«Lelo» Rodríguez, el balcarceño que alertó a la AFA sobre Luka Romero

«Lelo» Rodríguez, el balcarceño que alertó a la AFA sobre Luka Romero

Marcelo Rodríguez es balcarceño, exfutbolista, quien como arquero militó en las divisiones inferiores de clubes del profesionalismo como Estudiantes de La Plata, Independiente y Racing Club de Avellaneda, pero por esas cosas que tiene este deporte no pudo llegar a cristalizar su sueño de desarrollarse en Primera en alguno de ellos, si bien firmó contrato con la «Academia» e inclusive fue al banco de suplentes cuando Ignacio González cuidaba los tres palos albicelestes. Con inicios locales en Ferroviarios, pasó también por El Riojano y luego militó en la divisional superior en la Liga Balcarceña para Deportivo Mitre y Racing Club, mientras que cursó estudios universitarios y se recibió como abogado, profesión que desarrolla actualmente en Mar del Plata. Pero nunca dejó de sentir esa pasión por el deporte más popular del mundo, tal es así que en agosto de 2000 obtuvo la licencia como agente de futbolistas y también se desempeña como tal.

Sus labores en ese sentido lo han llevado a recorrer distintos países y en más de una ocasión recala en Europa para analizar contratos de determinados jugadores u otras actividades que atañen a su profesión. Pero uno de esos viajes a España, que tuvo lugar en 2018, resultó diferente, por dos motivos: uno de ellos es que fue a disputar un campeonato mundial de abogados, el otro tiene que ver con que vería en acción a quienes muchos indican como la «nueva joya» de este deporte, tras lo cual rápidamente aconsejó a fuentes de la selección juvenil argentina su citación, algo que felizmente luego ocurrió.

«ESTE PIBE ES DIFERENTE»

«Suelo ir por mi trabajo, para revisar contratos de jugadores y otras cosas, por ejemplo ver futbolistas que están allá. Yo fui a jugar ese mundial que era cerca de Barcelona y aproveché el viaje y me fui hasta las Islas Baleares, a Mallorca, para ver al hijo de un amigo que yo le había revisado el contrato con el Mallorca. Mi amigo es Luis ‘Perro’ Baratucci, marplatense, jugaba conmigo en Racing y que inclusive llegó a Primera. Su hijo es Nicolás Baratucci, un chico 2006 que es nacido en España, que juega muy bien y al que yo antes de viajar le había revisado el contrato que le hizo el Mallorca», contó Marcelo Rodríguez en charla con El Diario.

En su estadía en Palma se reunió con padre e hijo, intercambió diálogo con ambos, se interiorizó de cuestiones futbolísticas, hablaron de todo un poco y pudo ver en acción en un partido al joven hispano argentino, comprobando las muy buenas dotes que a su corta edad posee para la práctica futbolera.

«Pude ver al hijo de mi amigo, que por cierto juega muy bien, y me quedé a ver otro partido que había ahí donde estaba Luka Romero, que yo no sabía realmente quién era. Cuando terminó el partido del hijo de mi amigo me paso de una cancha a la otra, ya había empezado y vi a este chico Luka: juega posicionalmente como Messi, es un zurdo que arranca de derecha hacia adentro y no lo pueden parar. Le tiraron una pelota y el chico con un control orientado, en velocidad, se sacó al marcador de encima. Una cosa fabulosa, más porque lo hizo tan holgado, no fue algo forzado y resultaba muy fácil a los ojos ver lo que había hecho. Yo dije este pibe es diferente», recordó sobre aquel momento.

PRIMEROS CONTACTOS

«Lelo» Rodríguez es un apasionado del fútbol y viene en la observación de jugadores desde hace dos décadas, siendo uno de los primeros aspectos que le interesan el tema del control del balón.

