Denunció a un ginecólogo del Hospital por no atender como corresponde a su madre

Denunció a un ginecólogo del Hospital por no atender como corresponde a su madre

Una denuncia contra un profesional médico del Hospital Municipal Subzonal efectuó ayer una mujer que en la noche del sábado trasladó a su madre, que sufre de una hemiplegia y está ciega, para que fuera atendida en virtud de una dolencia que presentaba. Lo hizo por considerar que el ginecólogo de guardia no la atendió como merecía e incluso manifestó su enojo cuando la hija de la paciente le explicaba la situación y aquel en forma insistente le exigía que no se acercara por temor a contagiarse de Covid-19 y que además debía ser ella quien colocara a su madre sobre la camilla, lo cual le era imposible hacerlo.

Esto se desprende del relato que Mónica Auce hizo a El Diario en la mañana de ayer cuando se presentó para radicar la correspondiente denuncia para que tome cartas en el asunto el director del centro asistencial, Antonio Dojas.

Los hechos se sucedieron el sábado, alrededor de las 20, cuando la mujer llamó al Hospital para que personal concurra al domicilio de su madre al complicarse su cuadro de salud. Minutos más tarde la paciente ingresó a la guardia y fue atendida por el médico clínico Scarpatti, relató, quien ordenó que fuera revisada por el ginecólogo de guardia por la patología que presentaba.

"El cuadro de salud de mi madre se agravó en los últimos días. Hizo microinfartos y quedó ciega. Estaba muy dolorida y por eso decidí que la atiendan en el Hospital", expresó a la prensa.

Dijo también que previo al arribo al centro asistencial, una enfermera, que no tenía su identidad, "nos retó por el horario en el que nos habíamos comunicado, como si uno pudiera elegir a qué hora descomponerse o tener algún problema de salud. Yo esperé pero como mi mamá no mejoraba, consideré que debía dar aviso al Hospital".

LA DENUNCIA

Relató luego la situación que finalmente derivó en la denuncia que radicó ayer. Señaló que el ginecólogo de guardia, doctor Marchetti, "me empezó a gritar para que no me acerque y a ponerme alcohol. Lo hizo reiteradas veces. Quería que se levante mi madre y le dije que era discapacitada y que yo no la podía subir a la camilla. El era quien tenía que buscar los medios y sin embargo me dice 'para que me mandan a esta persona así'. El médico no la revisó y me mandó con una orden para que la atienda su médico clínico. Me tuve que llevar a mi mamá sin que la revise como corresponde. Fue una situación desagradable. El doctor Marchetti no cuidó a un adulto mayor…Voy a ir hasta las últimas consecuencias. Ese profesional no merece estar ahí, no quiso revisar a mi mamá".

Finalmente anticipó Mónica Auce que más allá de la denuncia presentada, "iré hasta las últimas consecuencias. Nadie merece pasar por una situación así".