WHATSAPP 2266-660811

Martes 23 de Enero de 2018

EL DIARIO | 11 01 2018 | Policiales | Habilidad delictiva

Levantaron chapas de dos techos para poder robar en un comercio

Por una sábana atada a una cabreada se desplizó el ladrón luego de violentar una chapa

En su participación delictiva demostraron coraje, habilidad y conocimiento del lugar en el cual se desplazaban. Es que no había espacio para la improvisación de la manera en que lo hicieron.

Sin tomarse descanso en vacaciones, uno ó más sujetos que no identificó hasta el momento la Policía cometieron un singular robo en el comercio Hierros Balcarce, ubicado en avenida Centenario y calle 41. Fue bajo la modalidad conocida como "botecheros": boqueteros que se meten por los techos.

ESPACIO PARA EL ASOMBRO

Héctor Mario García, uno de los propietarios del local damnificado, contó detalles de lo sucedido sin poder aún salir de su asombro por la manera en que actuaron los ladrones.

Se presume que por el frente del edificio los delincuentes treparon y consiguieron llegar hasta el techo, ubicado a algo más de cinco metros de altura.

"Primero desprendieron una chapa y bajaron alrededor de un metro hasta otro techo, perteneciente a la oficina que está dentro del amplio galpón. Aquí también levantaron otra chapa. Luego, atando una sábana a una cabreada se descolgaron por el hueco de una escalera para finalmente llegar al lugar de atención al público", explicó García.

Tras provocar desorden, los delincuentes tomaron el dinero que estaba en la caja registradora y emprendieron la retirada por el mismo lugar por el cual entraron, lo cual demuestra la habilidad para desplazarse.

El comerciante contó también que los ladrones cortaron la línea de teléfono a la cual está activada la alarma de seguridad y lamentó que no hayan estado conectadas las cámaras de seguridad con la que cuenta el local a raíz de un corte de energía eléctrica que había ocurrido en horas del mediodía. Ese olvido también jugó a favor de los amigos de lo ajeno.

El rostro de García no disimulaba la bronca e impotencia por lo sucedido. "Se llevaron el dinero que uno necesita para seguir adelante con todo esto. Es una lástima", confesó.

Personal de la Estación de Policía Comunal inició las actuaciones correspondientes mientras que un perito de la fuerza hizo el relevamiento de huellas en el lugar.