¿Cuándo volverá la ‘ovalada’?

¿Cuándo volverá la ‘ovalada’?

Ante el parate por la pandemia del Covid-19, muchos deportes, entre ellos el rugby, se ven perjudicados en varios puntos desde lo institucional hasta lo deportivo, pasando por los jugadores hasta haciendo un ‘tackleo’ en lo económico que es lo que más preocupa a los clubes locales porque todo esta en ‘stand bay’ a la espera de que todo vuelva a la normalidad.

Es por eso que El Diario dialogó con Miguel Lahitte profesor de rugby en Campo de Pato y se refirió a varios puntos que son muy importantes como la repercusión del parate en la práctica y como afecta en los entrenamientos y a los jugadores como asimismo a la institución. Además dio su punto de vista de cuando la ‘ovalada’ volvería a pasar de mano en mano.

«Esta inactividad nos afectó al 100% porque se paró todo, inclusive el sábado anterior a que se detenga todo y se decrete la cuarentena obligatoria nosotros no hicimos más actividades, así que no se está haciendo nada, ya que desde la Unión de Rugby de Mar del Plata no se sabe cuando volverán las competencias ya que desde la Unión Argentina de Rugby está todo suspendido desde lo internacional hasta lo local, hasta nuevo aviso y creemos que las competencias podrían volver en julio o agosto», expresó Lahitte

JUGADORES Y ENTRENAMIENTOS

El rugby es un deporte que necesita de mucho entrenamiento físico ya que es una disciplina de mucha fuerza y contacto con el adversario, para lo que se necesita tener muy fuertes y desarrollados los músculos. En relación a como se estaban preparando las distintas categorías de Campo de Pato, Lahitte manifestó «nos veníamos entrenando muy bien de cara a las competiciones de este año, ya que el torneo del plantel superior arrancaba el sábado siguiente a cuando se dio a conocer el Decreto del Presidente, mientras que los juveniles arrancaban el último fin de semana de marzo. A principio de febrero habíamos comenzado con los entrenamientos de cara al inicio de cada uno de los respectivos torneos, por eso estábamos entrenando tres veces por semana.

Comenzamos con una pretemporada en febrero con tareas físicas pero ya estábamos en la fase de ajustar, con mucho más trabajo, en campo o con pelota porque ya nos estábamos acercando al inicio del torneo. Por eso ya habíamos acordado distintos partidos amistosos para poder plasmar todo lo que se trabajó e ir mejorando algunas cuestiones pero con todo esto del Coronavirus tuvo que ser cancelado.

Tanto a los jugadores del plantel superior como de las juveniles, más de 14 años, le seguimos enviando las rutinas de entrenamiento físico para que continúen con la puesta a punto, pero es entendible que el jugador está acostumbrado a complementar el entrenamiento yendo al gimnasio y como cualquier deportista tiene la incertidumbre de no saber cuando va a volver a jugar y seguramente todo esto está afectado a los chicos.

Nosotros le mandamos rutinas de mantenimiento para que no pierdan en la parte muscular y física, al ser un deporte de contacto y de juego en equipo es muy difícil que puedan entrenar cosas especificas por el espacio y porque están solos.

El entrenamiento que realizamos en el club lo dividimos en cuatro partes, la primera hora es de activación donde se llevan a cabo ejercicios individuales y se corrige de manera particular porque hay mucha repetición de los circuitos técnicos, después hay una media hora de una destreza determinada que varía dependiendo del entrenamiento y se trabaja particularmente la destreza con transferencia en la carrera con lo cual eso es una carga técnica y física. La otra media hora se lleva a cabo dependiendo que es lo que se trabaje, si defensa o ataque, por ejemplo un día los folowers van a trabajar scrum un día y line otro, mientras que los tres cuartos trabajan jugadas de ataque o de defensa y en la última media hora es con todos los jugadores en cancha donde realizan lo que se llama movimiento general del juego», concluyó.

