WHATSAPP 2266-660811

Domingo 19 de Noviembre de 2017

EL DIARIO | 11 11 2017 | Actualidad | Historia de vida

Conmovedora carta de una chica que pide ser adoptada, inspirada en un caso de Balcarce

El caso reciente de un adolescente de 17 años, identificado como "LM" que fue abandonado por su madre cuando tenía 8, y desde ese entonces recibió contención en la Sociedad de Protección a la Infancia hasta que fue adoptado por una familia, luego de un pedido público que difundió el Juzgado de Familia de Mar del Plata, fue el que impulsó a Lucía, de 15 años, a escribir una carta inspirada en el caso apuntado.

"LM" sigue viviendo en la ciudad en la que se crió. Esa fue la única condición que pidió a la jueza, pese al fuerte deseo que lo movilizaba: recibir el amparo, el abrazo de una familia, pero que fuera de Balcarce, y lo consiguió. Hoy, luego de un trámite "rapidísimo", este adolescente dejó el hogar de menores donde pasó los últimos nueve años y vive con sus padres y sus hermanos adoptivos.

Ese cambio en "LM" despertó en Lucía el mismo anhelo. Así fue como escribió una carta y llegó a la misma jueza, doctora Clara Obligado, al frente del Juzgado de Familia Nº 5 del Departamento Judicial de Mar del Plata.

LA EMOTIVA CARTA

"Me llamo Lucía. Tengo 15 años. Desde los 6 años que vivo en distintos hogares que es mucho tiempo. Nada fue tan fácil para mì, pero quiero pensar que todo puede cambiar. Quiero tener una familia porque quiero que me den amor".

Manuscrita en una hoja de cuaderno, firmada con el dibujo de un pequeño corazón, así comienza la carta que Lucía le hizo llegar a la jueza. La adolescente vive en un hogar escuela de Mar del Plata. Nació con un trastorno genético que afecta el crecimiento de sus huesos, acondroplasia se llama, que causa el tipo más común de enanismo.

"Quiero poder invitar a mis amigos a mi casa, porque ahora no puedo invitarlos porque me da vergüenza decirles que vivo en un hogar. Me gusta escuchar música, me río mucho. Espero que una familia muy buena me quiera conocer", continúa el texto.

La Suprema Corte bonaerense autorizó la convocatoria pública, y desde el Juzgado de Familia número 5 hacen saber que Lucía va a la escuela secundaria y es muy buena alumna, tiene amigas y "un carácter y personalidad muy agradables", que es aplicada y que lamentablemente "ha transitado abandonos". Ella misma, por lo que debió padecer en su infancia, le impuso una condición a la jueza: que por favor, quienes se interesen en adoptarla, no tengan problema de alcoholismo.

Ahora Lucía espera que el hecho que alimentó su esperanza, impulsado por "LM", se replique en su propia historia.