Un monolito sobre violencia de género fue descubierto en el cerro «El Triunfo»

Un monolito sobre violencia de género fue descubierto en el cerro «El Triunfo»

«Si no denunciás, la violencia se vuelve infinita». Así dice la frase en la base de una escultura que crearon los alumnos de la Escuela Primaria de Adultos Nº 702 y que ayer fue emplazada en un monolito que se descubrió en el Parque Municipal cerro «El Triunfo».

Se trata de una base con el símbolo del infinito desde donde se levanta una mano que tiene una tarjeta roja. Lleva el mensaje de que aquella mujer golpeada debe sacar de su vida al maltratador como cuando echan de un partido a aquel que comete una falta grave.

EL ACTO

La actividad contó con la presencia de la directora del establecimiento, Carolina Rodríguez; la inspectora de la modalidad, Laura Gimaray; el presidente del Concejo Deliberante, Leandro Spinelli, y el subsecretario de Cultura y Educación, César De Gerónimo, entre otros.

Esta iniciativa surgió a raíz del proyecto «Después de la violencia… ponte en mis zapatos», declarado de interés legislativo por el Concejo Deliberante, el cual en 2019 llegó a la final provincial de la Feria de Ciencias que involucró a escuelas de todo el territorio bonaerense.

Gimaray indicó que «la propuesta surgió de trabajar con aprendizajes basados en problemas: problemas reales, significativos para los alumnos, que se hacen eco y lo toman como propio para poder resolverlo y aportar desde su lugar soluciones para revertir dicha problemática».

Recordó luego que cuando una alumna «contó una situación cercana de violencia de género, el resto empezó a investigar y comprobar que la violencia trasciende lo familiar».

La inspectora finalmente comentó que el objeto de colocar el monolito apunta a trascender el ámbito escolar, concientizar y sumar para desnaturalizar la violencia en todas sus formas. Así es como surgieron charlas en escuelas secundarias, pasacalles con mensajes e intervenciones callejeras con dos murales, añadió.