2266660811

Martes 18 de Junio de 2019

22 05 2019 | Campo |

Pensando en sistemas: el rol de la nutrición

El investigador del INTA Balcarce, Juan Pablo Monzón, destacó que en un contexto mundial donde la demanda de alimentos aumenta permanentemente, la agricultura se enfrenta al desafío de producir más alimentos que en toda la historia.

El ingeniero agrónomo Monzón detalló que actualmente el aumento del área sembrada es una variable que cada vez impacta menos por la escasez de tierras productivas y por el impacto ambiental que implica poner a producir alimentos en ambientes frágiles.

Por esa razón, se espera que el aumento de área represente únicamente un 9% del salto productivo mientras que la intensificación representará un 16% y el mayor rendimiento de nuevos materiales genéticos y el manejo será el que explique el 75% de aumento.

IMPRESCINDIBLE LA SUSTENTABILIDAD

"En estos tiempos la sustentabilidad no puede dejarse de lado. El compromiso de una producción responsable es ineludible. En este sentido, la intensificación es la respuesta a la mayor necesidad de alimentos y la necesidad de disminuir el impacto ambiental", planteó.

Agregó que hoy en día la brecha de rendimiento en el campo argentino es muy grande. "En soja se logra entre un 50 a un 80% del rinde alcanzable mientras que en maíz se está logrando entre un 30 a 70% y en trigo de 35 a 70%. Esto implica que se pierde de producir una gran cantidad de granos y al mismo tiempo se está degradando al sistema", dijo.

La brecha, subrayó Monzón, "se reduce con manejo, un campo bien manejado reduce la brecha de rinde a un 15-20% que se considera aceptable. Los campos bien manejados hoy están adelantados más de 10 años a sus vecinos únicamente por usar bien los mismos recursos".

Indicó que "trabajando con un enfoque holístico se mejora un 24% la eficiencia en el uso del agua y un 23% en la eficiencia del uso de la radiación. En estos planteos se trabaja con nutrición balanceada y mejora la eficiencia de los nutrientes también.

Otro dato muy interesante es que se midió la degradación de glifosato en el suelo y en el tratamiento intensificado se mejoró notablemente".

Debido a la alta demanda de cerdo