Carlos Damiano: «Para mi el ajedrez es una pasión»

Carlos Damiano: «Para mi el ajedrez es una pasión»

El ajedrez tiene fama de ser aburrido y lento en una sociedad que está regida por la tecnología y su rapidez, que hacen que el ser humano quiera todo ya, en el momento. Pero hay personas que consideran que este juego ciencia es todo lo contrario y lo entienden como algo dinámico, entretenido, veloz, apasionante y espectacular.

Algunos lo consideran como un juego, porque podés desarrollarlo divirtiéndote jugándolo, pero a la vez es un juego por su competición, por sus reglas y dinámica que lo hace apasionante. Además el ajedrez tiene una dimensión social, educativa y terapéutica ya que con él se despliegan una serie de características o factores que hace que se trabaje muchísimo la parte mental.

Al ser un juego que lo practican desde los más pequeños hasta los adultos mayores, en tiempo de aislamiento obligatorio se ‘corona’ como uno de los más jugados, ya que con las nuevas plataformas digitales es mucho más fácil que el jugador pueda seguir entrenando de la misma forma y que los que no lo practicaban tengan un acercamiento.

«El ajedrez es un juego ciencia muy apasionante por todas las características que lo definen y que se encuentran dentro de él, que hace que lo puedan desarrollar desde los más pequeños hasta los adultos mayores. Además hoy en día tiene una estructura de competición que permite que el nivel sea muy bueno tanto si lo juegas de manera amateur como profesional, ya que tiene a los mejores jugadores del mundo como así también a los mejores maestros que enseñan y forman a los jugadores», manifestó el jugador y profesor de ajedrez Carlos Damiano.

Muchas veces la pasión por un deporte llega por medio de una persona muy cercana que le transmite a otras ese amor y preferencia por una disciplina y así fue como Carlos Damiano tuvo su acercamiento con el ajedrez. «Yo empecé a practicarlo a través de un vecino y amigo que tenía en el barrio y fue él quien me introdujo en esta hermosa disciplina que tiene una muy buena estructura de juego, que la fui conociendo a medida que iba jugando los distintos torneos».  

BENEFICIOS

Esta disciplina es considerada como un deporte metal ya que es el cerebro quien más trabaja durante una partida y el que está sometido a distintos factores que pueden repercutir o no en el juego, dependiendo de la postura del jugador. Como trabaja la parte mental mucho más que otros juegos genera una serie de ‘beneficios’ que sirven tanto para el juego como para la vida cotidiana. «Los beneficios que tiene son muchos, porque en el ajedrez vos tenés que pensar como en cualquier circunstancia de la vida, pero pensar con un objetivo con las variables de las ideas y de los caminos que podés tomar si movés o no una pieza.

Además aprendés a tomar decisiones y a retrotraerte de los errores, porque a veces la mejor partida no es la que uno gana, puede ser que sí, pero es la que uno pierde porque es ahí donde uno analiza y corrige los errores y eso hace que sea un aprendizaje continuo. En el ajedrez desarrollas la paciencia, porque tenés que esperar a ver cual es la idea del otro y de que forma la va a aplicar, ya que puede ser que lo que uno ha pensado para esa partida no sea suficiente y acá es donde más se trabaja esta característica (la paciencia) que va a estar acompañada por la velocidad ya que en el mismo momento tenés que aligerar el movimiento y la intuición porque hay jugadas que se manejan de forma intuitiva.

Todas estas cosas es lo que hace interesante al juego porque la verdadera batalla es virtual, es decir lo que uno plasma en una jugada es lo que ha acontecido, pero no es lo que se ha pensado porque uno desarrolla una jugada pero detrás de esa hay una virtualidad muy amplia en ideas».

Con respecto a que otras características ayudan al desarrollo del juego en una partida, Damiano expresó «en el ajedrez podés ser agresivo, reservado, trapecista y arriesgado por momentos, porque depende de quién sea tu rival y si se preparó o no para ganarte la partida. Yo no soy de prepararme previamente porque entiendo que en el ajedrez se estila, es decir se analiza el juego previo de cada jugador (la base de datos) y con esos datos lo ataco con aperturas o juegos contrapuestos a los que él hace.

