La acuciante crisis económica desató un conflicto laboral

La acuciante crisis económica desató un conflicto laboral

Una conflictiva situación en el ámbito laboral, que derivó en la convocatoria a una audiencia programada en la sede de la Delegación Regional del Ministerio de Trabajo bonaerense que conduce el doctor Sergio Aranaga, se ha desatado en las últimas horas en la Sociedad de Protección a la Infancia a raíz de las dificultades económicas que viene padeciendo para su sostenimiento.

De acuerdo a la información obtenida por El Diario, la secretaria general de la Unión Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (UTEDyC) Mar del Plata, Yanina Jatum, elevó una nota al Ministerio de Trabajo local solicitando su intervención para que en ese ámbito las partes puedan discutir el tema y encontrar una solución.

El problema surgió, según explicó la dirigente gremial, cuando integrantes de la comisión directiva de la Sociedad de Protección a la Infancia le comunicaron a dos de sus empleadas, una de las cuales tiene 26 años de antigüedad, que a fines de este mes cesaban en sus actividades y a otras diez les ofrecieron para mantener su continuidad laboral que se establezca un nuevo vínculo convirtiéndose en monotributistas.

Jatum sostuvo que en su argumentación, quienes tienen la responsabilidad de conducir los destinos de la institución, nacida en 1943 para albergar y proteger los derechos de los niños y adolescentes, manifestaron que la situación económica por la que se atraviesa «es acuciante» y se busca por todos los medios evitar el cierre definitivo.

«UNA DECISIÓN CAPRICHOSA Y NEGLIGENTE»

Jatum, en declaraciones formuladas al portal Minuto Balcarce, calificó la decisión tomada por las directivas de Protección a la Infancia como «caprichosa y negligente» y añadió que «si no es una acción de mala fe, cuando menos es inoperancia. El mensaje fue que estaban dispuestos a afrontar una indemnización, lo cual constituye una contradicción porque están diciendo que no tienen plata y al mismo tiempo ofrecen indemnizar al personal».

Con respecto al ofrecimiento elevado a las empleadas de la entidad para que se conviertan en monostributistas y de esa manera poner fin a la relación laboral actual, comentó que «significa hacerlas renunciar a derechos ganados como la antigüedad, las vacaciones, el aguinaldo y los aportes. Existen en todo caso otras vías que podrían haberse elegido para encontrar alguna solución al problema. Además, es una clara violación a los decretos gubernamentales que prohíben los despidos y establecen la doble indemnización».

Agregó luego la secretaria general de la UTEDyC Mar del Plata que en el 2020, la Sociedad de Protección a la Infancia recibió ayuda económica hasta el pasado mes de diciembre para su personal a través de los ATP (Asistencia de emergencia al Trabajo y la Producción) que impulsó el Gobierno Nacional y que si los inconvenientes económicos persistían, «podrían haber gestionado un acuerdo marco bajo el artículo 223 de la Ley de Trabajo y de esa manera lograr un ahorro a la hora de afrontar el pago de los salarios e incluso también poder gestionar asistencia a través del programa REPRO, que es otra de las alternativas existentes para afrontar un menor porcentaje del salario bruto».

AUDIENCIA EN TRABAJO

En virtud de ello, tras comunicar las empleadas afectadas la novedad a la Unión Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles, gremio que las nuclea, su conducción tomó la determinación de acudir al Ministerio de Trabajo local, que ya confirmó que recibirá a las partes en conflicto el próximo jueves 28, a las 8:30, en la sede de calle 17 entre 20 y 22.

En contacto con este medio, el doctor Aranaga anticipó que durante la audiencia escuchará la posición de las partes en conflicto para luego actuar en consecuencia. «La prioridad pasa por preservar las fuentes de trabajo», respondió el funcionario.