ALIMENTACIÓN

«Ahora se le está dando más importancia a esto ya que en las capacitaciones que tenemos se abordan distintos temas, entre ellas el tema nutricional y para que los jugadores sepan y puedan evacuar sus dudas se les avisa para que se conecten y estén presentes en la charla. Por ahora no va más allá de eso, de hacer charlas con nutricionistas sobre todo en el segmento juvenil y superior pero no tenemos un control estricto de que vayan todos los meses a un nutricionista a hacerse pruebas», subrayó Miguel Lahitte.

INSTITUCIONAL

El año pasado el club terminó con 180 fichados en infantiles, entre 60 y 70 en juveniles, que abarca tres categorías y el plantel superior terminó con 55 fichados, mientras que en cada una de las categorías se desempeñan entrenadores y preparadores físicos a los cuales la institución debe pagarle por su trabajo, pero que ahora se ve en una situación muy complicada ya que todas las actividades que eran de ingreso están suspendidas.

A raíz de eso Campo de Pato decidió que sus socios sigan pagando la cuota, a lo que Lahitte afirmó, «el club hizo eso porque la idea del club es sostener el pago a los empleados, entrenadores y profesores porque eso se tiene que seguir manteniendo más allá de que haya o no actividad. A nosotros este tiempo nos ayuda lo que es la estructura de la UAR, porque los que estamos trabajando con juveniles nos estamos capacitando constantemente. La UAR está permanentemente dando charlas a través de Instagram live, brindadas por los entrenadores de los Jaguares, de Los Pumas o directamente por quienes son los entrenadores de enseñanza, siempre dirigida al rugby competitivo e infantil, o sea permanentemente hay charlas o cursos para hacer vía online y creo que todo este tiempo que estamos guardados en nuestras casas lo mejor que podemos hacer es capacitarnos, porque si cada uno de los que trabajamos en el deporte usamos las horas que teníamos de entrenamiento para hacer estos cursos, por lo menos vamos a estar instruidos para ser mejores profesionales, porque todo esto se va a notar el día que tengamos que empezar a entrenar a los chicos. Por eso estamos pidiendo que todos los entrenadores del club, ya que no estamos trabajando o no estamos teniendo que ir al club en los horarios habituales, podamos usar ese tiempo para capacitarnos para cuando vuelva la actividad.

AYUDA DE DEPORTE

Al ser preguntado si recibían algún tipo de ayuda por parte de la subsecretaría de Deporte y Recreación que está a cargo de Hugo Ferrino, Lahitte manifestó «lo que recibimos del departamento de deportes fue una ayuda en material deportivo como por ejemplo pelotas y nos ayudan algunas veces con el transporte para que nos sea más barato».

Con respecto a este año y la compra de los materiales subrayó «nosotros ya teníamos todo el material comprado y en lo que tiene que ver con el mantenimiento y trabajos de cancha tenemos a los empleados del club que se encargan de eso y por suerte nuestra cancha tiene poco mantenimiento, el cortado del pasto y del resto de los trabajos se encargan los jugadores, por eso es muy amateur en este nivel».

DESAFIOS

Sin duda las expectativas que se tenían para este año en materia deportiva dieron un giro de 360 grados y se volvieron un desafío poder mantenerlos para poder cumplirlos, «nuestro objetivo es seguir apuntando a que más chicos se sumen a realizar esta práctica deportiva y tratar de estar lo mejor preparados para aprovechar lo que creemos que va a ser un año muy corto, porque suponemos que los encuentros de infantiles podrían comenzar en septiembre y si es así quedarán dos o tres meses de competencia o de posibilidad de jugar. En el caso nuestro es complicado porque a casi todas esas competencias debemos viajar y se complica porque cuando el año es largo uno se organiza para hacerlo una vez al mes o cada quince días, pero si la competencia es en tres meses y se pretende que jueguen muy seguido tendremos que asumir la responsabilidad de ver que no cueste tanto para los chicos ir a competir.

Porque cuando todo esto se resuelva queremos que los chicos jueguen lo más que se pueda en el periodo corto que quede y ojalá podamos volver a la normalidad. Uno habla del deporte y el problema de que los chicos no puedan ir a entrenar, pero lo que realmente importa es la salud de todos y otras cuestiones que son más importantes en la sociedad y creo que hay que ponerlo todo dentro de un contexto», concluyó.

¿Cuándo volverá la ‘ovalada’?