2266660811

Sábado 22 de Febrero de 2020

14 02 2020 | Policiales |

Se conocieron datos sobre "irregularidades" en el arresto domiciliario de Federico Sasso

Como se informara ayer, Verónica Borelli, la mamá de Lucía Bernaola, la adolescente que falleció el 4 de junio de 2017 en la costa marplatense en un siniestro vial que provocó Federico Sasso, volvió a pedir a la Justicia de Mar del Plata que dictamine el cese del arresto domiciliario que se le concedió al joven que cumple su condena en un departamento céntrico de Balcarce.

Tras esta novedad salió a la luz un informe del Servicio Penitenciario Bonaerense en el que se detalla que en 29 oportunidades, entre diciembre de 2017 y abril de 2018, encontrándose bajo el control de la Dirección de Monitoreo Electrónico dependiente de la Subdirección General de Supervisión Electrónica reportó "eventos a destacar".

De los mismos, según consta en el informe, en 23 oportunidades no hubo respuesta los llamados telefónicos que se realizaron mientras en los restantes casos manifestó estar en su habitación, en el living o en el baño.

En cuanto a las denominadas "salidas de rango" mayores a quince minutos con constatación policial, se indica que se dieron el 20/12/2017; 21,12/2018 y 06/02/2018.

En cuanto al protocolo a seguir en caso de las denominadas salidas de rango "las cuales rigen para la totalidad de los detenidos bajo el sistema de excepción", se explica que en caso de salidas menores a los 15 minutos el procedimiento a seguir es realizar el llamado telefónico al domicilio, ya sea al equipo o a los teléfonos de referencia aportados para mantener contacto con el nombrado y solicitarle que se acerque al equipo domiciliario. Si no se puede establecer comunicación pero el detenido vuelve al rango se cierra el evento y oportunamente se informa"

En caso de que la salida de rango supere los quince minutos "se solicita a través del 911 que se apersone personal policial y corrobore la presencia del detenido en su domicilio".

El informe de la Subdirección de Supervisión Electrónica agrega que con respecto a las salidas de corta duración, las mismas "pueden producirse cuando la persona se aleja más allá del rango permitido o se encuentra en el límite del mismo y permanece un determinado tiempo. Al producirse el alerta, nuestro operador realiza un llamado de verificación que obliga al interno a acercarse a la unidad, entrando en rango nuevamente".

En este caso puntual, Verónica Borelli y su abogado sostienen que la alarma de la pulsera electrónica de Sasso sonó 29 veces mientras desde el entorno del imputado afirman que nunca quebrantó el régimen de arresto domiciliario, desestimando que hubiese habido irregularidades en su detención, sosteniendo que no registran salidas de rango no autorizadas y que si en alguna oportunidad se activó la alarma se debió a "pérdidas de señal" en la tobillera electrónica. Reafirman en ese sentido que el GPS permitiría comprobar que en todo momento estuvo dentro de su domicilio.