2266660811

Jueves 28 de Mayo de 2020

25 03 2020 | Deportes |

«Fangio tenía una precisión que hacía del manejo un arte»

Lo expresó su sobrino Juan Manuel Fangio II al referirse al documental que está emitiendo la plataforma Netflix denominado «Fangio, el hombre que domaba las máquinas».

Juan Manuel Fangio II junto a Lewis Hamilton en Brasil

«Recibí muchos mensajes sobre cómo se realizó, con mucha calidad y respeto, lo cual cubrió las expectativas. Yo seguí toda la trayectoria de la filmación, a través de la familia Bordeu que fue la que puso en marcha esta producción, conocía y sabía lo que hacían», declaró Juan Manuel Fangio II ante Campeones por AM590 Continental sobre la producción que se emite desde hace días en la plataforma Netflix, acerca de la historia de su tío, Juan Manuel Fangio, bajo el título «Fangio, el hombre que domaba las máquinas».

«El título tiene que ver con eso. No sólo el hecho de haber ganado en ese porcentual (47% de triunfos), sino que también haber podido llegar. Compenetrarse con la máquina para obtener su mayor rendimiento y que llegara entero en las carreras de tres horas de duración, con una tecnología muy diferente a las actuales y una precisión que hacía del manejo un arte», se refirió a la performance de su tío en su campaña de F1, donde corrió 51 carreras y logró 24 victorias, el promedio más alto en la historia de la categoría.

«Hay algo que trasciende el automovilismo. Yo siempre sostengo que quien toma una pasión, la eleva a su máximo exponente y la lleva al borde del abismo sin caerse, merece todo mi respeto. Cuando se habla de esta generación de los años cincuenta y de los sesenta, estamos haciéndolo sobre personas que lograron elevar su pasión al máximo y lograron trascender y siguieron estando vivos, porque en esa época se subían a los autos y no se sabía si se bajaban. Eso lo hacía al automovilismo algo extremadamente especial», destacó.

CHARLA CON LEWIS HAMILTON

Durante el Gran Premio de Brasil de 2018, se produjo el encuentro de «Juanmanuelito» y varios miembros del Museo Juan Manuel Fangio con Lewis Hamilton y Toto Wolff, en donde le ofrendaron una réplica del Trofeo FIA de 1957 cuando el balcarceño consiguió su quinto y último título mundial, mientras que como atención el actual séxtuple campeón de F1 le obsequió uno de sus cascos, el cual está en una vitrina del museo.

«Detrás de las ‘máquinas’ que parecen ser, son seres humanos con contenido fortísimo y es el que trasciende y cada uno quiere ver. Eso lo capté en ese poco tiempo que estuvimos juntos y me sorprendió durante la charla en donde hablamos de las carreras», señaló sobre la personalidad de cada uno.

Pero lo más interesante fue cuando, más allá de la cordialidad y las charlas protocolares, Fangio Jr. destacó el interés de Wolff, actual Director de Mercedes F1, sobre su predecesor, el histórico Alfred Neubauer.

«Contame sobre Neubauer», le manifestó Wolff al argentino, para conocer más de las historias y anécdotas sobre el robusto jefe alemán, quien gestionó la dirección deportiva de la marca alemana e innovó sobre la comunicación con sus pilotos desde boxes, desde los años 30 y luego en el bienio de 1954 y 1955 con las renovadas Flecha de Plata que le dieron dos títulos a Fangio, las W196.

Entonces, cuando habían conseguido el quinto título con Hamilton, no conseguían tomar conciencia sobre ese campeonato. «Yo les decía que tal vez ese fue el secreto del triunfo, porque el quinto campeonato ya lo habían logrado y toda la energía estaba puesta en ganar en Brasil, porque eso les importaba. Cuando pasa el tiempo se aprecian y es como una botella de vino bueno, con el tiempo se pone mejor».

ENCUENTROS FANGIO - SENNA

A principios de los años noventa, era una tradición que el brasileño Ayrton Senna y el balcarceño mantuvieran reuniones, tanto en Brasil como en nuestro país. Una de las últimas fue cuando el paulista retornaba del Gran Premio de Australia, que entonces se corría en Adelaida. Sobre esas charlas, Fangio Jr destacó que fueron privadas aunque sí señaló que siempre eran para pedir consejos.

«Solo ellos saben lo que hablaron. Aparentemente, impactó mucho. Imagino que entonces Senna tenía algunos conflictos con la F1, y conociendo cómo era Juan, porque afortunadamente me tocó vivirlo muy de cerca, seguramente le habría dicho que no lea ni escuche nada y se concentre en lo que tenía que hacer, y eso lo llevaría al resultado que corresponde», explicó.

Al terminar una de esas temporadas, Senna pide venir a Argentina para verlo y lo primero que le dijo en el reencuentro fue: «Fangio, hice todo lo que me dijo». «Ellos tenían ese plus que está por encima de la excelencia y lo último sale del corazón, como decía Senna», expresó sobre las condiciones de ambos pilotos.