"Tengo que agradecer que no quedé paralítico"

 "Tengo que agradecer que no quedé paralítico"

Un adolescente de 17 años y su padrastro se encuentran acusados de haber lesionado gravemente a un efectivo policial, que acudió a un domicilio particular en horas de la madrugada donde una persona se quiso quitar la vida.

El hecho, como informó El Diario, se produjo en una casa de calles 44 bis y 35. A lugar arribaron los oficiales Claudio Agustín Cabrelli y Hugo Alberto Lugo. Se encontraron con una persona que estaba en el suelo, desvanecida, que había querido poner fin a su existencia ahorcándose.

El oficial Cabrelli inició las maniobras de RCP (reanimación cardiopulmonar) a la víctima, que volvió en sí aunque de manera agresiva. Fue entonces cuando un adolescente de 17 años y su padrastro ingresan a la habitación y comienzan a golpear al uniformado entendiendo que el suicida iba a ser detenido --minutos antes había existido un llamado telefónico de la misma vivienda debido a la existencia de un problema de índole amoroso-.

Cabrelli, dictaminaron luego los médicos que lo atendieron en el Hospital Municipal Subzonal, sufrió fractura de dos vértebras y contusiones y su compañero Lugo resultó con contusiones varias y un desgarro muscular en una pierna.

El doctor Martínez Soto, del Departamento Judicial de Mar del Plata, caratuló el caso como "Lesiones graves".

Cabrelli: "No lo puedo creer"

La recuperación del oficial Cabrelli se prolongará por varias semanas. "Pasaron varios días y no puedo creer que esté pasando por esto. Anímicamente y físicamente estoy partido al medio. Las lesiones van a tardar meses en sanar, me dijo el traumatólogo que me atiende", expresó el agente.

Esta situación, reveló Cabrelli, lo perjudica laboralmente porque no podrá realizar un curso de subayudante al cual fue convocado y además es árbitro de fútbol.

No obstante, lo más grave, afirmó es "tener que pensar que podría haber sido. Tengo quÉ agradecer que no quedé paralítico. O que estoy vivo. Increíble".

Visita

En las últimas horas, el oficial Cabrelli recibió la visita en su domicilio particular del comisario inspector Ariel Contreras, acompañado por el coordinador de Seguridad municipal, comisario mayor (RA), Martín Luna. Ambos se interiorizaron de su estado de salud.

En tanto, Cabrelli les agradeció públicamente el interés y la preocupación demostradas en todo momento por ambos y el resto de sus compañeros de trabajo.