Stoppani sobre los controles de nocturnidad: «Estamos haciendo lo que tenemos que hacer»

Stoppani sobre los controles de nocturnidad:  «Estamos haciendo lo que tenemos que hacer»

Los reiterados hechos de violencia que se vienen registrando en sectores próximos a locales bailables de la costa, y de manera especial el brutal crimen cometido por un grupo de adolescentes en Villa Gesell, han reavivado la inquietud de la gente sobre la efectividad de los controles que se realizan en torno a los lugares de esparcimiento nocturno y el consumo de alcohol u otras sustancias que suelen ser el disparador para acciones que rayan en la irracionalidad.

La preocupación, por lógica, se da también en mucha gente de Balcarce, de manera especial padres de jóvenes que acostumbran a participar de eventos que se realizan tanto en locales habilitados como de fiestas o reuniones callejeras.

El Diario consultó al Secretario de Gobierno para conocer cómo se trabaja en nuestra ciudad para evitar desbordes.

Ricardo Stoppani señaló sobre lo sucedido en la costa que «son hechos desgraciados que tienen que tener una lectura de extremar los cuidados a la hora de los controles», agregando que en Balcarce «gracias a Dios no hemos tenido problemas similares y esperemos n o tenerlos nunca. De todos modos nosotros estamos ejerciendo el control que nos corresponde».

Con respecto a la vigilancia y control interno en los lugares de esparcimiento explicó que existe una legislación provincial «a la cual deben atenerse esos locales en cuanto al registro de los custodios y demás. Pero, insisto, nosotros hacemos los controles que corresponde tanto con personal municipal como Policía y afortunadamente no hemos tenido nunca inconvenientes serios».

Dijo además que «siempre hay alguna actividad que hay que estar controlando» citando lo ocurrido días pasados cuando hubo algunas clausuras de lugares que estaban vendiendo bebidas alcohólicas fuera de los horarios permitidos.

«NUESTRA CAPACIDAD NO ES INFINITA»

Puntualizó que en torno a los controles han venido observando que si bien hay actividades de la noche no son solo los centros nocturnos sino que se hacen reuniones en lugares públicos como el cerro El Triunfo o calles, «el control que se trata de hacer es permanente y procuramos extremarlo en función de nuestra propia capacidad, que no es infinita . Hay un tope de medios para el control que tratamos de usarlo de la forma más inteligente posible».

Al preguntarle si estos controles permiten llevar tranquilidad a la gente y, especialmente, a los padres de adolescentes que recién empiezan a salir ahora, Stoppani respondió señalando que «los controles se llevan a cabo. De todos modos hay que ser claros en que los adolescentes menores de 18 años no pueden estar en estos lugares. Si alguno estuviera, estaría en infracción y se infraccionaría al local. Por lo tanto la gente tiene que estar tranquila en función del lugar al que concurren, que sus dueños son en última instancia los responsables de que allí no haya menores y que, por supuesto, no se expenda alcohol a menores. En cuanto a nuestro control es fundamentalmente preventivo y en la calle».

«Cuando se mezclan el alcohol y la noche a veces el resultado no es bueno, pero uno trata de extremar los controles con los medios de los que se dispone», amplió el titular de Gobierno remarcando que «los con troles se están realizando. Esto no quita que de pronto pueda pasar algún hecho…, esperemos que no. Nosotros estamos haciendo lo que tenemos que hacer y esperamos y confiamos que la gente colabore para evitar situaciones graves o incidentes que puedan ocasionar víctimas.