Lucas Olmos, el balcarceño que ascendió en el fútbol español

Lucas Olmos, el balcarceño  que ascendió en el fútbol  español

La Unión Deportiva San Pedro, de la región de Málaga, logró el ascenso a la Tercera División del fútbol español,

con el balcarceño Lucas Olmos en sus filas. Tuvo amplio protagonismo en esta consagración, inclusive siendo uno de los capitanes del equipo y hasta anotándose como goleador para definir un importante duelo. Con pasos por Aldosivi de Mar del Plata y el certamen de Gibraltar, en la actualidad comparte este deporte con su trabajo

particular y sueña con seguir escalando categorías y poder llegar lo más alto posible.

Europa está entrando en su período estival, al parecer la situación de pandemia no es tan alarmista como en otros meses anteriores y, de todas maneras con los cuidados pertinentes, la gente puede disfrutar un poco más.

Entre ese lote figura Lucas Olmos, en su caso todavía festejando lo que ha sido hasta el momento el mayor logro de su trayectoria deportiva: ascender con la Unión Deportiva San Pedro de Alcántara al campeonato español de Tercera División, en su segundo año de permanencia en la institución.

La distancia no es impedimento para que entre sus obligaciones laborales y las celebraciones pueda hacer un alto y mostrar su atención ante El Diario y su requisitoria periodística. Rastreando sus pasos, desde que dejó Aldosivi se fue a Gibraltar, permaneció algunas temporadas y luego se dio el salto a España, donde al cabo de un tiempo recaló en este equipo con el cual alcanzó su primer reconocimiento destacado dentro del terreno futbolístico.

"Esto es algo muy bonito, un poco inesperado porque tenemos un equipo muy joven y bueno era una categoría difícil, pero supimos afrontarla con madurez y cabeza hasta el punto de lograr algo increíble como grupo y como futbolistas. El subir de categoría es una alegría increíble", señaló a modo introductorio.

LABOR INDIVIDUAL

En lo que significó la labor individual dentro de la recientemente ascendida Unión Deportiva San Pedro, disputó gran parte de los compromisos y hasta tuvo la posibilidad de anotarse en el marcador, redondeando una más que satisfactoria temporada.

Sobre ello, contó que "la campaña fue dura, comencé con una lesión en la pretemporada que me dejó afuera los primeros 4 partidos del campeonato. Jugué 20 partidos completos, gracias a Dios marqué un gol, el 1 a 0 de mi equipo contra el rival llamado Bejigar. Fue un gol de cabeza en el minuto 88".

En lo que respecta a su posicionamiento dentro del campo de juego, el entrenador lo ubicó todo el año como lateral derecho, aunque en algún que otro cotejo ocupó el lugar de extremo por su banda, sumando unos metros por su sector.

A ello, hay que sumarle otra distinción como lo fue el portar el brazalete en algunos enfrentamientos: "fui uno de los capitanes, es algo muy bonito también. Yo era el jugador más grande del plantel, soy uno de los que lleva dos temporada en el club y es bueno ser valorado así. Es saber que vengo haciendo bien las cosas en el campo".

TRABAJO Y FUTBOL

Su desembarco en el viejo continente se produjo en el fútbol de Gibraltar, país vecino a España, tras lo cual se dio el pasaje a España para continuar con su carrera. Pero todo tuvo un antecedente, cuando militaba en el equipo del puerto marplatense y le surgió la propuesta de emigrar.

"Hace mucho tiempo pasó, pero recuerdos me quedan. Yo estaba en Aldosivi en su momento y bueno, llegó la oportunidad de viajar porque tenía una posibilidad de hacer lo que uno ama de chico, que es el fútbol, no lo dudé y acepté el reto", relató.

Hoy está afincado en España, donde además de desempeñarse como futbolista de la Unión Deportiva San Pedro desarrolla en paralelo su actividad laboral diaria, la que intercala con las prácticas en su club.