A su entender, quien realiza una adecuada acción en ese sentido y más si la efectúa en velocidad, es alguien que ya dominó más del cincuenta por ciento del juego. Sobre ello señaló que «el control es lo más importante, especialmente en el fútbol de hoy, que se juega a cien kilómetros por hora. Si tenés mal los controles estás al horno, no podés jugar, eso te marca el nivel del jugador. Y este chico hizo un control exquisito, entonces le pregunté a mi amigo quién era y él me dijo: ¿te acordás que te había contado que había un chico hijo de Diego Romero, ex jugador profesional?. Ahora cuando termina el partido te lo presento. Y así fue, terminó el partido y me lo presentó y le dije: yo soy ‘Lelo’ Rodríguez, amigo del ‘Perro’, no te prometo nada pero creeme que voy a hacer lo imposible para que a tu hijo lo citen a la selección, porque tiene nivel para jugar en las juveniles tranquilamente. Eso a pesar que cuando yo lo vi tenía 13 años, ya lo imaginaba en la Sub 15".

MAIL, CITACIÓN Y TORNEO

En la AFA el coordinador de selecciones juveniles por ese entonces era Hermes Desio, un gran amigo del balcarceño ya que fueron compañeros de pensión cuando ambos estaban en las divisiones menores de Estudiantes de La Plata.

«Es más, antes de viajar le comenté que me iba a jugar a España un mundial de abogados y que iba a aprovechar para ver algunos hijos de argentinos, entonces él me dijo que le pasara informes de todos. Esa noche cuando lo vi a Luka le pasé en un mail un informe técnico del chico y le dije citalo, porque si no lo citás vos va a terminar jugando para España o para México. Y si lo citás vos, vas a quedar en la historia como el técnico que trajo a Luka Romero a la selección argentina», contó.

Y así ocurrió, lo convocaron y con el correr de los meses pudo jugar el Sudamericano Sub 15 con la camiseta albiceleste, con la que convirtió dos goles en seis partidos disputados, el año pasado en Paraguay, alcanzando el subcampeonato detrás de Brasil.

Antes de esto, tuvo que venir desde España a entrenar con el equipo. «El chico tiene una personalidad tremenda, viajó solo. Es de una muy buena familia, todos futboleros, el padre, los tíos por parte del papá y también de la madre, todos fueron jugadores de fútbol y salieron del seno de Quilmes de Buenos Aires. El chico está recontra bien aconsejado, su papá es de bajo perfil y él también. Y las comparaciones son odiosas, pero este chico tiene muchas características similares a Messi. En personalidad, bajo perfil, nunca va a hacer una declaración desubicada, muy respetuoso de los padres, de los mayores. Como persona realmente es una joyita. Pero no hay que presionarlo» dijo Rodríguez, ofreciendo un detalle de Luka Romero y lo que es su entorno más íntimo.

«Y que haya debutado a los 15 años en España, hace que evidentemente estemos hablando de un buen jugador, sino sería algo imposible», añadió.

SITUACIONES INJUSTAS

Desde pequeño «Lelo» sintió que las injusticias, sean de cualquier índole, lo desbordaban y producían en él reacciones quizás no siempre esperadas, menos en una persona que transmite calma y tranquilidad en la convivencia. Tal vez por eso cree que eligió ser abogado.

«Hay muchas situaciones injustas en el fútbol. Muchas veces, la gente  que hace muchas cosas y algunas muy importantes, no figura en ningún lado. Y no lo digo por mí, porque no me interesa figurar en ningún lado, sino por Hermes Desio. No se dan una idea el laburo que él hizo en la Selección Argentina, desde la época de Pékerman que no lo hacía nadie. Más allá de los resultados deportivos que tuvo, que fueron los mejores en los últimos 20 años. Yo he estado con los chicos en Paraguay y el respeto que tienen, la forma de manejarse, las enseñanzas que les dieron tanto Hermes como los técnicos que estaban ahí, fue impecable. Y su trabajo no es reconocido porque él es muy bajo perfil. Y si hoy a mí me conocen es porque él quiso hacer un acto de justicia y puso mi nombre en los medios, al igual que Alejandro Sagesse, que fue el técnico. Son las dos personas responsables», declaró Marcelo Rodríguez.

ORGULLO Y CARACTERÍSTICAS

Conocedor del fútbol y analista de jugadores desde hace dos décadas, «Lelo» Rodríguez no quiere llegar a las comparaciones pero ello resulta naturalmente casi irremediable. Además, se mezcla con sus sensaciones por haber sido una persona determinante para que Luka Rom ,ero pueda jugar para Argentina, algo que seguramente tendrá mayor peso todavía con el correr de los años.

