2266660811

Martes 20 de Noviembre de 2018

12 09 2016 | Política |

Moreau acusó al gobierno de Macri de fabricar la crisis para aplicar el ajuste

El exlegislador radical, hoy alineado al modelo kirchnerista, estuvo en esta ciudad para acompañar el armado el Frente Ciudadano de cara a las legislativas de 2017

Juan Carlos Poblet, referente del alfonsinismo local, resaltó las cualidades de Leopoldo Moreau

El histórico exlegislador radical y excandidato presidencial Leopoldo Moreau, quien fue expulsado del centenario partido "por su manifiesta inconducta ética y moral", pasó por nuestra ciudad. Como máximo referente del Movimiento Nacional Alfonsinista, sector que forma parte del Frente Ciudadano junto a espacios afines al kirchnerismo como Nuevo Encuentro y La Cámpora, encabezó una reunión con simpatizantes con vistas a fortalecer el armado político de cara a las legislativas de 2017.

Fue muy crítico para con aquellos radicales que decidieron aliarse con el "conservadurismo y el ajuste", sostuvo que desde Cambiemos se genera un escenario de crisis para aplicar políticas de ajuste, habló de "revanchismo" y que las denuncias por casos de corrupción que afectan a funcionarios del anterior Gobierno, por ahora "son afirmaciones marketineras", entre otros conceptos.

El bifrentismo, hoy

- ¿Está quedando de lado el bipartidismo en el país?

- Estos años fue configurándose un nuevo sujeto político en la Argentina. Dejamos atrás el famoso bipartidismo y desembocamos en el bifrentismo, que dividió las aguas entre dos veredas: una, la liberal y la otra, la del proyecto nacional. Hoy tiene más importancia la vereda que se transita que las camisetas con las que se lo hace. Lo mejor del peronismo, del radicalismo y de partidos de centro izquierda, como de aquellos compatriotas que se sienten identificados por una Argentina autónoma, independiente y una sociedad solidaria e inclusiva, se congrega alrededor de este espacio.

- ¿Busca captar al electorado radical descontento con la gestión del presidente Macri?

- En realidad se trata de que muchos compatriotas, sean o no radicales, vayan asumiendo la necesidad de revertir este proceso. Hay que derrotar al macrismo ante que el macrismo derrote a la sociedad argentina. Estamos frente a un proceso que no vino a corregir sino a destruir el trabajo, la industria nacional y la salud pública. Y ese proceso hay que frenarlo lo antes posible. Los gobiernos conservadores siempre vuelven al pasado como también no es menos cierto que esta sociedad ha crecido y ha conocido otra calidad de vida que no quiere resignar. Hoy estamos discutiendo el ajuste, el desempleo y ya hay argentinos que están volviendo a la pobreza. Este proceso se frena a través de la competencia electoral y en 2017 tenemos la posibilidad de poner las cosas en su lugar. Debe volver la alegría que el pueblo argentino perdió de la noche a la mañana.

- ¿Es por eso que usted ha expresado que con la política económica del macrismo se ha vuelto al 24 de marzo de 1976?

- Si. Hay algunos que la asimilan con lo que ocurrió en la década del '90. Yo la asimilo más con la política económica de (Jorge) Martínez de Hoz. Hoy nuevamente está gobernando el neoliberalismo con un agravante: además de aplicar sus recetas clásicas, gobiernan de manera directa las corporaciones, cosa que nunca había ocurrido en el país. Por eso el ajuste es tan salvaje ya que quieren maximizar las ganancias de sus empresas. Por eso el tarifazo.

- Este gobierno habla de la herencia recibida y de la corrupción en el kirchnerismo.

- Primero, casi todo está por probarse. Hasta aquí son todas afirmaciones marketineras. Un solo caso concreto es el de (José) López con los bolsos en el convento, un hecho repudiable. Yo me pregunto: ¿cuál es la diferencia entre López y Macri? Porque al Presidente lo han pescado tirando bolsos a través de la frontera argentina, que en lugar de caer en un jardín lo hicieron en Panamá o en las Bahamas. Hay que juzgar a todos con la misma vara.

- ¿Usted insinúa que este Gobierno fabricó un escenario de corrupción?

- Creo que el Gobierno genera un escenario de crisis porque todo gobierno conservador, para aplicar un ajuste, primero fabrica una crisis. Un ejemplo fue lo que le ocurrió a Raúl Alfonsín en 1989 con un golpe de Estado económico. No pudieron hacerlo con Cristina porque ese Gobierno tenía mayor solidez en esa materia y una sociedad más conciente. Hablan de la herencia recibida y debo recordar que herencia pesada recibió Alfonsín, que heredó un Estado organizado para matar. Herencia pesada recibió (Néstor) Kirchner, que se encontró con una Argentina sin Estado por lo que debió reconstruirlo por la destrucción que causó el neoliberalismo, que aplica hoy las mismas recetas. Me parece que está claro que se fabricó la crisis. ¿Qué pudo haber cambiado tanto en la Argentina desde la noche del 10 de diciembre a la mañana del 11 para que todo se derrumbara? ¿Alguien seriamente puede creer que esto que estamos viviendo hoy tiene que ver con la herencia recibida? La herencia recibida es una Argentina que había disminuido la pobreza; mermó el desempleo y también la deuda externa. Hoy creció la pobreza, el desempleo y también, espectacularmente, la deuda externa. En estos nueve meses nos muestran estos cuentitos por televisión mientras traen narcotraficantes que van recogiendo por las cárceles a cambio de promesas de aliviarles la situación acusando al gobierno anterior. El país se endeudó en 30 mil millones de dólares.

Cristina, jefa de la oposición

- ¿Qué rol le atribuye dentro del espacio que integra a la expresidenta Cristina Fernández?

- Ella está cumpliendo el rol que tiene que cumplir, que es liderar el espacio opositor en la Argentina. Hay otros que se dicen opositores pero en realidad actúan siempre en el Congreso como rueda de auxilio de las políticas del macrismo. Me da la impresión que por esa razón se ha a desatado esta feroz cacería contra la expresidenta, a la que quieren meter presa a toda costa. Hace una semana atrás, cuando se conocieron las primeras encuestas que decían que mantenía una intención de voto significativa, el columnista Joaquín Morales Solá hizo una editorial en La Nación señalando que había que meterla presa urgente. Clarín, en tanto, sigue ejercitando su venganza y revanchismo. Lo que ocurre con una pata del Poder Judicial demuestra que Macri habilitó este revanchismo lo cual ha generado persecución ideológica no solo contra Cristina Fernández sino también contra el juez Daniel Rafecas, con una solicitada firmada por revanchistas y odiadores, pidiendo la destitución del juez.

- ¿Se muestra hoy como un fiel representante del modelo kirchnerista?

- No, me muestro como un fiel representante del radicalismo. Me fui del radicalismo para seguir siendo radical y sostener las banderas del Yrigoyenismo y del alfonsinismo. Los que decidieron quedarse con el conservadorismo y el ajuste fueron ellos.