Balcarceño convocado por Maradona

Balcarceño convocado por Maradona

Nahuel Manganelli, cuya familia reside en Balcarce donde él también vivió dos años, es arquero de Gimnasia y Esgrima La Plata y fue convocado días atrás para sumarse a los entrenamientos del plantel profesional que es dirigido nada más y nada menos que por Diego Armando Maradona, por lo cual se encuentra doblemente contento. 

Nació en Selva, un pueblo del norte de Santiago del Estero y por temas laborales de su padre a los 11 años se mudó a Necochea, donde permaneció durante un par de temporadas en las que militó futbolísticamente en Villa Díaz Vélez y Gimnasia, tras lo cual su familia volvió a cambiar de rumbo y se estableció en Balcarce, donde tuvo la oportunidad de jugar en las filas de Los Patos Fútbol Club, en la competición marplatense. 

Su familia la componen además de sus padres Darío y Marisa, sus hermanos Maximiliano (jugador de Ferroviarios), Melisa, Micaela (cursando en la Liga Balcarceña de Fútbol los estudios respectivos para poder ser árbitro) y Giuliano (futbolista de inferiores de Los Patos). 

INICIO Y ACTUALIDAD 

En charla por instagram con Semillero Albiazul, espacio perteneciente al «Lobo» platense y conducido por el periodista balcarceño Diego Di Fino, contó cómo fue la experiencia de llegar a La Plata y el camino recorrido para jugar actualmente en la Reserva y estar a la espera de un hueco que lo deposite definitivamente en el profesionalismo. 

«Yo llegué a Gimnasia en febrero de 2016, cumplí los 15 años acá. Allá en Gimnasia de Necochea mi director técnico era Maximiliano Montiel y tenía contacto con varios clubes, me dijo si quería irme a probar a Gimnasia y yo no lo dudé. Vine unos días a prueba y me quedé en la casa de Ignacio Giménez (entrenador del fútbol infantil juveniles)», contó. 

Cumplido el primer paso de lograr el visto bueno del cuerpo técnico de turno, en un principio la familia Vergara le dio un lugar en su casa, estuvo allí cerca de un mes hasta que después se trasladó a la pensión del club, mientras paralelamente empezó la escuela. 

Sus buenas actuaciones en estos cinco años le permitieron ir escalando en la consideración de los distintos cuerpos técnicos de las categorías en las que participó, hasta que recibió el premio máximo de ser convocado a entrenar con el  primer equipo. 

«Trato todos los días entrenar a full para mejorar. Pero sé que hay un chico del club que viene hace tiempo peleándola y se merece una oportunidad. Ojalá que primero se la den a él, que la sepa aprovechar y después cuando llegue mi tiempo, veremos. Pero voy a seguir trabajando para estar ahí», señaló. 

Y como era obvio, fue consultado sobre la sensación de estar cerca de Maradona en el diario convivir, en las prácticas en la cancha del bosque platense: «con todos los que he hablado te dicen más o menos lo mismo, que es algo increíble. Y verlo ahí te pone la piel de gallina, es algo muy lindo tenerlo ahí y saber que Maradona está en Gimnasia».

VARIOS ASPECTOS 

-Pandemia: «a lo primero se iba estirando, pero yo trataba de moverme en el garaje de mi casa, mucho no se podía hacer porque no dejaban salir y mis viejos aparte eran muy estrictos con eso. A los pocos días empezamos a entrenar por zoom con el club hasta que en Balcarce abrieron los gimnasios y empecé a ir, también salía a correr. Igual a diferencia de otros chicos en otros lugares, la pasé bastante flexible». 

-Consejos de DT: «enseñanzas me han dejado todos, en Necochea fueron dos años muy lindos donde Maximiliano Montiel y Leo Vorrath, los entrenadores de la categoría 2000, me llevaban a comer a sus casas, compartíamos un montón de momentos juntos y eso también es muy importante. Me hicieron sentir muy cómodo y a su vez me enseñaron muchas cosas. Pero aprendés de todos, también ‘Coco’ Iribarren es muy buena persona y siempre me ayudó. Cada director técnico que me ha tocado me ayudó mucho y fueron muy buenos conmigo». 

-Referente en el arco: «siempre miré a todos, mucho a Juan Pablo Carrizo, Barobero me gusta y en la actualidad Ter Stegen, Neuer y de Argentina a Usain, Andrada, Rossi. Trato de mirar un poco de todo y sacar cosas de cada uno». 

-Alcanza pelotas: «junto con la categoría 2002, cuando yo estaba en Octava y Novena, en 2016 me tocó ir varios partidos contra Boca, el clásico con Estudiantes, contra Colón también. Yo trataba de mirar a los arqueros porque se ven detalles que en la televisión no se ven, cómo se manejaban cuando la pelota estaba lejos o cerca. Fue algo hermoso estar ahí, cerca de ellos, realmente muy lindo». 

-Juego con los pies: «me siento cómodo porque me gusta mucho intentar jugar, a veces abuso. Pero me gusta jugar con los pies, ser uno más adentro de la cancha, una opción más a la hora de romper una presión o algo de eso».