2266660811

Viernes 17 de Agosto de 2018

10 02 2018 | Actualidad |

Se habilitaron en tres barrios las nuevas redes de agua y cloacas

Ya fueron habilitadas las nuevas cañerías de la red de agua potable y desagües cloacales que fueron cambiadas en tres barrios de la ciudad con una inversión del orden de los 17 millones de pesos sobre un total de cien millones que se volcarán al Plan Maestro de Saneamiento (63 millones de pesos provenientes de Nación y 33 millones de Provincia)

Según se informó, la Dirección Provincial de Agua y Cloacas (DIPAC), dependiente del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos, Aguas de Balcarce y el Gobierno municipal concluyeron con las tareas que beneficiaron a los vecinos de los barrios «25 de Mayo», Alborada y Obrero.

Operarios de la empresa Tecma y del concesionario del servicio a nivel local culminaron con la obra de empalme, lo cual permitió poner en funcionamiento las renovadas cañerías.

Se cambiaron unos siete mil metros de antiguas cañerías del sistema de agua potable y líquidos cloacales. Previamente, Aguas de Balcarce identificó los sectores donde los caños no sostenían la presión por lo cual se generaban importantes pérdidas de líquidos.

MEJORA DEL SERVICIO

«Una vez que se lograron cambiar las antiguas cañerías, se efectuaron las correspondientes pruebas hidráulica tras lo cual las autoridades competentes dieron el visto bueno. El empalme fue el último paso para que en los barrios mencionados se habiliten los nuevos tramos de la red de distribución de agua», señaló Yamile Pusineri, presidenta de Aguas de Balcarce.

«Los servicios sanitarios en Balcarce, tanto de agua como de desagües cloacales, están conformados por materiales de los más diversos, como por ejemplo el asbesto de cemento o el hierro fundido. Con esta inversión vamos a evitar innumerables roturas y fugas que tenemos que reparar a diario por la obsolescencia de la red», agregó.

La máxima responsable de Aguas de Balcarce también se refirió a reclamos recibidos por los cortes programados a partir del trabajo efectuado en los tres barrios. Sobre ese punto, pidió a quienes lo hicieron entender «la magnitud» de la obra y los «grandes beneficios» que traerá a la brevedad.

Pusineri valoró la «enorme paciencia» que tuvieron los vecinos de los sectores donde se concretaron las obras durante la etapa final de los trabajos. «Fueron cortes programados -dijo-que informamos con un tiempo prudente de antelación en cada uno de los barrios donde se hizo este trabajo final para poner en funcionamiento las nuevas cañerías. Entendimos que se trata de trastornos complejos, sobre todo para esta época del año, pero trabajamos día y noche para que el corte o la baja de presión sean mínimos o en horarios que no afecten tanto a la vida cotidiana de los usuarios».

Ahora esta renovación de cañerías prosigue en Pueblo Nuevo, obra que se encuentra en su tramo final de ejecución.