2266660811

Lunes 18 de Febrero de 2019

04 02 2019 | Política |

Reino: «El reclamo es recontra justo pero hay que analizar porqué llegamos a esta situación»

El intendente Esteban Reino calificó de «justo» y legítimo» el reclamo de los vecinos contra los tarifazos aplicados por el Gobierno durante la concentración y posterior marcha concretada anteayer en la zona céntrica de la ciudad, convocada por la Multisectorial 21F, filial Balcarce.

Al hacer una lectura de lo ocurrido, el titular del Departamento Ejecutivo también envió de manera especial un mensaje a aquellos sectores gremiales que están involucrados en la conformación de la tarifa, a los cuales invitó a sentarse a una mesa a dialogar y no a impulsar protestas.

«Lectura de lo que ocurre en Balcarce y en el país hacemos todos los días. Sabemos cuál es la realidad. El país está necesitando divisas porque arrastra problemas. Así lo expresan el presidente (Mauricio Macri) y la gobernadora (María Eugenia Vidal). Los problemas terminan siendo un golpe al bolsillo. El reclamo es recontra justo pero hay que hacer un análisis de porqué llegamos a esta situación», expresó.

El Intendente considera que un aspecto primordial que hay que analizar es cómo se compone una tarifa porque está convencido que ahí empiezan las divergencias o «la grieta». «Muchos de los que estaban en la marcha forman parte de la composición de la factura de luz, por ejemplo. Que digan la verdad, entonces. Hay un valor agregado en la distribución que está contemplado en el convenio colectivo de trabajo. Es un derecho adquirido y está bárbaro. ¿Nos desprendemos de eso entonces para que las empresas disminuyan el importe en las facturas de los consumos? Es necesario dialogar en lugar de ir a una marcha. No obstante, reitero que el reclamo es justo. Y les recuerdo también que yo he ido a marchas siendo oposición. Si a mí me firman un cero de aumento en paritarias, no subo las tasas municipales. Así de sencillo», subrayó.

Recordó luego que casi el 80 por ciento de los ingresos del Municipio van destinados al pago de los salarios de los 1.044 agentes (1.083 había cuando asumió Cambiemos).

Valoró seguidamente el esfuerzo que han hecho el contribuyente y el Municipio para en 2018 darles a los trabajadores un 47,8 por ciento de aumento salarial. «Claro que hay un desfasaje enorme entre el aumento de tarifas y lo que ingresa a los bolsillos de la gente. Pero también es cierto que hay gente que está de los dos lados del mostrador», añadió.

Consideró que el país está atravesando un grave momento. «Hace cuatro años -indicó- nos prestaba plata Venezuela. Ibamos camino a ser lo que es hoy Venezuela. ¿Cuál es el otro camino? ¿Cómo hacemos para seguir prestando servicios? Por eso insisto en que hay que sentarse a dialogar, blanquear la realidad y ver cómo bajar los costos. Esto deben hacerlo los sindicalistas, los empresarios y los funcionarios del Gobierno».

- ¿Le faltó muñeca a la Nación para manejar estas cuestiones?

- No se si le faltó muñeca, le falta dinero. No hay y por eso aumentan los servicios.

Mucha gente no puede pagar, es muy duro porque no puede llegar a fin de mes. Pero es verdad que hay gente que forma parte del problema y es la que organiza los reclamos.

Si a la gente se le explica, entiende. La inflación afecta a todos, en mayor medida a los de menores recursos. Yo siempre transmito para arriba los problemas que existen. En nuestro caso hemos acompañado fuertemente la suba salarial con un costo enorme, dejando de hacer cosas para pagar salarios. Y hay que seguir subiendo las tasas. Ahora, si el gremio municipal me dice que no suba más las tasas, le digo que me firme que el aumento salarial sea cero. Hay que hablar seriamente con gente con conocimiento de finanzas públicas. No vendrá ningún salvador con la varita mágica. Si determinadas personas que convocaban a la marcha no iban, hubiera habido más gente.

MIRAR PARA ATRAS

Reino no dejó pasar la oportunidad para mirar para atrás y mencionar problemas heredados que le impiden alcanzar otros logros pretendidos. «Hace dos meses firmé un convenio de deuda por 20 millones de pesos del gobierno anterior con el Instituto de Previsión Social. ¿Qué hago? ¿No lo digo? Con esa plata asfaltaba todo Balcarce pero no puedo hacerlo porque por mes debo destinar 380 mil pesos a cancelar lo adeudado. A eso se le suma la deuda de 10 millones de pesos con ASHIRA. Los que se fueron no lo pagaron y lo hace este gobierno. Sabés lo que te atrasa eso. Y los responsables sentados muy panchos en su casa. Hay que ser más responsables cuando uno gobierna. Yo puedo generar deuda pero el que viene, ¿qué hace?», concluyó.