Una oportunidad, un casting y el protagonismo de una película

Una oportunidad, un casting y el protagonismo de una película

A Sebastián se lo nota como una persona sencilla y respetuosa. Él prefiere definirse como «cara rota» y así llegó a El Diario a la hora acordada. Con su cuaderno de apuntes como quien está en los detalles para no olvidar nada y quizás el nerviosismo de ser entrevistado.

Se sentó y comenzó la charla acerca de su inicio como actor y el estreno el jueves pasado, de una película en la cual participó, «Algo incorrecto» (2022), film que protagonizó junto a actores de renombre como Eleonora Wexler y César Bordón y que trata de un caso real sucedido en Mar del Plata, sobre un juez que abusaba de su propia hija y niñas de su edad.

Pero el relato en este punto debe ser cronológico, para lo que Sebastián comenzó a relatar cuándo surge en él la veta actoral.

«Me surgió de grande, a partir de los 41 años, ahora tengo 46 y arranqué teatro en «La Guarida», acá en Balcarce con Rodrigo Gosende. Más que nada, al principio era la intriga, yo soy muy cara rota y desde la primera clase me encantó. Rodrigo (Gosende) da las clases de forma dinámica, entretenida y ahora pienso ‘¿qué estaba haciendo que no iba a teatro?’  Hace 5 años ya que lo hago y en las clases me gusta mucho la parte de improvisación, porque te abre mucho la cabeza». 

La oportunidad

A raíz de las clases de teatro llegó una oportunidad que Sebastián, por poco, deja pasar «nunca me imaginé trabajar en una película, incluso diciéndolo ahora tampoco puedo creerlo, pero a través del grupo de WhatsApp de los compañeros de teatro, llegó un casting y me convenció mi mujer para mandar la foto y quedé preseleccionado. Me llamaron y fui al casting y la verdad que lo hice muy tranquilo, pensando que no iba a quedar y a la semana me mandan el mail para confirmarme que había sido seleccionado. Estaba con mi pareja y no me salían las palabras».

Dice Sebastián que el detrás de escena para quién le gustan las películas, desde el maquillaje, el arte, el vestuario, la caracterización, y el trato fue muy cuidado: «te hacen sentir que trabajás hace mucho en esto», agregó.

Bordón y Wexler

Sobre la experiencia de trabajar o compartir un momento con César Bordón y Eleonora Wexler, Sebastián, expresó «yo interpretaba el personaje de César Bordón, pero de joven, por eso no compartíamos escenas. Igualmente hubo un día en que coincidimos porque yo dejé de filmar a las 5 de la tarde y él entraba a esa hora. Me pude sacar una foto con él, los dos lookeados como el mismo personaje. Hablamos 5 minutos y es un tipo muy sencillo. Después pude verlo actuar un momento y hace esto como andar en bicicleta. 

Con Eleonora, ella se estaba maquillando y pude cruzar unas palabras y me preguntó cómo me había ido en el casting. El trato de igual a igual que tienen ellos, te hace sentir muy cómodo».

La película (el caso)

«Algo incorrecto», trata sobre un caso real de Mar del Plata. Al respecto, Sebastián, explicó «este caso sucede a finales de la década del ’70, un juez camarista en la época de los militares que abusaba de chiquitas de entre 8 y 12 años, a amigas de su hija, o de amigos que se juntaban en la playa o la quinta. Él tenía mucho poder, de amistades como políticos, abogados, en la Iglesia. De hecho hice un par de escenas con un cura. En esa época nadie se animó a denunciarlo, pero en 2004 se abre el caso y en el 2006 se cerró por la prescripción de los delitos.

La película retrata esto, desde la década del ’70 hasta el 2015, donde es escrachado en el Encuentro Nacional de Mujeres».

Composición del personaje

Para trabajar el personaje, Sebastián se contactó con su profesor «ahí empecé a leer lo que me había mandado la directora de la película para la interpretación del personaje y también arranqué a actuar con chicas jóvenes para ir entrado en esa caracterización. El poder hacerlo me hizo sentir más seguro. Después cuando era el momento de las improvisaciones, siempre hacía el mismo personaje, no de la persona que tenía que interpretar, pero sí con sus mismas características. El trabajo fue perfecto para lo que buscábamos».

En cuanto a la experiencia sobre la filmación, analizó «fue surreal, lo disfruté mucho y cuando entraba en cada escena tenía una tranquilidad que ni yo mismo podía creer. Estaba nervioso, pero me sentía cómodo, agregado a lo lindo de trabajar en lo que te gusta. Ahora quiero ir y verme en la pantalla».

Repercusiones

Cuenta Sebastián que su mamá, primas, su hermana, sus parientes de San Juan y Buenos Aires son «cholulos» y que algunos, aún no se han enterado que es protagonista de una película. «Me encanta compartir esto con la gente que quiero», manifestó.

Más castings

Por el momento, Sebastián dice que seguirá haciendo castings en la medida que pueda, ya que tiene a su familia y su trabajo ligado a nuestra ciudad. Aunque dejó una última anécdota: «en marzo de este año, hice de extra en una serie de Telefé y Paramount +. Era un policía y ahí tuve la oportunidad de estar con Violeta Urtizberea, Gastón Dalmau, Soledad Villamil, Candela Vetrano y compartir escenas con ellos».

Si bien puede ser el inicio de nuevas oportunidades, Sebastián dice que prefiere no hacerse la cabeza «sé que tengo una familia y un trabajo primero y si hay otro casting, buenísimo», concluyó.