WHATSAPP 2266-660811

Miércoles 23 de Mayo de 2018

EL DIARIO | 14 05 2018 | Actualidad | Licenciada Nora Pompa, sobre la despenalización del aborto

«Tenemos que aprender a dialogar y encontrar puntos unificadores y transformadores de esta realidad»

Licenciada Nora Pompa

Como este medio informara en su edición de ayer, impulsado por el Movimiento Familiar Cristiano se realizó el sábado en el Colegio Parroquial el panel «Vale Toda Vida». En el mismo, la doctora Julia Elbaba, el abogado Silvano Penna, el Dr. Eduardo Castelnovo y la licenciada Nora Pompa, aportaron sus miradas sobre la despenalización del aborto, cada uno desde el ámbito en el que se desenvuelven-

En diálogo con El Diario, la licenciada Nora Pompa, coordinadora de Pastoral Familiar y delegada episcopal de la Pastoral Familiar en la diócesis dijo que su participación apunta a difundir la postura que la iglesia siempre tuvo y sostuvo para dar respuesta a las problemáticas que tienen que ver desde la concepción hasta la muerte natural de valorar la vida.

«Llegó el momento en que tenemos que dar a conocer y difundir la manera en que se viene trabajando desde hace muchísimo tiempo desde la iglesia», precisó.

Las diferentes posturas, a favor y en contra de la despenalización muestran una profunda grieta ante la que nadie está dispuesto a cambiar de opinión.

Frente a este escenario, la licenciada Pompa dijo: «El Papa Francisco nos da pautas muy concretas y muy actuales para estas situaciones que implican un conflicto. El habla de cuatro principios que son orientadores para poder comprender, evaluar la realidad y esos criterios que nos sirven para tener esa mirada y no fragmentar la realidad. Yo hablo de la realidad, que es superior al conflicto. Frente a este debate que se está instalando, que es enriquecedor, tenemos que pensar instancias superadoras y no quedarnos en discusiones que de pronto desvirtúan cual es el sentido profundo que es valorar la vida desde el origen, desde la concepción y hasta la muerte natural, valorar las dos vidas y por supuesto este debate nos lleva a poder entender y comprender muchas situaciones difíciles para las que la iglesia tiene propuestas concretas de acompañamiento, de integración, de apoyo. Son respuestas que apuntan a dar soluciones a las problemáticas que muchas mamás atraviesan ante embarazos dificultosos. Creo que estamos en un momento donde la energía tiene que ser puesta para valorar, para enamorarnos de la vida y para prestar servicios en función de ella» .

«Los derechos humanos son para todos y con este panel nosotros venimos a ser un poco la voz de quienes no pueden hablar ni defender su propia vida Esta no es una cuestión ideológica, es una cuestión evangélica. Jesús vino a decirnos que él es el camino, la verdad y la vida y nos viene a dar pautas de acompañamiento de las personas heridas», explicó resaltando que «tenemos que valorar la vida, que es un don, algo maravilloso que tenemos que cuidar, proteger y defender. Por supuesto el debate implica poder hablar y como dice el Papa pensar en instancias superadoras».

«LA VIDA POR SOBRE TODO»

Al consultarle si bajo ningún punto de vista y bajo ninguna circunstancia sea cual fuere se puede llevar a aceptar una situación de aborto según la postura de la iglesia, la entrevistada negó de plano que existiese algún motivo para hacerlo.

«La vida vale por sobre todo. Lo que nosotros tenemos que discutir es como se acompaña a que esta mamá pueda llevar adelante su embarazo. Estamos hablando obviamente de embarazos no deseados, de situaciones dificultosas. Siempre el derecho primero es el de valorar la vida por eso nosotros decimos que la iglesia viene dando respuestas muy concretas de acompañamiento mediante distintos servicios de apoyo material, espiritual, psicológico, de formación para la paternidad responsable y si la mamá realmente considera que no quiere llevar adelante esta vida, se puede dar en adopción. En nuestro país tenemos innumerables parejas, matrimonios, que vienen durante años en listas de espera para poder tener un bebé y un hijo. Siempre el amor es lo que nos mueve. Es una cultura de la vida , a favor de la vida siempre.

Con respecto al debate propiamente dicho, manifestó que «como adultos, tenemos que aprender a dialogar y a encontrar puntos que puedan ser unificadores y transformadores de esta realidad. Siempre con el valor de la vida por sobre todo».

LA VIOLENCIA

Finalmente, al preguntarle que sienten desde la iglesia ante las reacciones violentas y agresivas de algunos grupos defensores del aborto, la licenciada Pompa dijo que «Siempre ante los conflictos se depositan muchas frustraciones, heridas personales que llevan a presentarse en determinados debates, en determinadas posturas frente a la vida que no son más que las propias frustraciones puestas en evidencia, para concluir sosteniendo que a su entender «la violencia es de un sector que no creo que represente el pensamiento de muchas personas. Es un sector reducido que no sabe de que manera debatir, de que manera manifestarse y que no ceo que sea representativo ni de la mujer ni del hombre ni de las familias».