Fue bendecida la ermita de la Virgen del Rosario a 30 años de su emplazamiento

Fue bendecida la ermita de la Virgen del Rosario a 30 años de su emplazamiento

Al arribar a sus primeras tres décadas desde su instalación en 1991 en un sector de la ruta entre San Agustín y Mechongué, fue bendecida la ermita con la imagen de la Virgen del Rosario de San Nicolás, acción que se cumplió con un acto que tuvo lugar con asistencia limitada debido a las razones de pandemia que son de público conocimiento. Comunidades religiosas, funcionarios y vecinos de ambas localidades se vieron representados en la ocasión.

PRESENTES Y ACTO

Estuvieron presentes en la ocasión el Padre David, de la Parroquia "Santa María", junto a miembros de la comunidad de la misma; integrantes de la parroquia "Sagrada Familia"; familiares del Diácono Abraham Delgado; la delegada sanagustinense Mariángeles Pietrantuono; la artista balcarceña María Inés Suárez; vecinos actuales y exresidentes de ambas localidades y pobladores del área rural de esa zona.

En el marco del programa que se cumplió allí, se produjo la bendición de la imagen de la Virgen del Rosario de San Nicolás y de San Expedito, esta última donada por una exhabitante de San Agustín.

Se llevó a cabo como conmemoración del trigésimo aniversario de la edificación de la ermita, por lo cual también sobrevino el relato de una reseña histórica, la lectura del Evangelio, con homilía y canto de despedida, en el marco de un sencillo pero sentido homenaje.

Y seguramente en las oraciones particulares puestas de manifiesto por los creyentes, habrá existido más de una coincidencia en el pedido para que este virus que azota el mundo sea erradicado lo más rápidamente posible.

DIÁLOGO Y ACCIONES

Una vez concluida oficialmente la propuesta, la mayoría de los presentes entablaron un breve diálogo recordando distintas épocas, las visitas realizadas al lugar y las modificaciones llevadas a cabo en el mismo con el paso de los años, entre otros temas. Siempre dentro de lo permitido por el protocolo vigente a consecuencia del Covid-19.

Como síntesis además de lo manifestado, se acordó trabajar en vista del trazado y cumplimiento de nuevos y cercanos objetivos, citándose en ese caso la próxima colocación de un cartel indicador y varillas con cintas iluminadoras, para quienes allí pasen en horario nocturno.

Por otra parte, se fijó dar curso a una caminata y bicicleteada establecida para el 25 de septiembre, cuyos participantes partirán al mismo tiempo desde San Agustín y Mechongué para confluir luego en la ermita de la Virgen del Rosario de San Nicolás.

ALGO DE HISTORIA

La historia cuenta que hace 30 años, el Padre Germán Lips, referente de la iglesia "Sagrada Familia" de San Agustín, propuso construir a mitad del recorrido entre este pueblo con Mechongué una ermita con la imagen de la Virgen del Rosario de San Nicolás.

Ni siquiera la actual ruta estaba asfaltada. Pero su idea tomó valor, con la puesta en marcha solidaria de familias de ambos pueblos y con la firme iniciativa de propagar la virginidad de María como dogma de fe, finalmente se logró lo anhelado.

Cabe destacar también que posteriormente a la desaparición física del religioso de origen alemán, continuaron esa obra por varios años su colega Bernardo Flores y el Diácono Abraham Delgado.

Tiempo atrás, al ser consultada Natalia Alfageme en su rol de integrante de un grupo que se ocupa del mantenimiento y cuidado del lugar donde se encuentra la imagen, dijo que "todas son la Santísima Virgen María, madre de Jesús, pero se evocan según su aparición y circunstancia. En este caso es la Virgen del Rosario de San Nicolás. El Padre Germán siempre elegía vírgenes criollas para su aceptación y para que la fe sea más fácil de difundir. Y lo hizo en ese lugar con la intención de hermanar a los dos pueblos, unirlos en la fe y ampararlos en la Santa Madre".

Durante un largo tiempo, todos los 25 de septiembre que es el "Día de la Festividad de la Virgen", partían peregrinaciones tanto de San Agustín como de Mechongué para encontrarse precisamente en la ermita ubicada a mitad de camino entre un lugar y otro. Este año la intención es volver a realizarlas, aunque todo dependerá de las condiciones climáticas de esa jornada y sanitarias a nivel general.