La ansiedad y el nerviosismo durante el juego es un factor muy complicado porque tenés que realizar distintas jugadas con mucha cautela, ya que hay algunos movimientos que hacen que te pongas más nervioso y por suerte yo lo he podido controlar, pero hay muchos jugadores que no. Esto se ve en las partidas que están ganadas o cuando sos claramente superior al rival y a veces podés llegar a perder partidas ganadas si se te acaba el tiempo, porque cada jugador tiene un tiempo determinado para jugar. A veces se juegan finales que en el ajedrez se denomina ‘pin-pong final’ y donde todos los ajedrecistas las jugamos, porque no todas las partidas están ganadas y por eso son las más difíciles de ganar, ya que es ahí donde uno tiene que jugar con total tranquilidad y con mucha concentración porque donde cometés un error perdiste, porque el rival sabe que está en desventaja y que le queda menos tiempo que a vos, entonces te genera jugadas malas o ‘lanceras’ y si te comés una perdiste. Por eso hay que mantener la calma y a su vez tener una buena velocidad metal y motriz que es lo más difícil de generar, por ejemplo una vez me tocó jugar con un señor que de lo nervioso que estaba tiró todas las piezas del tablero.

Pero sin duda la característica más importante que tiene el ajedrez para mi es que todas sus técnicas que se utilizan para jugar sirven para la vida, porque aprendés muchas cosas que sirven para lo cotidiano».

PREPARACIÓN PREVIA

En el ajedrez al igual que en otros juegos, los jugadores se preparan previamente para tener una buena performance y lograr un muy buen resultado, pero esa preparación muchas veces tiene que ver con el análisis del rival, con su forma de juego, sus debilidades y sus fortalezas y no tanto con lo personal. Es por eso que el profesor Carlos Damiano detalló cómo un jugador tiene que prepararse y analizar a su rival.

«Como preparación previa y entrenamiento el ajedrecista utiliza distintos programas, como es por ejemplo el laboratorio de ajedrez donde cada jugador tiene una preferencia por las distintas líneas de juego como son por ejemplo las llamadas aperturas, líneas donde se desarrollan las distintas variantes y que muchas veces se ven reflejadas en las jugadas de inicio ya estudiadas, como son la apertura española, defensa siciliana, entre otras. Estas se estudian desde la teoría y se pueden aplicar de distintas maneras en una jugada y el ajedrecista que conoce de teoría reconoce que tipo de jugada hace el rival.

Por eso muchas veces se dice ‘a ese jugador hay que sacarlo de los libros’ y eso tiene una ventaja y también una desventaja, porque para sacar de los libros a alguien tenés que conocer mucho de teoría para que puedas implementar una jugada que sea eficaz y difícil de responder en una situación determinada. Por eso cuando te preparás teóricamente te da confianza de jugar tranquilo en el inicio, porque vos conocés el camino pero en un momento la teoría te abandona porque hay caminos que no están en los libros y ahí es donde se detalla la calidad del jugador, el conocimiento y la habilidad  que vos tengas para superar esa jugada. Por eso la preparación previa es eso, estar con los programas analizando líneas e introduciendo ideas y jugadas.

Yo no me considero un jugador de libro, porque si bien he estudiado me gusta tener una base teórica que se pueda mezclar con mis ideas que no siempre salen bien pero que desestabilizan al rival».

¿CEREBRO ACTIVO?

«El ajedrez te ayuda mucho a tener el cerebro en alerta y activo porque vos siempre necesitás tener una actitud de análisis, de velocidad y te permite llegar a tener una interpretación de la situación porque el ajedrez es trabajo, porque cuando vos arrancás a jugar estás trabajando todo, desde los pensamientos, estrategias, técnicas y pasás por muchos estados y procesos. Por eso el factor psicológico es muy determínante ya que siempre tenés que estar en alerta porque existen las jugadas sorpresas en el tablero», aseveró Damiano.  

TECNOLOGÍA EN EL AJEDREZ

El hombre según fueron avanzando los años se tuvo que ir amoldando a los distintos descubrimientos, entre ellos la tecnología que tuvo un impacto en el ajedrez ya que estos cambios se vieron afectados por ejemplo en algunas reglas.

«La tecnología no cambió el contenido del juego sino que cambió el modo de jugar y el nivel de juego de cada ajedrecista a un nivel muy superior, porque por ejemplo antes había distintos libros y técnicas muy correctas, pero que servían para esa época y no para ahora porque ha evolucionado la manera de jugar. Ahora con la tecnología se han diseñado distintos programas con los que son difícil de competir por que son muy buenos y a los que se los denominan laboratorio».