Ciantini: "Imagino un automovilismo pensando en reducir costos y distancias, no tan federal"

Ciantini: "Imagino un automovilismo pensando en reducir costos y distancias, no tan federal"

José "Bocha" Ciantini analizó la actividad automovilística y también la comparó a los tiempos en los que él corría. Además, en la charla que realizó con Carlos Legnani (h) por el Instagram de Campeones, habló acerca de aquella jornada fatídica en "La Barrosa" en la que falleció Guido Falaschi, lo cual le hizo recordar su accidente en Fórmula Renault y que finalmente motivó su retiro.

RELACIÓN CON FANGIO

"Para mí era natural representar a mi ciudad. La figura de Fangio fue la inspiradora para quienes practicamos el automovilismo", señaló José Ciantini durante la charla que entabló con Carlos A. Legnani (h) por el Instagram de Campeones, al responder qué sentía ser coterráneo del Quíntuple Campeón Mundial de Fórmula 1, a quien conoció y trató desde chico.

"Fangio, antes de correr fue camionero y lo fue junto con mi abuelo. Con Juan Manuel nos relacionamos con el tiempo. Por caso, un domingo a la mañana golpean la puerta de mi casa y era Luis Landrisicina. Le dijo a mi mamá que haga unos fideos para ir a comer a la casa de Juan y que él haría la salsa", recordó sobre la relación familiar que existía con Fangio.

En otra ocasión, Ciantini fue a conversar con él para pedirle consejos y aseveró la sapiencia de Fangio ante cualquier tema. "Cuando el museo se construía, fui a verlo a Juan Manuel porque yo quería correr en F3 Sudamericana y participé de una charla con él, en la cual le explicaban sobre cómo iba a ser el casco. Los escuchó hasta que en un momento les preguntó sobre la seguridad del edificio y no supieron qué responderle".

KARTING, LA FORMULA RENAULT Y ACCIDENTE

El karting fue su primera etapa en la competición. "Salí campeón a los 16 y para correr tuve que pedir un permiso en el ACA. Hice dos temporadas", explicó sobre aquellos años y dio a conocer que en la actualidad es mucho más accesible en cuanto a la edad de los nuevos pilotos. "Hoy es más inclusivo con los chicos, porque pueden llegar y destacarse si tienen talento y condiciones económicas", indicó.

"La escalera de la ACTC les permite a los debutantes, como fue con Diego, clasificar segundo en TC. Llegan muy preparados, conociendo los circuitos donde corren y así pueden destacarse en el lote de vanguardia", admitió acerca de las etapas de TC Pista Mouras, TC Mouras y TC Pista, categorías preliminares al Turismo Carretera.

A diferencia de los tiempos modernos, Ciantini debió esperar hasta los 18 años para debutar en el automovilismo, cuando lo hizo en Fórmula Renault Argentina. "Era un automovilismo muy distinto", reconoció.

Su debut fue en Allen, Río Negro y la siguiente competencia se disputó en Balcarce, en el panorámico autódromo "Juan Manuel Fangio", donde protagonizó un fuerte accidente. "Fue en la recta principal, antes de boxes. Venía en la succión de Rodolfo Torregiani, creo, y más adelante se tocan Henry Martin y Wálter Paulizzi. Torregiani sale a la izquierda y pega contra la sierra, yo hice una brusca maniobra y me pegué de frente también contra la sierra, muy fuerte y quedé adentro del auto desvanecido", explicó sobre la dinámica del incidente.

"Tardaron 45 minutos en sacarme. Tulio Crespi cortó el auto porque yo estaba bañado en nafta y había riesgo de incendio. Volví en sí cuando me sacaban del coche. Es increíble la suerte que tuve al mirar el accidente, en donde sufrí un problema en una rodilla y quemaduras del agua en la espalda", registró Ciantini, quien a los pocos meses debió cumplir con el Servicio Militar en la base aérea de Tandil. "Estuve pocos días, en la instrucción, por el tema de la rodilla", añadió.

CAMPAÑA EN EL TC

Al referirse a su campaña en Turismo Carretera, rememoró su vínculo desde chico cuando iba a ver las carreras en el circuito semipermanente de Tandil.

"En los '80 el TC fue inigualable y brillante. Ahí le tomé el gustito y si bien corrí durante dos años en los semipermanentes, mi sueño fue correr en Tandil. Andar por la bajada de Belén. Uno escuchaba en esos años la radio y se te paraban los pelos", contó.

