no retomar con los entrenamientos presenciales, pero con las limitaciones que tengo dentro del protocolo de seguridad que fue aprobado por la Federación de Tenis de Mesa y el Municipio vamos haciendo este tipo de entrenamientos. Buscamos que el jugador se sienta cómodo y no pierda tanto. Hay que entender que ya perdimos aunque no queramos y estamos todos en el mismo nivel. Así que se trata de que ellos estén bien y que más o menos puedan mantener un estándar de nivel de juego y de a poquito ir metiéndonos en la parte recreativa y no tanto en lo competitivo, porque sabemos que las competencias no se van a desarrollar. Por eso, en la medida que se pueda, vamos a estimular los entrenamientos porque si uno se queda desaparece la motricidad, la coordinación, los golpes y es una lástima».

«Yo no quiero apurar la situación porque nadie conoce que hay detrás de toda esta pandemia, entonces uno puede estar seguro que aplicando y respetando el protocolo de seguridad no se van a producir contagios. Por suerte los padres y la familia de cada uno de los chicos saben cómo estamos trabajando ya que conocen el protocolo y ellos mismos me llamaron para que retomemos las clases».

«A esta altura yo creo que los padres están preocupados por la parte psicológica de los chicos, ya que hace mucho tiempo que están parados y ven que se desmotivan y la gran mayoría está frente a la pantalla y con mucha vida sedentaria", expresó.

DESAFÍO Y OBJETIVOS

"Para mi es un desafío todo esto ya que nunca me había tocado algo similar, pero tengo un incentivo muy grande desde la parte de ellos y es que están muy contentos con el trabajo que yo hago. Además es un desafío porque sabemos que les estamos haciendo un bien a los chicos, porque yo estoy completamente seguro que todo el tiempo que ellos pasan acá les cambia un poco su mirada de las cosas ya que volvieron a un espacio que les gusta mucho».

«El proyecto que yo tenía para este 2020 era tener todos los días tenis de mesa en la ciudad pero la pandemia me lo frenó y ahora es empezar otra vez de cero. Pero estoy seguro que todo esto va a mejorar y lo vamos a lograr porque para que estos chicos avancen realmente tienen que entrenar todos los días un mes y doble turno, pero también sé que somos unos afortunados de ser uno de los distritos que están habilitados para entrenar y eso es un gran avance", indicó Bianchini.