WHATSAPP 2266-660811

Sábado 24 de Febrero de 2018

EL DIARIO | 10 02 2018 | Policiales |

Subastan bienes del «Señor de los Cielos»; entre ellos la estancia «Rincón Grande»

Hace 20 años se convirtió en el primer narcoescándalo de la Argentina. A través del sistema financiero de nuestro país, y usando testaferros, el entonces poderosísimo Cartel de Juárez había logrado desviar desde México millones de dólares producto del tráfico de cocaína a Estados Unidos.

El caso siempre fue récord, tanto por el dinero involucrado como por los 17 años que tardó la Justicia en llegar a una sentencia. Y ahora está a punto de romper una nueva marca: el Estado prepara una subasta sobre los bienes de los narcos, principalmente campos y departamentos en Capital Federal, Bahía Blanca y la Costa Atlántica. Y la cifra en juego supera los 300 millones de pesos.

Entre dichos bienes se encuentra la estancia «Rincón Grande» ubicada sobre la autovía 226 en el deslinde entre Balcarce y General Pueyrredón.

Conocido por amigos y enemigos como «El Señor de los Cielos», Amado Carrillo Fuentes -capo del Cartel de Juárez- se instaló en la Argentina entre 1996 y 1997. Murió en julio del ’97 en México, durante una operación para cambiar su rostro y, de paso, hacerse una liposucción. Más allá de eso, sus segundas líneas continuaron con las inversiones en nuestro país.

Dos años después de muerto, en 1999, las autoridades mexicanas, con el impulso de la DEA, denunciaron que Carrillo Fuentes y sus sucesores habían invertido parte de su fortuna en distintas provincias argentinas.

Por lo pronto el Tribunal de Tasación de la Nación ya estimó en 300 millones de pesos la valuación de los bienes a subastar. Esta cotización no incluye un campo de 7000 hectáreas ubicado en San Juan, en la zona pre cordillerana de Calingasta.

Y VIGLIANCHINO TENIA RAZON

Cabe recordar que Rubén Viglianchino luchó durante años desde su banca como concejal a veces y desde el llano en otras oportunidades contra la «invasión narco» que asolaba a la zona con serias intenciones de echar raíces en el sudeste bonaerense y más precisamente en Balcarce.

Sus dichos y denuncias fueron en reiteradas oportunidades desestimados tanto en nuestra ciudad como en muchos de los sitios donde se presentó para plasmarlos.

Hoy, todos sus dichos y denuncias vuelven a salir a la luz con este anuncio de remates de los bienes del «Señor de los Cielos».

UN POCO DE HISTORIA

En los papeles, el escándalo de los narcodólares mexicanos comenzó el 24 de noviembre de 1999, cuando el por entonces representante del Gobierno de México en la Argentina, Jorge Luis Olivares Novales, denunció ante Narcotráfico de la Policía Federal que el poderoso Cartel de Juárez había elegido nuestro país para lavar dinero. El monto se calculaba en unos 20 millones de dólares invertidos en campos y propiedades lujosas. Basándose en testimonios de agentes de la DEA infiltrados en el cartel, el funcionario aportó datos de sociedades y nombres de personas que terminaron formando parte de la causa 14032/99, a cargo del juez federal Rodolfo Canicoba Corral.

Fue el primer gran narcoescándalo que se vivió en la Argentina. Consecuencia directa de él -y de las presiones de Estados Unidos- un año después la figura de «lavado de activos» fue incluida por primera vez (aunque de manera rudimentaria) en el Código Penal Argentino. Pero su onda expansiva fue mucho más allá, al punto de que recién el 25 de abril próximo comenzará el juicio oral con solo parte de los acusados originales».