Qué dice el protocolo para que se permita la reapertura de los gimnasios

Qué dice el protocolo para que se permita la reapertura de los gimnasios

Un grupo de profesionales de educación física elaboró y presentó un protocolo de seguridad al secretario de Gobierno, Ricardo Stoppani, para poder reabrir los gimnasios para de esa manera poder paliar la difícil situación económica que está atravesando este rubro comercial. La inactividad de este sector se remonta a poco más de cincuenta días.

En el comunicado, según pudo conocer El Diario, se señaló que "solo algunos pudieron acceder a clases virtuales aunque muchos de los alumnos no cuentan con las herramientas necesarias. Además, esto no alcanza a suplir la necesidad de los gastos que implica sostener un negocio".

Piletas climatizadas, instituciones de pilates y gimnasios integran uno de los sectores más golpeados por la crisis. Los gastos de alquiler, el pago de servicios y tasas municipales y los sueldos de los empleados provocaron que muchos "entreguen las llaves de los locales para no continuar" mientras que otros están "lamentando prescindir de sus empleados con la tristeza que eso conlleva".

El protocolo

El contenido del protocolo elaborado es el siguiente:

- Organización de turnos de determinadas personas según los metros cuadrados del gimnasio, Es decir, deben respetar el factor de ocupación, 12 m2 por persona.

- Se realizará la higiene de pisos, baños, manijas, mostrador, aparatos, elementos de musculación, colchonetas y demás con solución de agua con lavandina o clorada, antes de iniciar cada turno.

- Durante cada turno se reforzará la limpieza de baños y picaportes, para evitar posibles focos de contagio.

- Al ingresar al gimnasio lo primero que debe realizar el alumno es lavarse las manos y colocarse guantes. Los mismos se colocarán una vez que se encuentren dentro de las instalaciones.

- Se diseñarán clases donde los alumnos no roten entre los diferentes puestos de ejercitación, es decir organizar puestos de ejercitación separados uno de otros 2 metros donde cada alumno cuente con ciertos elementos que no pasen de una persona a otra. Los mismos serán sanitizados correctamente antes de iniciar la clase y se realizará nuevamente la limpieza al finalizar para que puedan ser utilizados por el alumno del próximo turno.

- El gimnasio debe tener a disposición alcohol en gel o dilución de alcohol al 70% en los accesos y también si son requeridos por los alumnos.

- Cada titular de comercio es el responsable en hacerse cargo para que las medidas preventivas y obligatorias se cumplan. Desde el Gobierno tienen su controlador que es Inspección General para velar dicho cumplimento, sentando las pautas de sanción para los que no cumplan con los requerimientos.