2266660811

Lunes 18 de Febrero de 2019

12 02 2019 | Política | Juan Fraiz (APDH)

Juan Fraiz (APDH): «Hay una regresión en el respeto de los derechos humanos»

Juan Fraiz

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos fue fundada el 18 de diciembre de 1975, tres meses antes del golpe militar que dio inicio a la dictadura conocida como Proceso de Reorganización Nacional, en la Casa de Ejercicios Espirituales que dependía de la Iglesia de la Santa Cruz, a raíz de una iniciativa de Rosa Pantaleón.

Según indica su sitio oficial, la organización es fruto de una «autoconvocatoria de personas provenientes de los más diversos sectores sociales, políticos, intelectuales, sindicales y religiosos argentinos, en respuesta a la creciente situación de violencia y de quiebra de la vigencia de los más elementales derechos humanos que se escalaba en el país», siendo la principal preocupación construir un espacio institucional desde el cual fortalecerse y luchar para defender los Derechos Humanos y los valores de verdad y justicia.

Balcarce cuenta desde hace más de una década con una delegación de la APDH, siendo desde los inicios una de las figuras relevantes Juan Fraiz, quien hace poco fue designado como integrante de la Mesa Directiva Nacional.

En diálogo con El Diario, Fraiz explicó que «esto se dio por un proceso que tiene la APDH de federalizar los órganos directivos. Los nombramientos se dan por el consenso de compañeros de otros distritos y que piensen en uno es significativo.», añadiendo que la mesa está conformada por una presidencia tripartita, vicepresidencia, vocales y comisiones especiales sobre temas específicos.

Por otra parte remarcó que todos los cargos dentro de la agrupación son ad honorem y que la organización se sustenta con aportes privados en su mayoría y también con ayuda económica del gobierno de la CABA «fondos que posibilitan el normal desenvolvimiento de una institución con muchas regionales en todo el país».

«Es un placer poder integrar esa mesa lo que no impide la continuidad de mi participación dentro de la APDH local, hoy presidida por Ana María Pérez» apuntó.

«HAY UNA REGRESION EN EL RESPETO DE LOS DERECHOS HUMANOS»

Sobre la lucha por sus objetivos y su visión de la actualidad en ese sentido, Fraiz dijo que tiene «una gran preocupación porque vemos que los derechos humanos en general en los últimos años están siendo más vulnerados que antes».

La APDH siempre tuvo una posición crítica con respecto al respeto de los derechos humanos por parte del Estado. Hemos observado que durante un período el Estado hizo muchas veces lo posible como para promoverlos y evitar violaciones que se venían dando hasta ese momento. En los últimos años lamentablemente hay una regresión en cuanto al respeto por los derechos humanos. Eso es notable y se da en distintos ámbitos.

«NO ES CIERTO ESO DE QUE DEFENDEMOS A LOS DELINCUENTES»

Con frecuencia se escucha decir que la defensa de los derechos humanos desde la APDH no es pareja, que se defiende con más énfasis a unos que otros. Al pedirle su opinión al respecto, el entrevistado respondió:

«El Estado es quien tiene a su cargo la obligación de garantizar los derechos de los habitantes del país. Y como tiene esa obligación, cuando no lo hace es él quien viola los derechos humanos. Frente a eso nosotros responsabilizamos al Estado de las violaciones a los derechos humanos. Los particulares no violan los derechos humanos, pueden cometer delitos y cuando se cometen esos delitos el Estado debe realizar las investigaciones necesarias como para sancionar a los responsables y restablecer el derecho. Eso es lo que nosotros entendemos. Creemos que todos son iguales en dignidad. No es cierto eso de que nosotros defendemos a los delincuentes. Nosotros defendemos los derechos que cada persona tiene por el hecho de ser un ser humano, más allá de lo que cometa y cuando esa persona comete un delito tiene que ser juzgada con todas las garantías constitucionales procesales que corresponda. No apañamos a nadie, pero tampoco queremos que se violen los derechos de las personas por parte del Estado.

FALLAS «ETERNAS» DEL ESTADO

Al preguntarle su opinión de casos como el que se conociera esta semana de un motochorro que robó 9 veces en tres horas y fue liberado, dijo: «Obviamente que no está bien que alguien se apodere de lo que no le pertenece. No corresponde que lo haga ni un motochorro, ni un gobernante, ni un empresario, ni nadie. Solemos ser muy críticos de quien se apodera de lo ajeno cuando es una persona que forma parte de la pobreza, pero cuando observamos que es un gran empresario quien lo hace muchas veces no lo tenemos tan en cuenta. Pero también debemos preguntarnos porqué ese motochorro llegó a cometer ese delito. Evidentemente el Estado y la sociedad han fallado en la formación de esa persona. El Estado no ha dado seguramente todos los elementos necesarios como para que esa persona pueda desarrollar su vida en el respeto a la ley. En algo ha fallado el Estado que debe ser el garante de la seguridad de esa persona que sufrió el desapoderamiento. El Estado tiene que actuar y por sobre todas las cosas tiene que tratar de corregir el futuro accionar de esa persona como para evitar que vuelva a cometer otro hecho. Pero, reitero, no tenemos que asombrarnos solo de cuando es arrebatada una cartera, mientras estamos viendo que están siendo arrebatados miles de millones de dólares de las arcas públicas que se transfieren del sector de los trabajadores a sectores empresariales , sin embargo esas actitudes por lo general no son condenadas».

Las «fallas» del Estadio son de larga data, al remontarse al pasado, Fraiz opinó que «vienen de 1810 para acá, para no hablar de lo que ocurría antes del 25 de mayo de ese año. Vienen ocurriendo siempre. Lo que pasa que unas veces se mira para un lado y otras para otro. Ya en aquellos años el gobierno estaba integrado por personas que tenían un pasado de contrabandistas y hoy dan el nombre a algunas calles. Siempre hubo personas al margen de la ley , por supuesto que el Estado es responsable de todas esas violaciones y todos los ciudadanos tenemos alguna responsabilidad en cuanto al accionar de cada una de las personas que integran el Estado porque a muchos de ellos los designamos nosotros».

El panorama que planteó dio lugar a consultarle si se pude imaginar tener a no muy largo plazo un país más respetuoso de los derechos humanos, a lo que contestó:

«Sí, hay sociedades que son más respetuosas que nosotros y creo que sí podemos pero para eso es necesaria más democracia, lograr mayor conciencia, lograr el respeto de la legislación, cosa que no solo debe estar a cargo de un determinado sector sino de la generalidad de la población. Yo creo que sí, es una cuestión fundamentalmente de formación Y tienen que intervenir todos los actores sociales como para que eso se dé.

Soy optimista en cuanto a eso, aún sabiendo que no es un proceso fácil; que es un proceso lento, complejo; que tiene avances y regresiones como lo estamos viendo en estos momentos pero también es cierto que hay otras sociedades donde los derechos son más respetados, donde los estados también tienen responsabilidades en cuanto a las violaciones pero son mucho menores, en algunos casos. Tal vez si miramos al resto de los países del mundo eso se de en pocos, mientras hay otros en los que a veces sus dirigentes tratan de respetar los derechos humanos dentro de su territorio pero a la vez son los principales violadores fuera de sus fronteras, caso típico como el de Estados Unidos».

SU MIRADA SOBRE VENEZUELA

«El pueblo venezolano es el que debe determinar su futuro»