 »Obvio que me siento orgulloso, pero me voy a sentir más orgulloso cuando pasen los años y vea qué pasa con este chico. No sé si va a ser Messi o no, los técnicos que lo han visto ninguno quiere hacer comparaciones. Pero la verdad es que este chico tiene las mismas características, pelota parada excelente, control en velocidad excelente, pierna izquierda excelente, pierna derecha 7 u 8 puntos como Messi, es inteligente, se mueve a los espacios, mucha personalidad adentro de la cancha, quiere siempre la pelota, no arruga, lo matan a patadas y sigue para adelante», describió.

Reconocimiento del Diario «Olé»

El reconocido periódico deportivo «Olé», días atrás publicó la historia del «descubrimiento» de Luka Romero, el futbolista del Mallorca de 15 años  que es hijo de un argentino, nació en México y vive en España, pero ya actuó para el combinado de nuestro país.

«Lelo Rodríguez, un exjugador de Estudiantes, en el 2018 me lo nombra a Luka. Yo hasta ese momento no lo tenía»,contó Alejandro Saggese, su entrenador en la Selección Sub 15.

Como aún no está claro quién pasó el dato para asegurarse a Lionel Messi en el 2004 para la Selección Argentina (muchos nombran a Claudio Vivas), esta vez Olé sí pudo reconstruir todo el camino previo de Luka. Y la punta del iceberg es «Lelo» Rodríguez, un actor casi desconocido dentro del (gran) ambiente del fútbol, pero que tuvo el ojo clínico para ver en un chiquilín de 13 años a un potencial gran jugador. «Gracias por escribirme, pero prefiero no hablar. Lo que está ocurriendo es todo mérito de Luka y que esté en la Selección es por el trabajo que hizo Hermes Desio», contestó de manera escueta. Ante la insistencia para que cuente más, suelta sólo una frase: «A los muy buenos los ve mi mamá». Y se despidió.

«Lelo» es Marcelo Rodríguez Carrozzi, abogado desde el año 2000, con una larga trayectoria en el ambiente deportivo. Eso tiene que ver con sus comienzos en el fútbol: se formó en las Inferiores de Estudiantes, luego pasó a Racing, donde firmó su primer contrato profesional y fue varias veces al banco de Primera, como el día que «Nacho» González debutó en el arco de la Academia. No pudo estrenarse en la máxima categoría pero recorrió arcos de equipos de Mar del Plata y de Balcarce, de donde es oriundo. Por sus lazos en el fútbol, tiene muchos conocidos. Y más si tienen pasado en Estudiantes, como son los casos de Hermes Desio y Alejandro Saggese, quienes estaban en ese entonces en AFA. En el entretiempo de ese partido del sábado 28 de abril de 2018, Rodríguez se acercó al padre de Luka para avisarle lo que iba a hacer esa misma noche. «Voy a mandarle un mail a la gente de la Selección porque tienen que ver a tu hijo. No se lo pueden perder, no se lo puede quedar otra selección», recordó una de las cinco personas presentes en aquella conversación. El mail finalmente llegó a la casilla de correo de Hermes Desio. Tenía detalles técnicos como «es un zurdo que le gusta encarar desde la derecha, que tiene un gran control orientado, que es guapo, encarador y que ya juega contra pibes más grandes», precisiones sobre su familia y una frase: «Veanlo, no se lo pierdan».

Dicen los que lo conocen que «Lelo» no es un hombre exagerado. Y Desio lo sabía porque fueron compañeros en la pensión de Estudiantes. Entonces, quien era el coordinador de Juveniles comenzó a pedir material junto con Alejandro Saggese, que estaba a cargo de esa categoría 2004. Buscaron videos, se pusieron en contacto con el papá de Luka y luego llegó el momento de plantear el panorama a la dirigencia de AFA. «Me junté con Fabián Lovato, el dirigente que estaba a cargo de Juveniles, y le planteé la situación. Era una decisión difícil. La AFA debía pagar el pasaje desde Mallorca y tenía que venir un nene de 13 años solo desde allá. La familia estaba de acuerdo, pero faltaba el OK de AFA y por suerte Lovato dio el sí», recordó con lujo de detalles Desio, quien hoy trabaja en las inferiores de Talleres de Córdoba.