El precio de la carne subiría en 2020 si siguen altas las exportaciones y no aumenta la producción

El precio de la carne subiría en 2020 si siguen altas las exportaciones y no aumenta la producción

Una posible preocupación del nuevo gobierno para el 2020 sería cómo sostener el ritmo de exportaciones de carne sin que ello derive en un aumento de los precios internos de hacienda y suba del precio en góndola.

Según un informe de la Fundación Mediterránea, el precio de la carne vacuna en el mercado interno argentino aumentaría en caso de mantenerse las ventas al exterior, sobre todo a China, y no aumentar la producción del sector bovino nacional. El documento, elaborado por el economista, Juan Manuel Garzón, además indica que el precio de la carne "pondrá a prueba" al próximo gobierno de Alberto Fernández.

"En octubre se exportaron casi 96 mil toneladas de carne bovina (res con hueso equivalente), el volumen más alto en lo que va del año. Este flujo representa más del 30% de la producción mensual. Todo indica que los envíos seguirán creciendo y por ende que la importancia del sector externo se profundizará en 2020 de no haber intervenciones en el mercado", afirma el especialista. Además, agrega que no hay registros, al menos en las últimas tres décadas, de una cifra tan alta como la lograda este mes.

El informe se plantea el interrogante respecto del impacto que puede tener el boom de exportaciones, en caso de profundizarse, sobre los precios internos de la hacienda y de la carne bovina en góndola en el próximo año.

"Si la producción de carne no crece la disponibilidad para el mercado interno se reducirá casi con seguridad, y la mayor competencia por el producto (ahora más escaso) exigirá un ajuste ascendente de precios para equilibrar el mercado, cuya intensidad dependerá de cuánta carne menos se vuelque al consumo, de cómo se encuentre la actividad económica en general y también de lo que puedan aportar las carnes sustitutas", indica el documento.

Vale recordar que la Federación de Industrias Frigoríficas de la República Argentina (FIFRA) sostienen que faltará ganado bovino durante el verano, lo que produciría un alza en los precios. Fue el vicepresidente de la federación, Daniel Urcía, quien señaló que a fin de año la falta de hacienda podría producir un aumento de los precios del 40% y este incremento se trasladaría a los precios de la carne en las carnicerías.

Posibles escenarios para el gobierno entrante

Con respecto al escenario de producción vacuna en 2020, Garzón explica que bajo una faena de hembras "normal", el volumen de carne a producir el año entrante no debería ser muy diferente al de este año y afirma que en un contexto de suba de precios de la carne, "el Gobierno del Frente de Todos, puede verse tentado en intervenir el mercado de exportación".

"Esta política podría ser efectiva a corto plazo pero no a largo. El desaliento de las exportaciones deriva en menores precios de hacienda y en desincentivo a la inversión ganadera: la menor producción futura genera nuevamente la escasez", resalta el informe.

El especialista destaca que para solventar el aumento del precio en góndola lo correcto sería actuar sobre la demanda, fortaleciendo ingresos o modificando condiciones de precios pero sólo para determinadas personas y familias. "No resultaría complejo incluir en la tarjeta alimentaria que propone el nuevo gobierno una suma adicional que compense un aumento de precios de carnes", opina el especialista.

Y culmina que ante una situación de escasez de carne y ajuste de precios, es importante resaltar que muchas de las políticas aplicadas entre los años 2006 y 2009, particularmente aquellas que tendrían consecuencias negativas sobre la cadena, "no deberían volver a aplicarse bajo ninguna circunstancia.