Agustina Petruccelli (gimnasia artística): «No pudimos comenzar el año como nos hubiera gustado»

Agustina Petruccelli (gimnasia artística): «No pudimos comenzar el año como nos hubiera gustado»

Con la aparición de la pandemia del Coronavirus muchas instituciones deportivas debieron cerrar sí o sí sus puertas y hasta el momento algunas no han podido reabrirlas ya que no son consideradas como deportes de ‘bajo riesgo’ o porque los protocolos de seguridad aún no fueron aprobados por los gobernantes.

La gimnasia artística es una de esas disciplinas que aún se encuentra paralizada en la ciudad a pesar de que estemos en Fase 4 donde ya se han habilitado distintos deportes como el golf, tenis, natación, padel y la pesca deportiva. La gimnasia al igual que las prácticas anteriores se realizan de forma individual y la desarrollan tanto hombres como mujeres. Generalmente el acercamiento a este deporte se da desde muy pequeño ya que es uno de los mejores momentos para adquirir cada una de las técnicas e ir mejorándolas a medida que pasa el tiempo.

El gimnasio UP! es uno de los encargados a través de sus profesores Agustina Petruccelli, Santiago Fleming y Belén Chiocarello en danza, de enseñarles a los más pequeños todo lo lindo que tiene este deporte. El mismo consiste en la realización de una composición coreográfica donde se combinan de forma simultánea todas las partes del cuerpo realizando distintas figuras y movimientos.   

Una de las características que tiene este deporte es que se necesita de una gran destreza  y habilidad para ejecutar cada una de las siluetas, ya sea en el piso o en los diferentes aparatos que en mujeres son: las barras asimétricas que están compuestas por dos barras; la viga de equilibrio, en ella se realizan movimientos acrobáticos, gimnásticos y danza logrando mantener el equilibrio. El salto, que se realiza en una plataforma impulsada por un trampolín colocado frente a un aparato compuesto por un lomo elevado (caballo) y en la prueba se debe tomar impulso para saltar hacia un caballo. Y por último las denominadas manos libres (Suelo) que se realiza sobre una superficie de 12x12 metros cuadrados, construida de un material elástico para amortiguar las caídas y en la prueba se realizan movimientos acrobáticos y gimnásticos.

Para saber un poquito más de cómo está la situación en UP!, El Diario dialogó con una de sus profesoras, Agustina Petruccelli, quien contó cómo esperan que sea la vuelta de los entrenamientos presenciales, que serán con un estricto protocolo de seguridad para cuidarse entre todos. Además reconoció que este parate fue un desafío como docente y expresó que ve muy lejana la vuelta de las competencias.

«UP! cerró sus puertas hace tres meses y medio, cuando se decretó el aislamiento social preventivo y obligatorio estábamos en plena inscripción para comenzar a transitar un nuevo año. Muchos niños fueron dos o tres clases y no pudieron continuar con la actividad presencial. Algunos otros no llegaron a inscribirse y no pudimos comenzar el año como nos hubiera gustado», manifestó la profesora, quien además resaltó los valores que quieren transmitir en todo momento a pesar de que el gimnasio se encuentre cerrado y no puedan tener el mismo contacto con sus alumnas como lo hacían previo a la pandemia. «Si bien las puertas de UP! están cerradas, hoy seguimos enseñando y aprendiendo, construyendo y afianzando vínculos, pero sobre todo haciendo lo que más nos gusta». 

LA VUELTA

Una de los temas más importantes y esperados es la vuelta a la rutina diaria que se tenía antes de que este virus azotara a todo el mundo y terminara con la vida de muchas personas. En consecuencia, Petruccelli reconoció que el retorno será con una cantidad muy limitada de niñas y con un estricto protocolo. También indicó que durante estos cien días estuvieron trabajando de forma virtual para que sus alumnas puedan seguir en movimiento, realizando distintos ejercicios y adaptarlos así a los que se realizan con los aparatos en el salón.

«Estamos preparando nuestro lugar para volver. La reapertura será con grupos muy reducidos y respetando un protocolo sanitario. Creemos que en primera instancia vamos a volver a nuestro lugar con los alumnos más grandes.

Durante todo este tiempo, realizamos clases virtuales. Esas clases las enviamos los lunes de forma escrita para aquellos que quieran realizarla en otro momento. Estos encuentros nos sirven para trabajar algunos aspectos que en el gimnasio no llegamos con el tiempo.

A la hora de organizar nuestra propuesta, pensamos cómo podemos trabajar y adaptar los cuatro aparatos de la gimnasia artística femenina. Tenemos en cuenta las medidas de seguridad porque al no encontrarnos en el gimnasio, debemos cuidar a nuestros alumnos. Los niños están acostumbrados a trabajar sobre superficies blandas que permiten recepcionar los ejercicios de una manera diferente.

Los fines de semana mandamos desafíos o juegos para hacer en casa y cada quince días proponemos actividades especiales donde incluimos entrenamientos con otras instituciones, actividades recreativas y algunas charlas con profesionales.

Con los alumnos de 3 y 4 años nos manejamos por videos con juegos y actividades que enviamos todas las semanas», afirmó.

TRABAJO VIRTUAL

Al ser preguntada por cómo es trabajar y realizar rutinas con los más pequeños de manera virtual u online, la profesora indicó que creían que iba a ser mucho más complicado de lo que realmente fue. «Pensamos que iba a ser más difícil. Pero ellos hacen que todo se vuelva natural. Hay días que cuestan más que otros, ellos también están cansados de esta situación. Pero las ganas de encontrarnos y hacer lo que nos gusta hacen que cada encuentro sea diferente.

Por otra parte, planificar esta propuesta fue un desafío para todos los profesores de UP!.  Trabajar la corporeidad de forma virtual es algo que nunca nos imaginamos. Como docentes, pudimos acercarnos a otros recursos, repensar nuestras prácticas para dinamizar la enseñanza y generar propuestas significativas. Nos reinventanos, aprendimos a adaptar los ejercicios, a construir elementos y a ser más creativos que nunca».

COMPETENCIA

Otros de los temas que preocupa y todos lo dan como nulo a esta altura del año por cómo está avanzando el virus en las grandes ciudades, es la vuelta a las competiciones. Petruccelli enfatizó en que va a ser muy difícil que se pueda realizar algún torneo ya que estos reúnen una gran cantidad de personas y es justamente eso lo que se quiere evitar, el aglomeramiento en lugares cerrados.

«Los torneos de gimnasia se realizan en lugares cerrados y con gran cantidad de gente. Creo que este año va a ser difícil que se pueda retomar la competencia».