Tras competir en Fórmula Renault su proyección fue correr en TC, a partir de 1993. Todo se concentraba en las viejas peñas y el apoyo de un pueblo. "Mis comienzos fueron con amigos, con una peña. Hicimos una cena para 400 personas y con lo recaudado corríamos casi media temporada. No sé si hoy es mejor o peor que antes", sostuvo en torno a sus primeros pasos en la máxima divisional del automovilismo nacional.

Y comparó con la actividad zonal: "en los zonales veo pilotos de muy buena calidad, pero no tienen con qué (económicamente) porque en el automovilismo de hoy importa el respaldo que tengas y como te muevas abajo del auto. Pasé por varias etapas y tuve oportunidades para ganar antes, pero no se me daba. En 2001 hago un impasse, vuelvo en 2003 a medias, sin posibilidades y en 2004 se acomoda la parte económica pero no encontraba el equilibrio. Veía por ejemplo a Mario Riva y sus parciales, cómo andaba bien, con el motor de Alfredo Fernández", repasó sobre aquellos años.

"Cuando Rodolfo Di Meglio me dice que quería hacer un auto fui con él. Yo a la vez trabajaba y tenía recursos para hacer automovilismo. Le sugerí que el motor sea el de Fernández. Ahí mi cabeza ya había cambiado, por el hecho de no vivir del automovilismo y que me hacía correr mucho más relajado", manifestó.

Con ese auto, el 1 de mayo de 2005 se impuso por primera vez cuando restaba una vuelta en el autódromo "Oscar y Juan Gálvez" de Buenos Aires, sobre Guillermo Ortelli; dos meses más tarde repitió en el Circuito Nº12 porteño (17 de julio) y la tercera victoria ocurrió en Río Cuarto el 21 de mayo de 2006, todas con Dodge, a pesar de ser hombre que se ha identificado con Chevrolet.

"Es más importante el respeto que las copas. El automovilismo no es para hacer amistades, pero me siento muy respetado. Ese es el capital más grande para mí. Es un deporte que no se puede hacer si no trabajás. Y esto, trabajar, te hace digno y te enriquece. Te enseña mucho, es una profesión linda para transitarla y hacerla. Lo único que no me gusta del automovilismo es que cuando se termina no tenés muchos caminos para hacer, porque el abanico de opciones es muy chico. No hay inserción de pilotos retirados para ganarse la vida y transferir la experiencia. Esa es una deuda de la actividad", denunció Ciantini sobre el 'después' de las pistas.

MOTIVOS DEL RETIRO

En cuanto a su retiro, dejó en evidencia que el accidente en el cual falleció Guido Falaschi en Balcarce incidió para concluir su actividad de piloto.

"A partir de ahí decidí que no quería correr más. Si bien se estaba gestando la posibilidad de armar un equipo propio con Daniel Celasco, ese accidente me afectó y quedé mal", reflexionó.

Coincidentemente, ese hecho fue en un día muy particular para Ciantini. "El accidente mío fue un 13 de noviembre y esa carrera de TC fue en esa fecha. Estaba incómodo con la fecha, con el autódromo... Algo me hacía sentir que no estaba bien y me dio la sensación que era un aviso y dije hasta acá", aseguró.

SITUACIÓN ACTUAL

También mostró su preocupación sobre la presente situación, que más allá de la pandemia, afecta a la faz económica del automovilismo, adentro y afuera de las pistas. En ese sentido dijo que "el automovilismo se abastece y vive de la publicidad. Más de la mitad de las empresas están en actividades castigadas. Es cierto que la publicidad es importante para el crecimiento de una empresa, pero cuando pasa estas situaciones... nos jugará a favor la pasión que tenemos, porque a los sponsors que están en el automovilismo los mueve la pasión, se sienten atraídos, y les gusta", observó ante la dificultad de recalcular los presupuestos.

"Los argentinos tenemos un ejercicio que el resto del mundo no tiene. En un país que sufre constantes cambios económicos, nos acomodamos. Quizás en una economía como la europea influye, y el tema será post pandemia", agregó.

"La situación preocupa, pero supongo que para agosto esto se solucionará. Debemos cuidarnos, porque el contexto no será el mismo. No hablé con nadie, pero me imagino en un automovilismo pensando en reducir sus costos y en principio no tan federal. Ante ello no se deberá transitar muchas distancias", analizó sobre cómo se reacomodará la actividad nacional centralizando las plazas.