Acerca de ello, Olmos dijo que "mi vida acá está muy bien. Tengo mi trabajo de 7 de la mañana a 3 de la tarde, de lunes a viernes y por las tardes viajo a Marbella, a entrenar, que me queda a unos 45 minutos en coche".

DIFERENTES FORMAS

Si bien el fútbol es universalmente practicado, en cada lugar, en cada competición de cada país se juega de manera diferente. En unos prevalece la forma física, en otros el plano técnico, en todos lados la táctica va siempre ligada también a estos aspectos y tiene gran preponderancia, luego vienen los esquemas de juego y todo lo que complementa a este maravilloso deporte.

Así lo entiende también Lucas Olmos, al menos en lo que significa establecer las diferencias en la materia entre Argentina y Espan?a, donde según su óptica -y es más que palabra autorizada, claro está- hay formas muy marcadas en uno y otro lado.

"Hay muchas cosas que diferencian el fútbol de España al de Argentina. El fútbol argentino es más luchado, más fuerza, más fricción, en cambio el español no es físico sino técnico. Y por eso los argentinos 'destacamos', porque es más corazón lo nuestro", explicó.

DATOS PERSONALES

Para quien no lo ha visto jugar, en cuanto a sus caracteri?sticas futboli?sticas reúne las de un lateral que sobresale en los duelos individuales pero también gusta de proyectarse, de colaborar por fuera con las líneas media y de ataque.

"Soy un jugador rápido, agresivo a la hora de doblar y de subir, defensivamente para el 1 contra 1 soy duro y pesado. Pero me destaco por tocar e ir al espacio. Por algo me tienen apodado 'Toro'", señaló.

Y en lo que a sentimientos refiere, se identifica con el "xeneize" en su país natal y con el conjunto de Messi en tierras españolas. En el primer caso influenciado por lazos familiares, en tanto en el restante por gusto propio.

"En Argentina siempre me gustó Boca, los colores de mi viejo, sin duda. Y en España me gusta verlo, la verdad, pero si me tengo que tirar por uno es el Barcelona".

PARA LA FAMILIA

A pesar de estar tan lejos, las imágenes de sus allegados aquí en Balcarce fueron las primeras que lo abordaron cuando culminó el encuentro que depositó oficialmente a la Unión Deportiva San Pedro en Tercera División para la próxima campaña.

"Cuando terminé el partido lo primero que hice fue pensar en ellos, en que este sacrificio de la distancia y de estar tan lejos era para ellos, que este ascenso es para ellos y para los que siempre están ahí", mencionó.

Pero quiso detallar y a la hora de la dedicatoria se acordó de sus seres queridos, de esos que saben de las buenas pero que también estuvieron presentes cuando las cosas no fueron acordes a lo esperado, dentro de este camino: "va para a mi vieja y mi viejo que siempre estuvieron. Les agradezco a mis viejos, mi hermana, mi sobrina Umma, mis abuelos y todos mis familiares".

PENSANDO A FUTURO

Con el objetivo del ascenso conseguido, cuerpo técnico y jugadores ya comenzaron a sentarse a la mesa de las negociaciones para ir delineando lo que será el plantel para la temporada próxima a iniciarse.

En el caso de Lucas Olmos, fue uno de los que convocó la dirigencia pero su futuro todavía no tiene una definición concreta: "aún no sé qué haré, estoy descansando y disfrutando el verano que está llegando. El club se puso en contacto conmigo a la semana siguiente de haber terminado, pero aún no llegué a ningún acuerdo, así que aún no sé nada".

De todas maneras y más allá de si se registra su continuidad en este equipo o bien pone proa rumbo a otros elencos, a sus 25 años el balcarceño tiene bien definida su meta en el terreno futbolístico y seguramente seguirá trabajando duro para tratar de alcanzarla: "mi ambición es poder llegar a competir en alguna categoría de más arriba".