2266660811

Miércoles 21 de Noviembre de 2018

09 09 2018 | Campo |

Federación Agraria Argentina, filial Balcarce Los pequeños y medianos productores, condenados

Jorge Dajil

La filial local de la Federación Agraria Argentina (FAA), a través de su presidente y vicepresidente, Jorge Dajil y Roberto González, respectivamente, respaldó las expresiones del titular de la entidad madre, Omar Príncipe, quien expresó ante la vuelta de las retenciones para la soja, el trigo y el maíz que "se condena otra vez a los pequeños y medianos productores, sin diferenciarlos, a pagar más para sostener la timba financiera y al FMI".

Si bien el Gobierno nacional dio marcha atrás con lo señalado inicialmente de no tocar las retenciones, la crisis lo llevó a dar un golpe de timón. Para Dajil, la metodología que utilizó el presidente Mauricio Macri "no ha sido la mejor. El tendría que, en este cambio de posición, haber convocado a las entidades que representan al sector agropecuario para debatir el tema y buscar un acuerdo".

En tanto, González consideró que las retenciones aplicadas deberían haberse segmentado. "No todo el que produce lo hace en las mismas condiciones. Esto va a afectar duramente a los pequeños y medianos productores no solo con las retenciones sino también con la suba que se está produciendo en aumento de los insumos, tasas e impuestos que hace que la situación se haga más difícil, trayendo como consecuencia la desaparición de productores".

Si bien entiende que los tiempos que corren no son nada fáciles, González espera que el país salga adelante. "No siempre hay que volcar el esfuerzo de la misma manera en los pequeños como en los grandes productores. Por eso, reitero, las retenciones deberían haberse aplicado en forma segmentada. Los pequeños y medianos productores venimos complicados con falta de financiamiento, inflación y suba de tarifas, sumado a las altas tasas de interés", manifestó.

Molesto porque el Gobierno castiga a los que generan valor agregado, González cree que en algún momento se tendrá que tomar alguna medida para favorecer a las economías regionales para no tener que lamentar la desaparición de productores. "En el Sudeste una de las producciones centrales es la de papa. Acá se siembra en dólares y se cosecha en pesos. Esta campaña tuvo precios deprimidos. Se vende la bolsa de papa de 22 kilos lo mismo que un kilo de pan", remarcó.