"Pasaron muchos años donde prácticamente no se reconocía la labor del ingeniero agrónomo"

"Pasaron muchos años donde prácticamente no  se reconocía la labor del ingeniero agrónomo"

La productividad argentina ha ido aumentando en las últimas décadas como consecuencia de la incorporación de conocimiento y el uso de la tecnología, el mejoramiento genético, la siembra directa, la aplicación de fertilizantes, la agricultura y la ganadería de precisión y la incorporación de las buenas prácticas, entre otros muchos ejemplos.

El ingeniero agrónomo es quien propicia y transfiere conocimientos para mejorar y aumentar la producción animal y vegetal, y además de cuidar el impacto sobre el medio ambiente.

El ingeniero agrónomo Pedro Platz (MP 00002) es presidente de la flamante Región Sudeste del Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales de la provincia de Buenos Aires (CIAFBA) y miembro de la Asociación de Ingenieros Agrónomos de Balcarce. Entrevistado por El Diario, dijo que "uno de los muchos desafíos que los ingenieros agrónomos enfrentamos hoy día es el solo hecho de ser consultados y contratados para dar las garantías necesarias de producir de manera sana, segura y sustentable".

- ¿Se hace necesaria la capacitación constante teniendo en cuenta los avances tecnológicos que apuntan a producir más y mejor, y de manera sustentable?

- Si. La tecnología avanza a pasos agigantados y esto para nosotros es muy bueno porque mucha información de la que antes estimábamos en función de nuestra formación académica, hoy día se mide con equipos especiales que nos dan datos valiosísimos para tomar decisiones en el momento o a largo plazo.

- ¿Crece la demanda del ingeniero agrónomo por parte de los productores?

- Aumenta pero no al ritmo que las necesidades diarias lo requieren. Como ya mencioné, la tecnología es uno de los motivos de mayores consultas, pero algo que nos preocupa mucho es que en todo aquello relacionado con el cuidado del medio ambiente no somos consultados y se siguen cometiendo irregularidades, principalmente en aplicaciones para el cuidado de los cultivos sin prescripciones profesionales que aseguren y garanticen el cuidado de la salud de la población y el ambiente.

- ¿Cómo juega en el ingeniero agrónomo la capacidad de adaptación ante los cambios que se producen?

- Las adaptaciones son rápidas. De hecho, en general el profesional es el que propone los cambios y eso va de la mano con los resultados de nuevas investigaciones y ensayos que se realizan todos los días.

LA TECNOLOGíA DIGITAL

- ¿Qué perspectivas tienen acerca de la profesión atendiendo a la evolución constante de la tecnología, principalmente la digital?

- La tecnología digital nos brinda innumerables herramientas que agilizan las tareas diarias en el campo. En una aplicación, hoy día tenés toda la información necesaria para tomar decisiones en un mismo lote. Por ejemplo, antes se anotaba en papel o cuadernos que en muchas ocasiones se perdían o tardabas mucho más tiempo en recuperarlas. Las aplicaciones están vinculadas con la información que un asesor realiza en el campo, ya sean monitoreos, prescripciones, evaluaciones, etc. y la puede relacionar con toda la información de otros años, compararla y decidir en función de ello.

- Balcarce tiene el privilegio de contar con una de las facultades más reconocidas del país, que integra la denominada Unidad Integrada junto al INTA. ¿Esto es un plus para el profesional egresado de ella?

- Si, por supuesto. La Facultad de Ciencias Agrarias tiene la posibilidad de dar gran parte de sus materias con prácticas a campo. Esto, y además el poder contar con excelentes profesores que a su vez tienen sus propios laboratorios de trabajo vinculados al INTA, permiten que los estudiantes logren aprender de manera completa su profesión para una mejor inserción en las fuentes de trabajo.

- El campo ya no es materia exclusiva de los hombres. Cada vez se ven más mujeres ejerciendo la profesión. ¿Es así?

- Así es. Por suerte cada vez más mujeres integran los equipos de trabajo en las empresas y sus aportes son valiosísimos para tener una mirada, muchas veces distinta, que permite mejorar día a día nuestra profesión.

- Un hecho trascendente se produjo en 2019 con la constitución del Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales de Buenos Aires (CIAFBA). ¿Qué beneficios trae aparejado para el afiliado?

- No es una "afiliación". El CIAFBA es una institución que vela por el ejercicio legal profesional, tiene entre muchas otras obligaciones como controlar las matrículas de sus profesionales y cuidar los derechos de estos sobre aquellos que ejercen ilegalmente sin matrícula.

- ¿Cuál es la situación laboral del ingeniero agrónomo en Balcarce?

- Balcarce y la zona tienen la virtud de desarrollarse muchas actividades en la que un ingeniero agrónomo es el único profesional que puede realizarla y certificarlas. Algunas de ellas todavía no están reguladas como actividades profesionalizadas pero el CIAFBA está trabajando en ello y ordenando estas mismas para garantizar a la sociedad la intervención de un profesional formado y únicamente capacitado para certificar dichas actividades.

¿Cómo está trabajando la Asociación de Ingenieros Agrónomos de Balcarce? ¿Se acerca a participar el profesional?

- La AIAB formada hace varios años mantiene un vínculo directo con sus colegas, realizando capacitaciones, actividades de vínculos con la sociedad balcarceña en plantación de árboles, por ejemplo, vinculado con escuelas, etc. Así que la actividad es intensa comparada con la poca difusión que se realizan de las mismas. Por eso agradecemos que nos entrevisten, se preocupen y ocupen de difundir nuestro silencioso trabajo. Somos lo únicos profesionales que garantizamos la inocuidad de los alimentos que consumimos día a día y protegemos el medio ambiente para la prosperidad de las generaciones futuras. Han pasado muchos años donde prácticamente no se reconocía la labor del ingeniero agrónomo. Hoy día consideramos una actividad esencial que lentamente va cambiando muchos de los errores que se cometieron en la forma de producir. Hoy no se debería poder producir si un ingeniero agrónomo no certifica cómo, cuándo y dónde se produjo ese nuevo producto. En poco tiempo más lo vamos a lograr. Por último, quiero saludar a los colegas e invitarlos a que se acerquen al CIAFBA. El Colegio cuenta actualmente con alrededor de 2.500 matriculados a nivel provincial. Es una entidad abierta y con mucha voluntad para escuchar y trabajar en pos de jerarquizar la profesión y el compromiso con la sociedad en su conjunto.