WHATSAPP 2266-660811

Martes 20 de Febrero de 2018

EL DIARIO | 28 07 2016 | Campo |

La alegría de "Los Lazos" llegó de la mano de una hembra de la raza Polled Hereford

La cabaña balcarceña, propiedad de Federico Boglione, logró la Gran Campeona por primera vez en La Rural

La emoción invadió a la familia de "El Volcán" y "Los Lazos" en la pista de Palermo

BUENOS AIRES (Eduardo Ernesto Pinilla, enviado especial).- Salió el sol ayer en la pista de Palermo, que no pudo disimular los efectos de la lluvia del día anterior. El piso húmedo, con agua acumulada en algunos sectores, fue el escenario en el cual tuvieron que desfilar los Polled Hereford ante el jurado que debía elegir a la mejor por su calidad genética en lo que constituye la principal competencia anual para la raza por la convocatoria de ejemplares y de público, como también de mejor impacto y relación para todo ganadero.

La ardua tarea del juez Emilio Ortíz, ante tribunas colmadas de un público que le puso color y calor a la jura en un año especial ya que se conmemora el 150° aniversario de la fundación de la Sociedad Rural de Balcarce y la 130ª, no fue sencilla atendiendo a la uniformidad y excelencia de cada una de las filas.

La cabaña "Los Lazos", de Federico Boglione, empresario que también se dedica a la producción de animales de la raza Angus, se dio el gran gusto de festejar en La Rural junto a su equipo de trabajo, logrando la obtención del ansiado Gran Campeón Hembra de la raza Polled Hereford. Buen ojo del cabañero y sus colaboradores ya que fue el único animal de la raza que trajeron a la exposición.

El presidente de la entidad anfitriona, Luis Miguel Echevehere, acompañado por el presidente de la Asociación Argentina Criadores de Hereford, Alejandro De la Tour, fue el encargado de entregar el máximo galardón al mejor ejemplar. Cuando señaló con su mano derecha el animal identificado con el número 665, desató la alegría inmensa del responsable de llevarlo en la pista, Juan Pablo Curone como también de toda la familia de la cabaña "El Volcán" con la que comparte la pasión por la cría bovina.

Previamente, el ejemplar, una vaca con garantía de preñez, había ganado el Campeonato. Allí el jurado ya la había elogiado lo que era presagio de lo que vendría después, por la tarde.