2266660811

Jueves 13 de Diciembre de 2018

27 05 2018 | Política | Concejo Deliberante

Con momentos «picantes» y algunos cruces, se debatió sobre la salud y su estado

Cassini: «El sistema de salud está mejor»

Cien minutos exactos consumió anteanoche el debate en el recinto del deliberativo sobre el pedido de la oposición en su conjunto al Departamento Ejecutivo, y a través de este a la dirección del Hospital Municipal Subzonal, para que evalúe «la posibilidad de declarar el estado de emergencia sanitaria» en Balcarce.

El oficialismo, como era de esperar, evitó con su mayoría que la solicitud prosperara después de un intenso debate, con momentos «calientes», de manera especial entre los ediles Agustín Cassini (Cambiemos) y José Luis Pérez (Cumplir) acerca de si el 2017 terminó o no con déficit el centro asistencial. Lo paradójico de la discusión es que analizando un mismo informe, para el oficialismo hubo superávit de unos 700 mil pesos y para el exintendente el déficit fue de unos 31 millones de pesos.

Pero el debate fue más allá de los fríos números y se centró, fundamentalmente, en aspectos que hacen al funcionamiento del centro asistencial, a la infraestructura, al recurso humano disponible como también aquel que hace falta, a la atención, a la creciente demanda, a la solicitud de turnos y a distintas prestaciones, entre otros aspectos esenciales.

Sol Di Gerónimo fue la que desmenuzó uno a uno los ítems de los considerandos en los puntos antes enunciados sin dejar de reconocer la falta de respuestas por parte del Ejecutivo y del director Jorge Feoli a los planteos elevados en su momento. Es por eso que justificó la elaboración de una comunicación apuntando a situaciones críticas que, desde la óptica de la oposición, merecerían una evaluación de la posibilidad de que la emergencia sanitaria sea declarada en el distrito. De ser así, el intendente Esteban Reino contaría con herramientas necesarias para afrontar la crisis que, entienden, existe en la salud pública balcarceña.

SIN HIPOCRESIA

«Esto no es una cuestión hipócrita, sí política. Como oposición estamos para aportar, no venimos a destruir. Estamos en emergencia social y entendemos que también en emergencia sanitaria», dijo Di Gerónimo.

Cuidando cada una de sus palabras, agregó que es necesario que este gobierno municipal «haga una gestión política» porque durante la campaña, Cambiemos «le dijo al electorado que venían para mejorar todo», sosteniendo que hay cuestiones operativas graves, incluso algunas que se resuelven sin plata, solo con «decisión política» por lo que le exigió a Reino que actúe en consecuencia.

A las problemáticas enunciadas por Di Gerónimo, el edil Facundo Lazo, que junto con Luis Vildoza se reunió con el doctor Feoli, se fue refiriendo una a una. Reconoció a partir de la información obtenida que hay aspectos que han mejorado en lo que hace a la prestación y otros que no. No tuvo dudas al expresar que hay mucho para mejorar pero eso no significa que se deba declarar la emergencia sanitaria porque, bajo el mismo análisis, «se debería haber declarado en los años 2014 y 2015. Este es el camino a seguir por esta gestión y la que venga. Pero estamos mejor».

«Picante» discusión

El cruce más intenso del debate se dio entre Cassini y Pérez. Para Unidad Ciudadana, Cumplir y Frente para la Victoria, el déficit económico del Hospital «es preocupante».

Una frase aportada por Lazo desató el momento más «picante». Fue cuando expresó que en 2017 no hubo «rojo» en las cuentas del único efector de salud. Pérez pidió la palabra y le marcó que era «incorrecto» lo que estaba afirmando, basándose en un informe contable.

No tardó en venir la réplica por parte de Cassini para refutar esos dichos y asegurar que «estamos mejor que al 10 de diciembre de 2015».

La expresión hizo elevar la temperatura de la discusión. Porque Di Gerónimo le recordó al oficialismo lo que había prometido en campaña y que será finalmente el ciudadano el que lo evalúe a través del voto. Y Pérez volvió a la carga para calificar de «disparate» e «irresponsable» lo que se estaba asegurando en materia de resultado económico. «¿De dónde sacan los datos para decir que no hubo déficit el año pasado?, decía ofuscado mientras le pedía al titular del cuerpo, Gustavo Bianchini, que lea un apartado específico del informe contable. También le pedía al oficialismo un poco de sensatez y seriedad y que no actúe de manera «irresponsable».

No se quiso quedar callado Cassini y volvió a la carga para afirmar que hubo unos 700 mil pesos de superávit para luego, con ironía, agradecerle a Di Gerónimo por «la clase de gestión» brindada.

Ni lerdo ni perezoso, Pérez reiteró su reclamó para que se lea el párrafo que echaba por tierra con los dichos del concejal, indicando que la deuda era de $ 31 millones.

Por su parte, Juan Pablo Vismara (Unidad Ciudadana) remarcó que el «sarcasmo y la ironía de Cassini era innecesaria», planteó que «habiendo deficiencias graves es raro que haya superávit» y que «no estamos criticando la gestión por el déficit. Acá lo más triste es que la población se encuentra con un Hospital que no satisface sus necesidades. Si hay que esperar otro mandato para ver las mejoras, entonces la situación más que crítica es de desastre».

Con mesura y un tono reflexivo, fue Raúl Teijeiro (Cambiemos) quien hizo una análisis del tema en el que destacó lo valioso del recurso humano existente, sostuvo que «no se puede hacer magia pero que se ha mejorado a partir de los propios dichos de los empleados», «que hay cosas por corregir» y que hay una crisis sanitaria desde hace mucho tiempo «pero que no necesita de una declaración de emergencia». Por eso, según su apreciación y sin herir susceptibilidades en las bancas de enfrente, dijo que «no es un momento oportunista (el elegido por la oposición para presentar la iniciativa) pero pareciera».

En el tramo final de la discusión, Pérez subrayó que la emergencia, como herramienta extraordinaria, «puede ser útil. Lo decimos desde la buena fe».

Para cerrar el debate, mientras Di Gerónimo sostuvo que Balcarce está en emergencia social «y nunca hubo una adecuación de partidas para afrontar», Cassini manifestó que «el sistema de salud esta mejor y que este Gobierno municipal se hace cargo de los problemas como no lo hizo la gestión anterior».

Por 10 votos a 7, Cambiemos le puso fin a la discusión y a la intención del arco opositor de avanzar con el proyecto.