2266660811

Lunes 18 de Febrero de 2019

26 01 2019 | Política |

En una sesión tensa, el peso de la mayoría del oficialismo falló a favor del «tarifazo» del agua

Crónica de un final anunciado. Es una frase más que trillada pero que cabe a la perfección para reflejar lo que sucedió en la sesión extraordinaria que el pasado jueves celebró el Concejo Deliberante para dar sanción definitiva a la suba del 48% en la tarifa de los servicios sanitarios.

Nos referimos, claro está, a lo que sucedió en la sesión propiamente dicha, ya que a ella se agregaron, sobre el final, una serie de situaciones que derivaron en momentos de alta tensión que finalmente, por fortuna no pasaron a mayores.

En cuanto al tratamiento del proyecto de Ordenanza, que -cabe recordar- llegó al recinto impulsando una suba del 48% dividido en tres aumentos mensuales que había sido aprobado en Comisión por Cambiemos frente a la oposición del Frente para la Victoria y Unidad Ciudadana que rechazaban d plano todo incremento y la postura de Cumplir que proponía una suba «razonable».

Por otra parte, como se informara, el miércoles, la Multisectorial 21F y organizaciones sociales anunciaron públicamente su rechazo al aumento y pidieron una Audiencia Pública para debatir el tema, anticipando su presencia en el concejo.

Con este escenario se realizó la sesión, con un recinto colmado de gente, banderas y un clima calmo, pero tenso a la vez.

SPINELLI

Spinelli fue el encargado de fundamentar la postura de Cambiemos. Sostuvo que no estaban para nada conformes con el aumento, explicando en detalle el proyecto y haciendo hincapié en que se acordó un aumento muy inferior para las conexiones, siendo éste de entre el 14 y el 34 %.

Se refirió también al plan de inversiones que se han llevado adelante, sobre el que -dijo- en breve la empresa prestataria del servicio brindará un informe ampliatorio puntualizando que hubo más de 3.000 vecinos que accedieron al servicio.

DI GERONIMO

Sol Di Gerónimo fue la vocera del FpV-Unidad Ciudadana, adelantando la decisión de rechazo del proyecto para de inmediato replicarle a Spinelli que si, como él dijo, no están conformes con la suba, la rechazaran.

Hizo luego una cronología de los pasos del proyecto desde el pedido original de Aguas de Balcarce -de un 73%- hasta llegar al 48% en discusión.

La edil se refirió a opciones que debería - a su entender- haber considerado el Ejecutivo, como la municipalización del servicio, una gestión política personal del Intendente para que la empresa tenga un «salvataje», dar un aumento «razonable» o haber presentado un informe sobre las inversiones realizadas por la empresa.

«No nos podemos poner de rodillas frente a la empresa». «No podemos dar un aumento a ciegas» remarcó la legisladora, palabras que recibieron el aplauso y cánticos de los presentes, hasta ese momento en correcto silencio.

A la vez, Di Gerónimo resaltó que se debe legislar para la gente recriminado al oficialismo de no tener «sensibilidad social» y endilgándoles el hacer «uso y abuso de la mayoría» y de «levantar la mano sin fundamento».

«No desconocemos que la empresa merece un aumento» afirmó la concejal, reafirmando su postura de «esperar» los informes que desde su sector reclamaban y de rechazar la Ordenanza.

PEREZ

José Luis Pérez, desde Cumplir, también sumó su voto de rechazo al proyecto, explicando que él había presentado una propuesta «alternativa razonable que contemplara la situación de la gente y en alguna medida la de la empresa». Habló de la crisis económica actual y de los aumentos «difíciles de absorber por la gente».

«Salvo cuatro o cinco sectores, los demás son víctimas de este modelo» apuntó Pérez añadiendo que Aguas de Balcarce, como PyMe, «es también víctima de este modelo».

Recordó el anuncio de municipalización de los servicios reiterado hasta el cansancio por los actuales gobernantes como bandera de campaña y se refirió luego a su propuesta de un 22,5 % de aumento dividido en tres cuotas del 7% acumulativas en los meses de febrero , abril y mayo. «No sé si esto resuelve el problema de la empresa pero es al menos un gesto de que hay conciencia de que a una empresa de servicios no se la puede dejar caer a pedazos».

Asumiendo el resultado final de la votación, Pérez pidió asumir el compromiso de hacer un seguimiento «muy de cerca» del accionar de la empresa Aguas de Balcarce.

BOCHORNOSO FINAL

Desde Cambiemos Pinilla se refirió a los muchos vecinos que están fuera de las redes de agua y cloacas en sectores donde los servicios no llegan, con los riesgos para la salud que esto conlleva y mencionó que actualmente hay unas setecientas familias subsidiadas por la empresa.

De inmediato Sol Di Gerónimo pidió que la votación del proyecto fuese nominal.

Tras cuarenta minutos de debate, cuando el Presidente del cuerpo impulsó pasar a la votación fue interrumpido por uno de los presentes que se manifestó en rechazo del aumento. A su voz se fueron sumando otros vecinos. Al momento de, tras la votación, darse a conocer que el aumento había sido aprobado por mayoría comenzó un estruendoso batir de palmas, silbidos, grito de «!traidores!» a quienes aprobaron el proyecto y cánticos que se fueron elevando mientras el cuerpo intentaba dar continuidad a la sesión con el tratamiento de los temas restantes.

Así en medio de un clima totalmente enrarecido se llegó al final de la reunión con muchos de los presentes repudiando a viva voz lo aprobado y profiriendo insultos de alto tono hacia los legisladores del oficialismo.