WHATSAPP 2266-660811

Domingo 15 de Julio de 2018

EL DIARIO | 09 04 2018 | Policiales | Incendio

Voraz incendio en una agencia de autos

Un siniestro de gran magnitud se registró en el interior del salón de ventas de una agencia de automóviles, provocando la destrucción total de uno de los rodados allí guardados, daños de importancia en otros vehículos y afectando en menor intensidad al resto de las más de veinte unidades que había en el lugar.

El incendio fue detectado por vecinos del local "Fasciglione Automotores", de Juan Fasciglione, ubicado en avenida Gonzales Chaves entre calles 11 y 9, pasadas las 7 de la mañana del sábado, alertando de inmediato a los Bomberos de que en el interior de dicho salón había una importante humareda.

Tres unidades bajo el mando del Jefe del cuerpo activo, Ariel Cavuoti acudieron en respuesta al alerta, constatando que en el lugar había más de una veintena de vehículos y se manifestaba un foco ígneo en algunos de los rodados.

Mientras algunos efectivos se ocuparon de alertar a los vecinos de los departamentos ubicados en los pisos superiores del edificio y proceder a su evacuación precautoria, el grueso de los servidores públicos, tras tomar todos los recaudos del caso ingresó al local desde donde emanaba una densa humareda negra, procediendo a la extinción del fuego y a las tareas de enfriamiento.

Sofocado el siniestro, en medio de la humareda y la oscuridad reinante en el lugar, de a poco comenzaron a retirar los vehículos, en su mayoría cubiertos de hollín, con desprendimientos del cielorraso sobre su carrocería, pero sin daños en sus estructuras y en funcionamiento.

Algunos, sobre todo los del fondo del salón, sitio donde se originó el incendio, mostraban las secuelas de la proximidad al fuego.

Había en total, según lo informado, 23 rodados, de los cuales uno sufrió pérdidas totales, dos se vieron afectados de manera importante mientras el resto de las unidades tuvieron daños de menor cuantía.

Si bien se indicó que se desconoce el origen del fuego, lo que se espera sea informado por los peritos, se estimaba que un cortocircuito en uno de los rodados podría haber sido el detonante del mismo.

La denodada y efectiva tarea de los servidores públicos, que trabajaron a destajo durante cerca de una hora y media posibilitó que no se generara un desastre de consecuencias impensadas, atento a la cantidad de vehículos que había en el local y a la gente que ocupa los departamentos de los pisos superiores.