Christian Fraiz, el balcarceño que jugará la Conference League

Christian Fraiz, el balcarceño que jugará la Conference League

En el fútbol, ser arquero no es para cualquiera, ya lo dicen los entendidos en el puesto. Tiene particularidades distintas a las del resto de los integrantes de un equipo, una equivocación seguramente signifique un alto margen de posibilidad de gol para el rival y los yerros son más visibles que en otros lugares de la cancha. Pero a favor tiene sensaciones difíciles de hallar, momentos de satisfacción y reconocimiento generalizado, tanto de propios como de extraños.

En Balcarce, hace poco más de 30 años surgió uno que hoy se destaca en el ámbito profesional, quizás en un lugar alejado del ruido periodístico, en una liga que va buscando abrirse paso y que a base de un gran esfuerzo también participa en certámenes internacionales. Se trata de Christian Fraiz, quien hace cinco temporadas defiende los tres palos del Mons Calpe, recientemente clasificado a la flamante Europa Conference League, competición que verá la luz el mes venidero en aquel continente.

En charla con El Diario desde su domicilio en Algeciras, ciudad española situada en la provincia de Cádiz y muy cercana de la frontera con Gibraltar, se mostró muy conforme con el objetivo alcanzado al finalizar la temporada 2020/2021: "ha sido muy bueno tanto en lo personal como a nivel equipo. Hemos logrado clasificar al club a una competición UEFA por primera vez en la historia. Hemos terminado en cuarta posición, lo que nos da acceso a la Europa Conference League".

CINTA DE CAPITÁN

Haciendo mención al aspecto personal, le fue más que bien, ya que pudo disputar casi todos los minutos del campeonato y en un alto nivel, manteniendo una regularidad en el rendimiento, algo que es importante para todo futbolista y especialmente para los arqueros.

En síntesis, se presentó en 21 partidos de los 22 que hubo en el cronograma anual, en el marco de esta competición que se detuvo en más de una ocasión a raíz de la situación de pandemia mundial, pero que a la postre resultó más que fructífera.

Al respecto, dijo que "fue una temporada rara ya que hubo algunos parones por el COVID y luego muchos partidos juntos para comprimir el calendario. Muchos equipos compitiendo para clasificar a competiciones europeas, una temporada larga y dura, pero terminó de la mejor manera para nosotros".

Y en su caso, de un tiempo a esta parte ha sido distinguido con el brazalete por parte de sus compañeros y el cuerpo técnico, sin duda alguna realzando su ascendencia en el grupo que integra y también reconociendo su trayectoria en el medio.

"Hace un par de temporadas vengo siendo capitán del equipo, llevo varios años acá, es una muestra de confianza hacia mí. Así que es algo gratificante, pero también tiene su responsabilidad. Hay que intentar que el grupo esté bien, que haya buen ambiente y armonía en el plantel", deslizó.

"ME VEO DIFERENTE"

Con más de una década de recorrido futbolístico en el continente europeo, Christian Fraiz ha evolucionado en su puesto, con la incorporación de distintos aspectos que le han brindado los entrenadores de arqueros de los diversos clubes en los que ha participado, como también debido a la madurez que le han otorgado los años.

Así lo comprueba personalmente: "como portero me veo bastante diferente, han pasado once años desde que me fui. En ese tiempo un jugador evoluciona mucho, por el solo hecho de la experiencia, que te hace resolver situaciones en el juego con mucha más facilidad y solvencia que siendo más joven. En lo puramente futbolístico he incorporado conceptos nuevos, diferentes formas de ver el fútbol, muchos entrenadores diferentes que te van dejando cosas. En concreto puedo decir, por ejemplo, que ahora me veo con mucha más participación en la salida jugando del equipo. Otra de las cosas es que las defensas juegan mucho más adelantadas, lo que te obliga a ser prácticamente un líbero, es decir, jugar más adelantado y tener que leer el juego permanentemente, dominar más el área, dominar el juego aéreo, etcétera".

PARTICULARIDADES

El plano futbolero en el país donde juega profesionalmente tiene sus características, no son muchos los clubes que animan el certamen y los partidos se disputan todos en el mismo campo de juego. Pero como contrapartida, la actividad va ganando temporada tras temporada en competitividad y para los jugadores está siempre latente la chance de poder cumplir una buena campaña anual para después participar y mostrarse a nivel internacional.

En ese sentido, el arquero balcarceño dijo que "Gibraltar tiene la particularidad que es un país muy pequeño. La primera división cuenta con doce equipos, el objetivo de todos ellos es meterse en puestos europeos, actualmente hay cuatro cupos que te llevan a competencias UEFA. El nivel de la Liga crece año a año rápidamente, cada vez es más competitiva y más dura. Cualquier equipo te puede sacar puntos".

En cuanto al sistema de juego, todos los elencos intervinientes juegan por el sistema de "todos contra todos" y al finalizar esa ronda, los seis primeros clasifican a una Liguilla en la que se enfrentan entre ellos a doble partido. Allí se disputan la Liga y las cuatro plazas europeas, en tanto que los seis del lote de abajo compiten por el descenso.

Todos los partidos del año tienen desarrollo en una misma cancha, cuya superficie es de piso sintético. "Cada un par de años lo renuevan, así que es un césped de calidad, siempre está en buen estado. Las condiciones del estadio son muy buenas", agregó.

COSAS PERSONALES

Simpatizante de Boca Juniors en Argentina y de Barcelona en España, según dijo "más que nada por Messi", Christian Fraiz no está solo en Europa. Vive en pareja con Carmen desde hace un tiempo, con quien son padres de Thiago, próximo a cumplir sus primeros nueve meses de vida.

"Cambia la vida completamente, ahora el bebé se lleva todo el tiempo. Demanda mucha atención, pero estoy muy feliz con él, verlo crecer, jugar con él, verlo reír, aunque no me deja dormir mucho, je".

Pasó un largo trecho desde su última visita a Balcarce, claro que con esta situación del Covid-19 las cosas no fueron fáciles en ningún sentido y los viajes se han enmarcado dentro de esos aspectos. Además, las urgencias deportivas tampoco lo habrían permitido. "Hace casi tres años que no voy a Balcarce, tenía planificado ir ahora, pero entre la pandemia y que iniciamos la pretemporada muy pronto, no he tenido prácticamente vacaciones. Quedará pendiente para un poco más adelante", destacó.

Y por ende y más allá del tiempo transcurrido, siempre hay lugar para añorar algo. Los seres queridos, costumbres y determinados alimentos, son los que primero figuran en la fila: "estoy bastante acostumbrado y adaptado, son muchos años afuera ya, pero siempre se extraña, sobre todo la familia y amigos. En cuanto a las comidas, lo que más extraño son los asados de allá, pero somos varios argentinos en el plantel, entonces de vez en cuando siempre salen asados. También se extrañan las facturas, eso acá es prácticamente imposible conseguirlo".

Trayectoria deportiva

Christian Fraiz desarrolló su carrera en Kimberley de Mar del Plata, tuvo un paso por Racing FC de Balcarce en 2010, jugando un certamen de alcance nacional, hasta que volvió al elenco de la vecina ciudad y luego se dio su paso a Europa.

Allí recaló inicialmente en el SD Compostela de España, donde se desempeñó desde 2010 a 2013, para pasar la siguiente temporada por la Unión Deportiva Somozas del mismo país y posteriormente emigrar hacia Gibraltar. En su nuevo destino, desde 2014 a 2016 militó en el Lynx FC, para luego fichar por el Mons Calpe, que defiende hasta el día de hoy.