2266660811

Martes 18 de Diciembre de 2018

05 12 2018 | Actualidad | Día Mundial del Suelo

La contaminación de la tierra, una realidad oculta

Ing. Guillermo Studdert

Hoy en día, la contaminación es una preocupación y el suelo también se ve afectado. La contaminación del suelo es un peligro oculto que se esconde a nivel mundial. En la Argentina el 35% de la superficie continental se encuentra afectada por problemas de erosión.

En el 2002 la Unión Internacional de las Ciencias del Suelo (IUSS) declaró el 5 de diciembre Día Mundial del Suelo con el fin de resaltar su importancia como un componente crítico del sistema natural y su contribución vital al bienestar de la humanidad. En 2013 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) lo refrendó y le dio carácter general.

Este año bajo el lema «sé la solución a la contaminación del suelo», la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró que 1/3 de los suelos globales ya están degradados y hay riesgo de perder más debido a este peligro oculto.

«Un problema serio»

Guillermo Studdert, docente e investigador de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Mar del Plata, sostuvo que «la contaminación del suelo es un problema serio a nivel mundial. En la Argentina el 35% de la superficie continental se encuentra afectada por problemas de erosión y el área en vías de degradación es mucho mayor».

Según el especialista, los suelos cumplen un rol fundamental en el funcionamiento del ecosistema porque son protagonistas insoslayables en el ciclo global del agua, del carbono y de los nutrientes, además, son responsables de la desactivación de sustancias potencialmente perniciosas para la vida.

Sin embargo, Studdert explicó «el suelo tiene un límite, no procesa al infinito, la utilización inadecuada de fitosanitarios, los desechos urbanos y los combustibles generan problemas de contaminación que lo perjudican afectando el funcionamiento del ecosistema y la producción de alimentos».

En este sentido, las zonas de producción agrícola se ven afectadas por la pérdidas de materia orgánica y propiedades físicas. «Cuando se provoca algún tipo de compactación del suelo, generalmente asociada a un mal uso, el agua no ingresa y las plantas no crecen, lo cual afecta la productividad»- comentó el técnico.

De acuerdo a Studdert, los suelos del Sudeste bonaerense no escapan a esta problemática, «hoy en día gran cantidad de lotes se ven afectados por la erosión a pesar de predominar la utilización de buenas prácticas que ayudarían a contrarrestar el problema».

Para concluir, Studdert sostuvo que el Día Mundial del Suelo se instauró para alertar, concientizar y establecer el compromiso de enfrentar el problema de la contaminación de los suelos. «El avance de la ciencia del suelo nos permite conocer cómo enfrentar la problemática y qué prácticas ayudan a ello. Es necesario prestar atención a lo que ocurre y ajustar el manejo en función de ese problema», concluyó.