2266660811

Martes 18 de Diciembre de 2018

04 12 2018 | Deportes | Rally Mar y Sierra

Nucciarone cerró el año con un 4° puesto

Nucciarone en la largada simbólica en Ayacucho

Llegó a su término el pasado fin de semana el campeonato 2018 del Rally Mar y Sierras, con la realización de la sexta edición del Rally de Ayacucho. Allí estuvo presente el balcarceño Martín Nucciarone, con el VW Gol, navegado por su hijo Franco, en la Clase N1.

El piloto local no tuvo un buen arranque de competencia ya que en el primer prime quedó 8°, a 15" de Marina Goicoechea, que comenzaba a marcar el ritmo de la carrera. A partir de entonces Nucciarone intentó recuperar el terreno perdido y si bien no pudo reducir las diferencias pudo ir avanzando en el clasificador. En el tercer prime apareció 6°, a poco más de 19" de Sebastián Minasso, quien pasó a mandar en los tiempos. El andar el balcarceño fue en ascenso y pudo avanzar hasta el 4° puesto en el quinto prime, a 31" de Minasso. Lamentablemente tuvo una penalización de 30" en la parte final de la primera etapa y eso lo hizo caer al 6° lugar de la general.

La segunda etapa lo mostró con un andar parejo, en una carrera donde Marina Goicoechea recuperó la delantera y no la abandonaría hasta el final. Arrancó 6° y en el tercer prime accedió al 5° puesto y en la segunda mitad de la carrera marchó prácticamente en los tiempos de los punteros. Finalizó 5° en la segunda etapa.

En el clasificador general alcanzó un meritorio 4° puesto, volviendo a demostrar, al igual que la anterior realización en Ayacucho, que en la próxima temporada será un firme aspirante a dar lucha por el campeonato.

La victoria fue para Marina Goicoechea (VW Gol), escoltada por Diego Scigliano (VW Gol), a 40"6/10 y por Juan Allegroni (VW Gol), a 42"2/10.

RESUMEN DE LA CARRERA

En la clase Maxi Rally Ariel Robbiani rubricó lo hecho durante toda la temporada y se quedó con el título, el tercero en el Mar y Sierras y el primero desde que corre con un Maxi Rally. Rodrigo Disalvo, su rival en el campeonato, le había descontado tras ganar la primera etapa, donde el puntero del certamen fue sancionado con 5 segundos de penalización, lo mismo que en otras ediciones se había penalizado a otros pilotos que cometieron la misma falta en ese sector, por no respetar el recorrido de la Prueba Súper Especial. Disalvo, en desacuerdo con la sanción contra Robbiani, por parecerle escasa, retiró su auto del parque cerrado, haciendo abandono de la carrera y de esta forma automáticamente Robbiani se transformó en el campeón. En cuanto a la carrera fue para Enrique Adrogué.

En la Clase Junior la victoria quedó en manos de Pablo Cárcano, a bordo de un Renault Clio. El campeonato fue para otros tandilenses, los Besoy, Carlos entre los pilotos y Ricardo de los navegantes.

Por el lado de la A Light, la alegría viajó a Chascomús de la mano de los Dospital, que marcaron el 1-2, y además Gastón fue quien se adjudicó el campeonato, como antes de largar lo había hecho su navegante, Alan Porcel.

Otro ayacuchense logró alcanzar un campeonato en esta temporada, fue Daniel Reyes que se quedó con la A Histórica, para la gran alegría propia y de todo el equipo, ya que venía de perder sobre el final, dos campeonatos en la ZM. La clase la ganó Alan Kerlin.

El trofeo mayor de la N3 quedó en manos de Alfredo Dávila, tanto el de la carrera, como el del campeonato. Matías Márquez fue quien se fue vencedor, en cuanto al certamen anual de los protagonistas de la butaca derecha.

En la N2 Francisco Sanz obtuvo su primer campeonato, tras imponerse en este Gran Premio Coronación.

Marina Goicoechea alcanzó la consagración en la N1, algo que se le había escapado por muy poco el año pasado. Daniel Pérez le aportó su experiencia del lado del acompañante y ambos se volvieron con el 1 para el próximo año.

CARLOS Y SANTIAGO LANTELLA (MONOMARCA)