2266660811

Jueves 24 de Enero de 2019

18 12 2018 | Actualidad |

Ramos Otero: pueblo chico, mentira grande

«La realidad es muy lejana a lo que se habla», aseguró María Pajín

Según un informe publicado recientemente en el diario La Nación con datos extraídos del Índice de Vulnerabilidad Social elaborado por el Observatorio de la Deuda Social de la UCA para el proyecto Hambre de Futuro., Ramos Otero es una de las localidades con mayor pobreza infantil

En la nota se señala que los investigadores analizaron la calidad de vida de 35 familias y que esa población está considerada como una de las 100 localidades más golpeadas de la región, con un índice factorial de vulnerabilidad que llega al 38%

La investigación, sostienen, fue un trabajo de seis meses que contó con la ayuda del Barómetro de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina, agregando que la institución realizó un informe ad hoc para identificar las localidades más vulnerables del país, a las que luego viajó un equipo de investigación del diario capitalino que «permitió registrar el día a día de niños que viven en las zonas más pobres de cada región del país».

La noticia golpea, pero más golpea el saber que, en lo que a Ramos Otero, al menos, falta totalmente a la verdad.

«SE ESTÁ FOMENTANDO UNA MENTIRA»

Es, según aseguran desde dicha localidad, una gran mentira, ya que no existe pobreza y nadie tiene constancia de que se haya hecho algún relevamiento o consultas.

El Diario, al tomar conocimiento de tal informe acudió a las fuentes y entrevistó a María Angélica Pajín, profesora desde hace 23 años y actual directora de la Escuela Secundaria Nº 4- extensión Ramos Otero quien no dudó en asegurar que «nadie fue a Ramos Otero» y que hay allí «una realidad muy lejana a lo que se habla».

«La noticia difundida por ese diario da a entender que se basaron en datos que no correspondían o lamentablemente ha sido una información totalmente falsa», afirmó añadiendo que ninguna de las directoras de los tres establecimientos educativos -el Jardín de Infantes, la Escuela Primaria Nº 47 y la Secundaria Nº 4 fueron entrevistadas en ningún momento siendo ellas amplias conocedoras de la realidad de la mayoría de los pobladores, que suman unas 120 personas.

A la vez dijo haber consultado con ellos comprobando que ninguno fue entrevistado ni consultado.

«Los tres establecimientos contamos con comedores solo para desayuno y merienda reforzada. Allí percibimos en forma inmediata si algún chico pasa hambre o sufre algún tipo de desnutrición y nunca tuvimos este tipo de problemas», sentenció Pajín explicando que la mayoría de la gente trabaja en establecimientos agropecuarios contando con todas las necesidades básicas cubiertas.

«Se está fomentando una mentira», subrayó.

Al consultarle si han tratado de contactarse con La Nación o la UCA para indagar de dónde surgió esta información, comentó que en breve van a empezar a hacer gestiones al respecto. «Las tres directoras vamos a solicitar por medio de una carta que se informe cuales fueron las fuentes que dieron esos datos», apuntó, agregando que la gente de dicha localidad está «muy molesta» reclamando que se sepa la verdad, para lo que ya están desmintiendo dicha información en las redes sociales.

«Los medios deben tener más cuidado con las fuentes a las que se remiten para obtener informaciones. Además cuando se descubre que son falsas no salen a hacer una desmentida pública», afirmó.