Chocó violentamente, lo extrajeron de entre los hierros retorcidos y ya fue dado de alta

Chocó violentamente, lo extrajeron de entre  los hierros retorcidos y ya fue dado de alta

Ver el estado de destrucción en que quedó la camioneta, más allá de los cortes que tuvieron que hacer los bomberos voluntarios en parte de su estructura para extraerlo del habitáculo donde había quedado con sus miembros inferiores aprisionados, tras impactar violentamente contra la parte trasera de un acoplado que era tirado por un camión, permite hablar de un verdadero milagro a partir del desenlace.

Martín Pacheco, el ingeniero agrónomo de 33 años, oriundo de Tres Arroyos pero radicado en nuestra ciudad, que anteanoche fue protagonista del siniestro vial que, como informó El Diario, se produjo a la altura del kilómetro 38 de la Autovía 226, minutos después de las 19, solamente sufrió algunos traumatismos en su cuerpo que no tienen gravedad alguna a punto tal que, tras permanecer internado durante una noche, en el mediodía de ayer recibió el alta médica y continúa con su evolución en su propio hogar.

EL RESCATE

Algo más de una docena de bomberos voluntarios, que concurrieron en tres unidades al mando del segundo jefe, oficial auxiliar de escuadra Federico Mancini, junto a personal médico del Hospital Municipal Subzonal, trabajó con herramientas hidráulicas (elementos de corte y expansores) para poder liberar al conductor que en todo momento, durante cada una de las maniobras que se efectuaron, estuvo conciente aunque algo aturdido por el impacto.

La acción del airbag y las restantes medidas de seguridad de la camioneta, además de que tenía colocado el cinturón de seguridad, le permitieron a Pacheco soportar la abrupta desaceleración.

Logrado el objetivo, Pacheco fue en forma inmediata trasladado al centro asistencial local donde fue sometido a curaciones y distintos estudios radiológicos que establecieron que el paciente solo resultó con heridas leves.

PERITAJES

Ahora, peritos de la Policía Científica tratarán de determinar el motivo que desencadenó el impactante hecho cuya causa, caratulada "Lesiones culposas", recayó en la Fiscalía de Delitos Culposos número 11 del Departamento Judicial de Mar del Plata.

Tanto la camioneta como el camión con acoplado, que era guiado por una persona de apellido Pereyra, quedaron secuestrados en la sede del destacamento de Seguridad Vial de la Policía Bonaerense.

Cabe mencionar también que en el lugar del hecho también trabajaron efectivos de Seguridad Vial de Gendarmería Nacional, de la Agencia de Seguridad Vial y del concesionario del peaje para ordenar el desplazamiento vehicular hasta entrada la madrugada de ayer, cuando finalmente fueron retiradas las unidades.