WHATSAPP 2266-660811

Viernes 23 de Febrero de 2018

EL DIARIO | 23 07 2016 | Policiales |

"Estamos vivos de milagro"

Desde Brasil, Vidal y su esposa afirmaron:

Después de las horas angustiantes, volvieron a sonreir Eduardo y Graciela, junto a sus hijos Santiago y Sebastián. Siguen recuperándose en Brasil tras el grave accidente automovilístico sufrido

La preocupación que generó inicialmente la noticia que llegó desde Brasil, dando cuenta de un grave accidente que sufrieron los profesores de educación física Eduardo "Bomba" Vidal y su mujer Graciela Marolda, con el paso de las horas se transformó felizmente en tranquilidad. Esto ocurrió cuando dos de los hijos del matrimonio, Sebastián y Santiago, arribaron al hospital ubicado en la localidad brasileña de San Sebastián, en las colinas entre Maresias Boicucanga y la costa sur, se interiorizaron de la situación e informaron que sus padres evolucionaban en forma favorable.

Ante la inmensa cantidad de mensajes que les llegaban a través de las redes sociales y de los permanentes contactos telefónicos, "Bomba" y su mujer, quienes desde hace 72 horas por decisión de los médicos se encuentran internados en una sala común, expresaron su agradecimiento "a todos los que se preocuparon y ocuparon de nuestra salud, a los funcionarios de los distintos niveles, al Consulado Argentino en Sao Paulo, a nuestra hija Cecilia, que se quedó en Balcarce realizando todos los trámites, y a Santiago y Sebastián que viajaron a Brasil y nos acompañan en nuestra recuperación".

También lo hicieron extensivo, y de manera especial, para Miguel Matos. Fue la primera persona que auxilió al matrimonio balcarceño cuando el vehículo en el que se trasladaban, una camioneta Ford F-100 transformada en motorhome, por una falla en el sistema de frenos cayó algo más de 50 metros por un barranco cuando comenzaban un descenso.

Matos además siguió visitando a diario a ambos e incluso regresó al sitio del accidente, lo recorrió minuciosamente y les recuperó la documentación personal, teniendo de esa manera que evitar una serie de trámites administrativos para poder retornar al país.

TRANQUILIDAD

"Estamos bien, continuamos con nuestra recuperación en el hospital de San Sebastián. En cuanto los médicos nos den el alta, viajaremos a Argentina para llegar a Balcarce.

Un abrazo a todos", terminan diciendo Eduardo y Graciela.

En un contacto telefónico mantenido con El Diario, Sebastián expresó textualmente lo que le manifestaron sus padres al reencontrarse con ellos: "Estamos vivos de milagro".

Eduardo y Graciela habían programado el viaje al vecino país durante varios meses. El objetivo final era poder disfrutar de los Juegos Olímpicos que empezarán el venidero 5 de agosto.