Un amanecer a puro ruido y euforia

Un amanecer a puro ruido y euforia

El festejo por comenzar el último año ya es una tradición entre los alumnos del nivel secundario. Se trata del denominado Ultimo Primer Día (UPD), en el que los estudiantes, con remeras alusivas, e incluso hasta algún disfraz también, banderas que identifican al curso y la escuela, maquillajes artísticos, bombos, elementos de percusión y bengalas de colores, dan rienda suelta a su alegría.

El festejo se inició anteanoche. Los jóvenes se juntaron para festejar primero en una "previa" y posteriormente en la confitería bailable de avenida Gonzales Chaves entre 3 y 5, para finalmente al amanecer desplazarse en caravana hasta el colegio al que asisten.

Para evitar que el festejo se desnaturalice, en las últimas semanas se sucedieron reuniones entre funcionarios municipales, autoridades educativas, concejales y los propios padres. Todos juntos buscaron alternativas no prohibitivas a la celebración, haciendo hincapié en evitar el excesivo consumo de alcohol. De esa manera todo se desarrolló con normalidad.

El buen comportamiento de los estudiantes fue resaltado por quienes los acompañaron, desde el inicio de las "previas" hasta su arribo a cada sede escolar, lo que ocurrió pasadas las 7 en medio de un clima de alegría, euforia y ruido.

BALANCE

Posteriormente, minutos después de las 8, en la "Sala de los Intendentes" del Palacio Municipal se reunieron el secretario de Gobierno, Ricardo Stoppani; el titular del Concejo Deliberante, Leandro Spinelli; el coordinador en Seguridad, Martín Luna; el director de Movilidad y Control Urbano, Lucas Quiñones; el responsable de Inspección, Mauricio Aguilar; el jefe de la Estación de Policía Comunal, comisario inspector Ariel Contreras; el jefe de la Sub DDI, subcomisario Maximiliano Blanco Río, y el presidente de la Comisión de Seguridad, concejal Sebastián Pinilla, entre otros, para realizar un análisis del operativo puesto en marcha para evitar desmanes y hechos de violencia como los que se habían vivido años atrás.

Los participantes coincidieron en destacar el comportamiento de los más de 600 estudiantes que celebraron el UPD. "Hemos logrado el objetivo que nos propusimos que era que todo el festejo se desarrolle en paz, como debe ser. Vale destacar el compromiso que asumieron los padres colaborando en todo momento", indicó el funcionario.