La Fiscalía sospechaba de la policía de Florencio Varela por cierta "subjetividad"

La Fiscalía sospechaba de la policía de Florencio Varela por cierta "subjetividad"

Sabido es que luego de haber realizado un allanamiento en el Conurbano bonaerense el pasado 6 de este mes relacionado directamente con un robo que sufrió la familia Ciantini en marzo de 2018, en el cual le llevaron una importante suma de dinero en pesos y dólares, se contagiaron de Covid-19 seis efectivos que desarrollan su labor en la Sub DDI, cuatro de los cuales participaron en el operativo ordenado por la Justicia. También contrajeron la enfermedad familiares y vínculos estrechos, quienes actualmente se hallan aislados y en evolución favorable.

El envío de efectivos policiales locales a una zona de alta carga viral generó malestar en distintos ámbitos de la comunidad a partir de la situación generada que obligó a que se den explicaciones oficiales no solo desde el ámbito municipal sino también desde la fuerza policial, señalándose que el personal actuó en los dos allanamientos practicados en Florencio Varela valiéndose de los elementos de protección necesarios y las medidas preventivas aconsejadas.

Luego los hechos demostraron que a pesar de los recaudos tomados lamentablemente los efectivos policiales se contagiaron de Covid-19.

SOSPECHAS

La propia ayudante fiscal indicó que "decidimos seguir haciendo la investigación y no pedir colaboración a personal policial de Florencio Varela por tener sospechas, que eventualmente podrían arrojar algún tipo de subjetividad. Por eso, no podíamos arriesgarnos. Es muy difícil hablar a esta altura claramente de algo, que en este momento es parte de la investigación".

A partir de las pruebas reunidas en la causa, sostuvo la fiscal Molina que lo sucedido en la planta de Finca Balcarce, en la ruta 226, "no fue un hecho al voleo". Contó también que hubo varias líneas de investigación para poder esclarecer el resonante caso y se analizaron numerosas llamadas telefónicas. Así fue como se solicitaron la realización de dos allanamientos en Florencio Varela y otro en un domicilio de nuestra ciudad donde se domiciliaría el "entregador".

Tres fueron las personas identificadas por la Policía. No quedaron detenidas por disposición del Juzgado de Garantías actuante en función de la carátula pero están notificados.

FALTAN PERICIAS

"Hay que seguir con más detalle el resultado del análisis de los teléfonos secuestrados en este último procedimiento policial, lo cual está pendiente de realización como también quienes serán las personas que eventualmente serán procesadas", añadió la ayudante fiscal.

Finalmente expresó que los autores del ilícito formaban parte de "una banda constituida" para cometer ilícitos de esta magnitud. "Cuando vinieron a Balcarce tenían todo planeado", aseguró.

COINCIDENCIA

Las expresiones de la ayudante fiscal Molina son bastantes coincidentes con lo publicado por El Diario el pasado sábado en el espacio "Malas lenguas".