2266660811

Lunes 18 de Marzo de 2019

14 02 2019 | Actualidad | Aplicación de fitosanitarios en "zonas de amortiguamiento"

"No se pone en peligro la salud humana"

Primero fueron convocados los profesionales de las ciencias agronómicas, luego siguieron los aplicadores de los fitosanitarios y ahora fue el turno de los docentes que desempeñan su labor en escuelas rurales del distrito. El motivo: explicar desde la Dirección de Medio Ambiente el contenido y el alcance de la Resolución 246/2018, que entró en vigencia el primer día de este año por iniciativa del Ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires, referida a la aplicación de fitosanitarios en las "zonas de amortiguamiento"

Estas son, por ejemplo, áreas de población dispersa, urbana y residencial extraurbana; campo de bombeo o batería de pozos (perforaciones utilizadas para la explotación del recurso hídrico subterráneo cuyo fin es el abastecimiento público) y zonas contiguas a los cuerpos o cursos de agua que no forman parte del lecho del mismo.

EN ZONAS DE ESCUELAS RURALES

En este caso puntual, la capacitación que se ofreció ayer en la Casa de la Cultura a los docentes estuvo relacionada con la aplicación de fitosanitarios dentro de la "zona de amortiguamiento" contigua a establecimientos educativos.

Explicó Platz, en diálogo con El Diario, que la resolución vigente determina que un profesional del tema, previamente habilitado por el Municipio, tendrá la facultad de verificar la aplicación pero también podrá determinar la suspensión de la misma si así lo considera conveniente. Asimismo, cualquiera sea la modalidad de aplicación, tendrá que efectuarse fuera de horario escolar.

También Platz dejó en claro que la normativa no establece restricción de uso de productos en una extensión determinada: sólo hace referencia a la necesidad de contar con veedor en aquellos "lotes contiguos" a las "zonas de amortiguamiento".

AREA PROTEGIDA

"A partir de ahora, las escuelas rurales están protegidas a través de un profesional. Ese es el concepto que les transmití a las docentes rurales para que estén absolutamente tranquilas. Esto será así porque habrá un monitoreo y también protección del medio ambiente por parte del profesional interviniente", admitió el funcionario.

Si bien hay una ley vigente desde 1988, la misma no establecía este tipo de controles por lo que muchos actuaban sin asesoramiento ni receta agronómica. "Ahora para hacer una aplicación en una 'zona de amortiguamiento', debe haber un profesional que será contratado por el propietario del lote, el cual está obligado a hacerlo", afirmó Platz.

- ¿Hay una distancia mínima que respetar en cuanto al sitio de la aplicación con relación a la ubicación de una escuela rural?

- No podemos poner distancias. Esa prohibición realmente no garantiza nada. Podés aplicar fitosanitarios a 500 ó 1.000 metros y si la dirección del viento no es la adecuada, los vapores u olores molestarán, independientemente del producto. La realidad ahora es que el profesional debe estar presente para determinar si se hace, en qué momento y cómo, o si no se lleva a cabo. Incluso puede él fijar una distancia si lo cree necesario respecto a la ubicación de la escuela. Pero toda esta acción estará consensuada con los directivos del establecimiento en cuestión, cosa que esto no venía pasando por falta de diálogo entre las partes.

- Hay organismos e incluso gremios docentes que han manifestado su rechazo a esta resolución ministerial.

- Por ejemplo, a mí nadie me llamó para preguntarme sobre el tema. Creo que al no aclararse lo de las distancias, eso generó inquietud. Hay quienes piensan que las comunidades educativas rurales quedan desprotegidos. Insisto: habrá un profesional presente en el momento de la aplicación. No se pone en peligro la salud humana, este el concepto primario y fundamental.

EN LA MISMA SINTONÍA

Reafirmando las expresiones de Platz, la ingeniera agrónoma Analía Alonso, inspectora fitosanitaria de la Dirección de Fiscalización Vegetal del Ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires, sostuvo que "esta es una medida para un mejor control de las aplicaciones, priorizando la salud humana y los recursos naturales. Con el alcance de la resolución, todo el ámbito escolar rural está protegido".