2266660811

Sábado 22 de Septiembre de 2018

09 09 2018 | Política |

Oficialismo y oposición en la crisis

Argentina está en crisis. Le toca al oficialismo Cambiemos resolverla, o intentarla al menos. Mientras tanto, la oposición no ahorra críticas por el rumbo que se transita.

El Diario quiso conocer la mirada particular de cada uno de los bloques con representación política en el Concejo Deliberante.

A la hora de definir los tiempos que corren, el concejal Sebastián Pinilla (Cambiemos) no anduvo con rodeos: "se vive un momento muy crítico por errores propios pero también por situaciones que hacen a la política mundial".

La crisis económica golpea duro el bolsillo de la mayoría de los argentinos cuando el Gobierno de Mauricio Macri cumplió más de dos años y medio de gestión. "No es excusa hablar de lo que ocurre en el contexto mundial. Tampoco le escapamos a la autocrítica. Pero han existido errores de 'timing'", señaló.

Ante las urgencias económicas, el Gobierno apeló a una serie de medidas, entre ellas el regreso de las retenciones a los granos. "Entendemos el malestar que pueda existir entre los productores pero la situación es crítica. Se sabe que hay que ajustar los gastos, cosa que no se hizo durante los mandatos de Carlos Menem, Fernando de la Rúa, Eduardo Duhalde y el kirchnerismo. Vivimos de prestado durante décadas. Pero confiamos en que el país saldrá adelante y para ello se trabaja en educación, seguridad, salud, etc. Fue erróneo utilizar el criterio del gradualismo. Ahora espero que el ajuste en el Estado sea en serio", subrayó.

EL MALESTAR OPOSITOR

En la oposición, la lectura que se hace está cargada de críticas. Para José Luis Pérez (Cumplir), era necesario que el Gobierno nacional "reaccionara" aunque entiende que las medidas adoptadas "son tardías" porque "la plata recaudada se dilapidó pagando intereses del endeudamiento. Las consecuencias están en que van a venir los peores cinco meses de la historia económica argentina, como dijo (Mauricio) Macri, lo cual trae mucha preocupación en la sociedad".

Sostiene Pérez que esta crisis que vive el país "es una mezcla de mala praxis, incapacidad y mal diagnóstico. Y cuando se equivoca el diagnóstico, difícilmente lo que venga sea bueno. El error más grosero (de Cambiemos) fue pensar que cuando subieran, iban a llover dólares e inversiones. Los únicos dólares que vinieron lo hicieron para especular y generar más inflación. Y después se agudizó esa mala praxis acudiendo al FMI. Además, este en un modelo económico que siempre subestimó el consumo interno, que hoy es determinante".

Por su parte, Sol Di Gerónimo (FpV) habló de "sinceramiento del Presidente "llamando a las cosas por su nombre. Habló de lluvia de inversiones y de repente estamos transitando una crisis, en una tormenta. En realidad, esta situación la veníamos atravesando desde hace mucho tiempo. Desde el 10 de diciembre de 2015 estamos en crisis y no vemos medidas adecuadas para redireccionar económicamente el país.".

Con relación al ajuste, señaló Di Gerónimo que "siempre afecta a los que menos tienen y a los sectores productivos. No debemos quedar bien con el FMI. Con excusas y echándole la culpa al Gobierno anterior, no solucionamos nada. Es momento que actúen y que las propuestas sean claras. Lo mismo pasa a nivel local. Cuando no hay una dirección o el rumbo está marcado por el ajuste, ahí sí hay problemas. Y esto se resuelve con políticas. Hoy vemos que no hay una señal de confianza para reactivar la economía".

Desde Unidad Ciudadana, María Angélica Pajín tuvo muchos puntos de coincidencia con la concejal del Frente para la Victoria. "La gente -aseguró- está muy molesta y lo manifiesta. A nivel local no hay grandes manifestaciones o reclamos. Las quejas son permanentes en distintos ámbitos. El dinero no alcanza y la gente no llega a fin de mes. Y lo peor es que no hay respuestas concretas de este Gobierno".