2266660811

Lunes 18 de Febrero de 2019

11 02 2019 | Actualidad |

Dale gas!!! : las constantes subas de las naftas reavivan el interés por el GNC

En el 2018, producto de la suba de los precios , muchos consumidores asumieron nuevas estrategias para cuidar el bolsillo. Una de ellas fue la reconversión de autos a gas natural comprimido (GNC), que registró una suba del 51,6% en comparación con las cifras de 2017.

Según datos del Ente Regulador del Gas (Enargas), el año pasado se reconvirtieron 141.767 vehículos, contra los 93.469 que se observaron en 2017. En total, actualmente hay 1.652.939 unidades habilitadas que usan GNC.

Claro que no todas son rosas para el gas, ya que el elevado costo de los equipos representa un freno para muchos interesados.

Así lo señaló Adrián Bibbó, titular de uno de los talleres especializados en GNC que funcionan en nuestra ciudad, quien en charla con El Diario analizó el presente de la actividad.

Según la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha), la cantidad de conversiones a GNC comenzó a subir en el segundo semestre del 2017 y se acentuó en 2018, principalmente por los costos más accesibles que ostenta esta opción, sobre todo después de las subas que percibieron las naftas durante el año, pero según Bibbó, si bien hay mucho interés la concreción de operaciones es baja.

"En 2015/2016 estábamos en el orden de las 9 o 10 colocaciones semanales y ahora estamos en un promedio de 3. Hay infinidad de consultas diarias, pero son muy pocas las que terminan concretándose" explicó añadiendo que el alto costo de los equipos, que rondan en el orden de los

$ 35.000, es el escollo casi imposible de sortear para muchos de los interesados.

El monto a desembolsar es alto y la mayoría de las tarjetas están "detonadas". Si a eso sumamos los intereses en caso de optar por el pago con tarjeta en cuotas, hacen que las ilusiones de muchos se diluyan..

"La brecha entre el gasto de nafta y gas es muy grande; es cerca de una tercera parte y en el funcionamiento no se nota diferencia. Si bien incomoda el hecho de las autonomías, que no superan los 200 kilómetros y el tener que bajarse para cargar, la inmensa diferencia de costos justifica todo", comentó Bibbó reconociendo que frente a lo positivo se debe evaluar el desembolso inicial, que lleva tiempo amortizar.

"El que usa mucho el vehículo (viajantes, remiseros, etc.) va a poder hacer una diferencia en poco tiempo, pero para quien no usa mucho el auto justificar la inversión le demandará muchísimo tiempo", señaló aún sincerándose en contra de sus propios intereses

"El GNC podría estar mucho mejor de lo que está pero el costo del equipo es un freno muy grande. Los que recurren al GNC son quienes saben que ya les resulta imposible continuar andando con nafta, pero es la que hoy está complicada económicamente y a amplió.

De todos modos, el parque automotor que se mueve con este fluído es muy alto, Bibbó estima que una amplia mayoría de los vehículos naftenos que hoy hay en circulación cuenta con GNC. La prueba fehaciente de ello está en que sólo en su taller se renuevan unas cien obleas mensuales, recambio que cada unidad debe hacer en forma anual. Si se tiene en cuenta que en la ciudad hay cuatro talleres de GNC, el número de obleas total refleja la inmensa cantidad de rodados con equipos de gas.

Aplicación de fitosanitarios en "zonas de amortiguamiento"