2266660811

Sábado 19 de Octubre de 2019

01 07 2019 | Campo |

¿Se está aplicando bien el fertilizante?

Santiago Tourn, docente de la Facultad de Cs. Agrarias local

Santiago Tourn es profesor de Mecanización Agrícola de la Facultad de Ciencias Agrarias local, dependiente de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Como especialista en la materia es que sostiene que la calibración de los equipos es de fundamental importancia para lograr un mejor desempeño en la labor.

"Con la dosis no alcanza, muchas veces terminamos fallando en la distribución", remarcó Tourn.

Dos de los factores que influyen en la eficiencia de aplicación son el ancho de labor efectivo y la uniformidad de distribución. "En la provincia de Buenos Aires, el 70 por ciento de la fertilización granulada se hace al voleo y el 80 por ciento de las máquinas distribuye con platos", indicó el profesor.

PARA TENER EN CUENTA

Entre los puntos que se deben tener en cuenta para la regulación, consideró Tourn que la "clave" es la posición de las aletas ya que se pueden alargar o acortar, adelantar o atrasar, para lograr una distribución más uniforme.

Otro ítem primordial es la velocidad de giro de los platos que influye en el ancho de labor. Además, por ejemplo, consideró que en el caso de la urea, una velocidad mayor a 750 rpm aumenta la probabilidad de rotura de los granos de fertilizante. También es importante regular la posición de caída del fertilizante.

MALA DISTRIBUCION

El especialista contó que en un estudio realizado en el territorio bonaerense con 45 máquinas, el 95% de las aplicaciones tuvieron mala distribución. En la mayoría de los casos fue por exceso de velocidad de los platos, lo que dejó una distribución con acumulación en el centro de la franja de aplicación. En otros casos se acumuló fertilizante en los extremos debido a que las aletas de los platos se encontraban en su máxima longitud, algo que se soluciona al acortar las aletas.

Tourn señaló que en un ensayo realizado encontraron diferencias de rentabilidad en la producción de maíz de 100 dls/ha con una máquina bien regulada versus una sin ajustar, por eso llamó a tener en cuenta lo que se deja de ganar por no prestar atención a las regulaciones de las fertilizadoras.

"Es necesaria la evaluación periódica de la uniformidad de la distribución de las máquinas fertilizadoras para conocer los niveles de variación que presentan, aún cuando son recién adquiridas o con muy poco uso", aseguró el profesor.

Asimismo, indicó que "la regulación de la máquina es una actividad sencilla y de muy bajo costo que puede garantizar un ancho de labor efectivo optimo y bajo nivel de variación de la dosis objetivo en el terreno".

Por otra parte, si la máquina fertilizadora logra buen desempeño con urea y se utiliza otro fertilizante con mayor SGN y con niveles de dureza similar (superfosfato triple, fosfato di amónico (18-46-0), nitrato de amonio calcáreo (27-0-0), de acuerdo a Tourn "es más probable que la variación esté en el ancho de labor efectivo (mayor que con urea) que en la uniformidad de distribución".