Acto por el Día del Bombero Voluntario: sentido mensaje en memoria de "Tony" Mancini

Acto por el Día del Bombero Voluntario: sentido mensaje en memoria de "Tony" Mancini

Durante la ceremonia de imposición de nombres a tres de las unidades motrices del cuartel central en honor al Día del Bombero Voluntario y al momento de manifestarse que uno de dichos vehículos lleva de ahora en más el nombre del recordado "Tony" Mancini se escuchó, en off, un mensaje surgido desde los integrantes del cuartel y leído por la hija del homenajeado.

El mensaje completo expresa:

"Cuando un amigo se va, deja un espacio vacío, que no lo puede llenar, la llegada de otro amigo. Así comienza la letra de una conocida canción, así como intentando explicar qué sucede cuando perdemos a un querido amigo; y, la verdad, el paso del tiempo demuestra que esa frase es certera, que aunque los días pasen, ese lugar quedará eternamente sin cubrir, porque un amigo de esa talla no se encuentra fácilmente".

"Fue un gran referente a seguir dentro de sus pares, dejando todo por la institución. Un bombero con una intachable trayectoria y un gran inspirador para las nuevas generaciones, simbolizando el ideal a alcanzar para un servidor público. Su bajo perfil lo caracterizaba; de esas personas que con pocas palabras pero con su convicción, compañerismo, seguridad y sinceridad podía encaminar el rumbo de sus compañeros.

En este momento nos queda aferrarnos a tu mejor obra, tu legado, tu orgullo: esa hermosa familia que siempre te acompaño en todo y, fiel a tus convicciones, marca día a día nuestro rumbo. Sembró en su seno familiar el amor y el compromiso por esta institución.

Seguro quedarán en la memoria de los que te conocimos aquellas charlas de mate, recordando viejas anécdotas que formarán una página fundamental de la historia de nuestra asociación.

Hoy elegimos mantener un recuerdo permanente de tu vocación, sintiendo tu presencia cada vez que la emergencia nos lo requiere, en los galpones, el vestuario, la guardia o cada vez que subimos a esa unidad para cumplir con nuestra misión. No queda duda que siempre nos acompañarás, porque bombero se nace y vos llevaste esta profesión en tu sangre.

Dicen que cuando un amigo se va, una estrella se ha perdido; pero vos, querido Tony, sos la estrella que ilumina y guía nuestro camino".